Inicio / Maternidad / Bebés y niños / El fracaso escolar: las causas y el camino más directo para solucionarlo

© iStock
Maternidad

El fracaso escolar: las causas y el camino más directo para solucionarlo

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de septiembre de 2018
A-
A+

El fracaso escolar es debido a varios trastornos del comportamiento en niños a los que actualmente no se les da la importancia que merecen. El experto en neuropediatría nos explica cuáles son.

Cada dos por tres encontramos en la prensa noticias sobre el fracaso escolar en España. El informe PISA, políticos y sus prometedores planes sobre educación en las distintas Comunidades o los nuevos Gobiernos que cambian y tiran a la basura el plan educativo del gobierno anterior... ¿Quieres saber cuáles son las causas reales de las elevadísimas tasas de abandono escolar y fracaso en nuestro país? No se debe a una inversión escasa, que la hay, ni tampoco a un sistema educativo desastroso, que lo es, ni a la falta de una figura de autoridad en los maestros, que la hay. Los principales causantes son los problemas de aprendizaje. Veamos cuáles y por qué.

Los problemas de aprendizaje tienen una frecuencia similar al fracaso escolar

Si analizamos la frecuencia de estos 3 factores la cifra alcanza cerca del 25% de los niños en edad escolar, que es prácticamente la misma cifra de fracaso escolar, así lo asegura el neuropediatra, Manuel Antonio Fernández:

  • 6-7%: TDAH o Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad
  • 8-10%: Dislexia
  • 5-7%: Altas Capacidades

¿Qué significa esto? Por mucho que invirtamos en educación, nunca mejoraremos la situación de abandono escolar hasta que consigamos detectar y atender adecuadamente a todo este grupo de niños que necesitan una atención específica. El experto por tanto aconseja ponerse manos a la obra para conseguir que lo hagan las administraciones y además nos explica cómo es cada uno de esos problemas.

TDAH: ¿qué es y por qué provoca fracaso escolar?

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que puede asociar tres síntomas principales:

  • Por un lado, conlleva déficit de atención. Esto quiere decir que hay problemas de concentración y para prestar atención a todo lo que requiera un esfuerzo ya sea mental o físico. Este síntoma es generalmente el que más afecta al aprendizaje y al rendimiento en los estudios.
  • También podemos encontrar hiperactividad. Esto se refiere a un exceso de actividad que puede ser tanto motora, es decir, movimiento, como mental, pensamiento acelerado. Que esto se mantenga a edades no habituales suele llevar aparejado problemas de relación social con los niños de la misma edad, que se cansan de tanta intensidad, cercanía y nerviosismo.
  • Finalmente, es posible que aparezca impulsividad. Aparece una importante falta de tolerancia a la frustración. Las cosas que quieres las quieren rápido y con una gran ansia. La consecuencia más habitual son los problemas de conducta.

Dislexia: los problemas de lectura, escritura y matemáticas y cómo actuar

Un niño con dislexia puede presentar muchos problemas de aprendizaje. En relación a los problemas de lectoescritura es habitual que encontremos que altera el orden o incluso se salta letras o palabras. a veces incluso pasan de un renglón al otro leyendo sin darse cuenta.

Evidentemente, esto afecta de forma muy desfavorable a aspectos tan importante como la velocidad de la lectura y a la comprensión lectora. La situación es muy similar con los números. Podemos decir que a un disléxico se le mezclan los números en la mente y aunque sepa hacer los cálculos necesarios, se equivoca por este motivo. De la misma forma, se unen estos factores para dificultar la realización de problemas donde unimos letras y números.

Descubre: Cuentos para niños

© iStock

Niños superdotados o con Altas Capacidades Intelectuales: ¿por qué tiene problemas con los estudios?

Hay muchas madres que piensan que tener un hijo superdotado sería una maravilla, pero no siempre es así. Más o menos un tercio de los niños con altas capacidades asocia algún problema de aprendizaje, conducta o relaciones sociales.

Muy a nuestro pesar, nuestra sociedad y el sistema educativo que tenemos están adaptados a una serie de situaciones habituales y tienen problemas para aceptar cosas nuevas o variaciones. Con esto quiero decir que toda situación o persona que se salga de lo habitual, de la media o de lo que se supone “normal”, se encuentra con dificultades que le puede hacer más compleja la adaptación.

Un niño superdotado tiene una forma de pensar diferente, no solo más rápida. Es más exigente, se aburre con más facilidad, requiere mas atención y exige un nivel de esfuerzo por parte de sus padres y de sus maestros muy elevado. En el área social, sus relaciones e intereses no son las habituales de un niño de su edad y esto lleva en muchos casos a que no sean bien aceptados por sus iguales.

Si no estamos preparados para atender estas necesidades, podemos encontrarnos ante una situación muy compleja tanto en casa como en el colegio.

Datos importantes a tener en cuenta

Según el experto en neuropediatría, Manuel Antonio Fernández:

  • ​El fracaso escolar tiene un importante origen en los problemas de aprendizaje.
  • Los problemas de aprendizaje más frecuentes son el TDAH, la Dislexia y las Altas Capacidades.
  • La atención de los sistemas educativos actuales en estos problemas deja mucho que desear.
  • Los nichos con estos problemas de aprendizaje tienen unas necesidades educativas especiales que requieren ser atendidas por el sistema educativo para complicaciones.
  • Las cifras de fracaso escolar podrían reducirse drásticamente si fomentamos una mejor distribución de los recursos.

Contenido elaborado en colaboración con el neuropediatra Manuel Antonio Fernández

Y además:
Trastornos del sueño en los niños: cómo prevenirlos o solucionarlos
La vacuna Bexsero, ¿qué es y cuándo usarla?
¿Cuáles son los beneficios del juego en los bebés?

por Redacción enfemenino