Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

Calostro: qué es, cuáles son sus componentes y por qué es tan beneficioso para tu bebé

por María Viéitez Creado en 5 de noviembre de 2019
Calostro: qué es, cuáles son sus componentes y por qué es tan beneficioso para tu bebé© GettyImages

¿Sabes lo que es exactamente el calostro materno? Se trata del líquido que precede a la leche materna y es segregado por las glándulas mamarias durante el embarazo y los días inmediatamente posteriores al parto. El calostro es rico en inmunoglobulinas, anticuerpos, grasas y proteínas, componentes que le aportan a tu bebé todo lo que necesita durante los días después del parto. Aquí te damos toda la información que debes tener sobre el calostro y te explicamos por qué es importante par

Durante el embarazo, más concretamente a partir del quinto mes, las glándulas mamarias, se preparan para la lactancia, dando como resultado el calostro. Se trata de una sustancia cremosa y de color amarillento que, gracias a sus propiedades nutritivas y a que es rico en proteínas, aumenta las defensas del recién nacido. Es también un fluido de textura densa, por lo que el bebé no necesita una gran cantidad para quedar satisfecho y saciar su hambre.

Junto con el precalostro, esta sustancia se forman durante, aproximadamente, los últimos cuatro meses de gestación a medida que las células del centro de los alveolos (pequeños sacos que forman las glándulas mamarias) se diluyen por los conductos mamarios y conducen este fluido a la altura de las areolas. Desde ahí va a parar a los conductos galactóforos, donde esperan a ser succionados por el bebé.

Video por Elvira Sáez

¿Qué es el calostro?

El calostro es el primer alimento que genera el cuerpo de una madre para alimentar a su bebé, que lo toma durante las 48 ó 72 horas que siguen al parto. Durante este etapa, tiene lugar la subida de la leche, proceso que se inicia con el desprendimiento de la placenta. Este fenómeno desencadena la subida de los niveles de prolactina, la hormona responsable de la producción de leche. cuando esta hormona alcanza los niveles adecuados, la madre empieza a segregar la leche madura, que sustituye al calostro, y puede empezar a dar el pecho al bebé.

La subida de la leche, sin embargo, puede tardar en algunos casos hasta cinco días. Si es así, no debes alarmarte. Y es que el calostro, también denominada ''oro líquido'' por los múltiples beneficios que aporta a los bebés recién nacidos es, sin duda, el mejor sustento que puedes dar a tu pequeño durante sus primeros días de vida. Por ello, es fundamental que el bebé no se separe de su madre inmediatamente después del parto, aunque haya tomado la decisión de no darle el pecho. Pero, ¿por qué es tan beneficioso? Atenta, mamá, te explicamos por qué.

¿Cuáles son los componentes del calostro?

Entre otros ingredientes, el calostro es rico en, lactoferrina, sodio, cloro, exudado de plasma, vitaminas A y E, seroalbúmina y lactosa. Estos componentes ayudan al cuerpo del recién nacido a luchar contra las posibles infecciones. Por otro lado, los oligosacáridos, linfocitos y microglobulinas protegen su organismo de los gérmenes revistiendo las paredes de su intestino y su aparato respiratorio, neutralizando así las posibles toxinas. Por último, los leucocitos eliminan las bacterias y virus. Esta composición es la razón por la que el calostro tiene un tono amarillento que, a medida que pasan los días, se aclara adquiriendo un color más parecido al de la leche.

Pinterest 

¿Por qué es importante el calostro? Estas son sus propiedades

En primer lugar, el calostro tiene un olor y un sabor muy similares a los del líquido amniótico, por lo que es el mejor alimento de bienvenida al mundo para un bebé. Y es que el calostro es un constituyente primordial para su crecimiento y desarrollo, ya que inmuniza el organismo del bebé y cubre sus primeras necesidades alimentarias al mismo tiempo que protege sus órganos, que todavía no son maduros, y establece una flora intestinal fuerte. Por último, el consumo de esta sustancia tan valiosa y rica en hormonas, favorece el óptimo desarrollo de los tejidos cerebrales, musculares y del tubo digestivo.

Además, el calostro, incluso en las pequeñas cantidades en que es segregado, tiene propiedades laxantes, por lo que estimula la expulsión del meconio (la primera deposición del bebé después del parto) y disminuye así la probabilidad de que sufra icteria.

La toma del calostro es especialmente beneficiosa cuando el bebé ha nacido de forma prematura, y es precisamente este el motivo por el que empieza a producirse a partir de los cinco meses de embarazo (de hecho, es probable que durante las últimas semanas de embarazo notes que tu pecho segrega esta sustancia). En estos casos, es fundamental reforzar el sistema inmunitario del bebé para que sea capaz de prevenir enfermedades o infecciones. Por esta razón se dice que el calostro es la primera vacuna del bebé.

¿Cuáles son las diferencias entre el calostro y la leche madura?

El calostro es el paso fundamental que precede a la producción de la leche madura, y dado que es una sustancia que se segrega a gotas (cada toma ronda un volumen de unos 20 mililitros), muchas madres piensan que no segregan leche suficiente o que no es de buena calidad. No hay de qué preocuparse: el calostro es un paso previo fundamental en la alimentación de los recién nacidos y contiene todo lo que necesita un niño en sus primeros días de vida. Además, el hecho de que el calostro fluya poco a poco anima al bebé a seguir mamando y lo pueda digerir con facilidad. Esto, a su vez, estimula la producción y subida de la leche.

A medida que el calostro se diluye y su producción cesa, el bebé comienza a consumir leche materna madura, sustancia que, por otro lado, comparte algunos de los componentes del calostro. Ambos, por ejemplo, contienen lactoferrina, sustancias inmunoreguladoras, proteína Ig A, linfocitos y granulocitos neutrófilos, todas ellas sustancias antiinfecciosas humorales y celulares. Si bien es cierto que con la subida de la leche algunos de estos ingredientes se diluyen, como es el caso de la proteínas protectoras Ig y la lactoferrina, siguen manteniendo la dosis diaria fundamental para el bebé en la leche materna.

Sin embargo, la leche madura y el calostro tienen cualidades que las diferencian. En primer lugar, la leche madura tiene un color más blanquecino y su textura es mas acuosa y ligera; y en segundo lugar, el calostro tiene una concentración más baja de lactosa, vitaminas y grasas, aunque contiene una mayor cantidad de proteínas, sodio y zinc, lo que le da un sabor notablemente más salado.

Descubre: Famosos que se llevan muy bien con su madre
Justin Timberlake © Getty

Te puede interesar...
Baby Led Weaning: cómo enseñar a tu bebé a comer solo
Todo sobre la subida de la leche: 10 preguntas y respuestas que debes conocer
¿Sabes qué tipo de leche dar a tu hijo después de que cumpla un año
Dieta posparto: una alimentación sana para estar en forma después del embarazo

María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …