Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Consejos para elegir y usar el chupete ¿Cuál es el mejor?

© Getty Images
Maternidad

Consejos para elegir y usar el chupete ¿Cuál es el mejor?

por Maria Martin de Aguilar Publicado en 25 de marzo de 2019

Si tienes un bebé y no sabes cuál es el mejor chupete para él, o quieres saber las ventajas e inconvenientes que conlleva el uso del chupete, te lo contamos todo. Desde chupetes calmantes para bebes que lloran mucho, hasta los mejores tips para elegir el chupete adecuado.

En torno a los bebés hay todo un mundo de accesorios, productos, y cosas que necesitan desde el primer día que llegan al mundo, pero no solo eso, sino que cada uno de los productos necesita de una compresión y de una profundización en sus características para elegir el adecuado para nuestro bebé.

Un claro ejemplo de esto son los chupetes, que puede parecer simple y sencillo, compras un chupete que te guste a primera vista ¡y arreglado!, pero no. La cosa es bastante más compleja que eso, hay muchas diferencias entre unos chupetes y otros y debes saber cuales son los consejos para elegir el mejor chupete, además de las ventajas e inconvenientes que tienen para nuestro recién nacido, ¡te las contamos, toma nota!

1. Las ventajas de usar chupete en los bebés

1. La necesidad de succión: un bebé tiene la necesidad fisiológica de mamar ya que le aporta placer y le ayuda a relajarse gracias al endomorfismo (hormona del bienestar) que segrega durante la succión. El chupete, como la lactancia o la costumbre de chuparse el dedo, es un buen medio para tranquilizar el estrés o el nerviosismo del bebé.

2. El efecto calmante: durante los primeros meses el bebé llora mucho. Y los padres desbordados ¡no aguantan más las crisis o los lloros! En este contexto, si dándole un chupete, el bebé se calma, entonces los padres se estresarán menos y se protegerá la calidad de la relación padre-hijo.

3. La calidad del sueño: el chupete facilita la adquisición de los ritmos y del auto-sosiego. Los bebés que utilizan chupete son, en general, capaces de volverse a dormir por la noche antes que los otros y de espaciar sus comidas nocturnas.

4. Ventajas sobre su salud: el chupete disminuye el riesgo de muerte súbita cuando duermen. De hecho, tener la boca abierta alrededor de la tetina disminuye el riesgo de reflujo y favorece la ventilación.

2. Los inconvenientes de usar chupete en los bebés

1. Chupete VS. lactancia: el chupete puede, efectivamente, arriesgar el éxito de la lactancia de pecho. Si, desde los primeros días, el bebé prefiere el chupete al pecho, la producción de leche no se va a realizar correctamente, pudiendo desencadenar el fracaso de la lactancia.

2. Puede perjudicar la dentición y las fosas nasales a largo plazo: el chupete puede deformar el paladar y las fosas nasales, favoreciendo la formación de otitis y las obstrucciones nasales. Igual que el pulgar, el apoyo y el empuje que ejerce el objeto sobre la mandíbula puede tener un efecto negativo. Los niños que regularmente usan chupete o se chupan el dedo a veces tienen que recurrir a la ortodoncia antes que los que no lo hacen.
En concreto, dos tercios de las malformaciones dentales están provocadas por chuparse el dedo o por el uso de un chupete clásico (estudio de R. Schlömer realizado sobre 2479 niños de infantil en 1984).

3. Puede ser una fuente de microbios: el chupete se cae al suelo a menudo, pasa de mano en mano... en definitiva, ¡es un verdadero nido de microbios! Además, la sobre salivación debida al uso del chupete entraña un lavado de dientes más difícil y un riesgo elevado de caries.

4. Problemas de comunicación: Responder sistemáticamente con darle el chupete a un niño cada vez que llora no le hace ningún favor. Al contrario, esta actitud es negativa porque invita al bebé a la soledad antes que al consuelo y a la atención de sus padres. Desde los 6 meses de edad, se recomienda intentar un cambio de chupete por un peluche, que encierra menos al bebé en sí mismo.

5. Dependencia: si el chupete se vuelve un ingrediente indispensable para dormir al bebé, éste se puede hacer dependiente y no llegar a conciliar el sueño sin él. Llegado el momento de abandonarlo, ¡se corre el riesgo de que no se pueda pasar sin él!

Los mejores chupetes para bebés según sus necesidades

1. Chupetes calmantes Philips Avent

Si tu bebé es bastante nervioso y suele llorar a menudo, te aconsejamos que pruebes con estos chupetes con efecto calmante. La ventaja de este chupete es que la tetina es más ancha y tiene una forma más parecida al pezón, por lo que aquellos bebes que no suelen querer chupete y lo escupen al principio, este chupete es perfecto para ellos.
También para esos momentos en la noche en los que no se calman con la lactancia materna y solo necesitan estar sujetando algo con la boca. ¡Todos los que lo han probado están encantados!
Además son libres de BPA y su tetina anatómica fomenta el desarrollo natural de los dientes y las encías.

2. Chupetes nocturnos que brillan en la oscuridad Philips Avent

Estos chupetes son unos best-sellers porque además de tener una tetina flexible de silicona anatómica, sin olor y sin sabor, tienen una anilla de seguridad exclusiva que brilla en la oscuridad.
Esto le encanta tanto a los papás para encontrar rápido el chupete que cae en la noche, como a los más pequeños para sentirse seguros.
Están disponibles en dos colores y en dos tallas distintas. La tetina con forma de gota de agua es exclusiva y muy querida por los más pequeños. Además incluye un capuchón para tapar el chupete cuando lo transportes en el bolso.

3. Chupetes ultra suaves y flexibles con decoración de Philips Avent

Si buscas unos chupetes buenos y sencillos sin complicaciones, esta es tu mejor opción. Tienen una calidad extra porque el escudo es ultra suave y flexible para reducir las marcas y la irritación de la piel y la tetina es ortodóntica.
Además incluye un estuche para esterilización y para transportarlos.
Las mamás y papás que lo han probado avalan esta marca como la mejor marca en cuanto a chupetes, y dicen que son los únicos que sus bebes adoran.
¡Punto positivo!

4. Chupete alimentador especial anti ahogo para alimentos sólidos de Clevamama

Si tu bebé tiene más de 6 meses y quieres empezar a enseñarle a masticar los alimentos sólidos para ir dejando poco a poco las papillas. Tiene una cavidad que se abre y se introduce la comida (un trocito de fruta o de verdura por ejemplo) para que el bebé empiece a aprender a masticar.
Hecho de silicona médica, sin BPA y con orificios pequeños para evitar el riesgo de asfixia. Incluye una tetina de reemplazo. Recomendado a partir de 6 meses.

5. Chupete con peluche incorporado Cheeky Chimp

Si tu bebé es de los que no cogen un chupete ni por asomo, si cada vez que le das el chupete rehuye de él y no eres capaz de que se acostumbre, prueba a usar un chupete con peluche incorporado.
¡A todos los bebés les encantan los peluches! De esta forma se hará mucho más divertido y ameno usar el chupete. ¡Nos encanta la idea!

6. Esterilizador de chupetes para microondas de Clevamama

¿No puedes ver como el chupete se cae constantemente?; ¿No quieres usar pastillas para esterilizar? La solución rápida y perfecta para ti es el esterilizador exclusivo de chupetes para microondas.
Es una pasada porque en tan sólo 3 minutos esteriliza hasta 6 chupetes. Solo tienes que añadir un poco de agua del grifo y meterlo al microondas un par de minutos ¡y listo! Rápido, sencillo y efectivo.

Y también: consideraciones a la hora de elegir un chupete...

1. La tetina: es la parte que se mete en la boca. Elígela de punta redonda si tu bebé acaba de nacer, con el fin de asegurar una buena transición entre tu pezón y el chupete. Más tarde, te recomendamos mejor la forma fisiológica que se adaptará mejor a su paladar.

2. El escudo: es la parte que está en contacto con los labios y la boca de tu hijo. Te recomendamos elegir el más aireado posible a fin de evitar cualquier irritación del contorno de la boca debido a la saliva o al roce.

3. La anilla: escoge un chupete que tenga anilla. Ésta permitirá cogerlo sin tocar la tetina o el escudo evitando así llenarlo de microbios. Si brilla en la oscuridad ¡mejor!

4. La pinza: es muy práctica y te permitirá sujetar el chupete en la ropa del bebé: ¡ya no se caerá más al suelo! Ahorrarás tiempo en las esterilizaciones.

5. El capuchón: permite transportar el chupete de tu niño sin riesgo de ensuciarlo.

​Y además, te puede interesar...

6 características que debe cumplir la sillita de coche de tu bebé

Las mejores cremas hidratantes para la piel de tu bebé


Esterilizadores de biberones: descubre los mejores modelos

por Maria Martin de Aguilar

Puede interesarte