Inicio / Belleza / Cabello / Cómo cepillar el pelo para no estropearlo

© iStock
Belleza

Cómo cepillar el pelo para no estropearlo

por Maria Santiago Publicado en 14 de mayo de 2018
A-
A+

Aunque peinarse parezca fácil, te damos cinco trucos para garantizar que tu pelo se ensucie menos y no se rompa.

Cepillarnos el cabello es una de las primeras cosas que hacemos según nos levantamos. Sin embargo, a pesar de que sea algo que realizamos a diario, no significa que sepamos hacerlo bien. Sobre todo cuando nos peinamos con prisa, ya que descuidamos cómo lo hacemos y podemos debilitarlo y romperlo sin que nos demos cuenta, lo que hace que nuestro pelo se estropee. Por eso te damos unos consejos para tener un cabello fuerte y sano. Sólo necesitas un cepillo o un peine.

1. Limpia bien el cepillo

Lo primero de todo es tener bien limpio el cepillo. Hay que limpiarlo al menos una vez a la semana. Es muy importante eliminar los gérmenes, bacterias, grasa y polvo que puedan contener. Desinfectarlo no es difícil y no requiere mucho tiempo. Basta con lavarlo con jabón líquido o bicarbonato.

¡Ten cuidado cuando lo seques! Puedes encontrarte con sorpresas desagradables. Algunos cepillos están compuestos de un material que absorbe el agua y puede que no quede seco del todo. Asegúrate de que está bien seco antes de utilizarlo, si no, podrías arruinar tu peinado. Puedes lavarlo antes de acostarte, así tendrá toda la noche para que el agua o humedad restantes desaparezcan.

2. Cepilla tu cabello antes de ducharte

Cepillar el pelo antes de ducharse es muy importante, ya que es un gesto que te aportará diversos beneficios. Por ejemplo, se eliminan más fácilmente los productos que hayas podido utilizar para peinarte, como cuando te haces un recogido o te lo has rizado, que se suelen usar lacas o espumas.

El pelo estará más desenredado cuando le apliques el champú, por lo que su efecto será mayor. El sebo natural del cabello estará mejor distribuido de las raíces a las puntas; esto le aportará un extra de protección ante los productos utilizados para lavarlo, acondicionarlo e incluso del agua caliente y del aire del secador cuando vayas a secarlo o peinarlo.

3. Evita cepillarte el pelo cuando esté mojado

A veces mojamos el pelo cuando nos peinamos para poder moldearlo mejor, pero es un gran error. Tienes que evitar hacerlo, ya que cuando está mojado es más frágil y si lo peinamos podemos debilitarlo. Seguramente estés acostumbrada a peinarlo cuando aún está mojado al salir de la ducha, pero lo ideal es esperar un poco.

Te aconsejamos también utilizar no sólo productos específicos que cuiden de verdad el cabello, como champús especiales, acondicionadores y mascarillas, sino también escoger un cepillo o peine adecuado. Las cerdas duras y poco flexibles contribuyen a debilitarlo, ya que no respetan el movimiento natural del pelo. Los mejores son los cepillos con cerdas de jabalí.

4. Utiliza un producto para desenredarlo

En general, también cuando está seco, sería mejor utilizar un producto para desenredarlo. Hay algunos que protegen y ayudan a desenredar el pelo y mascarillas que pueden utilizarse sin la necesidad de enjuagarlo. De esta forma será más sencillo deshacer los nudos que se formen, por ejemplo, cuando lo laves o mientras duermes.

Recuerda que cuando lo hagas, debes empezar por los nudos que se encuentran más cerca de las puntas para terminar con los que están cerca de la raíz. Si empiezas con los que están junto a las raíces, lo más probable es que acabes con una gran bola de enredo imposible de deshacer.

5. Cepilla el pelo antes de irte a dormir (sin pasarte)

Este consejo deberías apuntarlo en tu rutina diaria sí o sí: cepilla tu cabello siempre antes de irte a la cama. Pero no estés media hora haciéndolo, con que le pases el cepillo un par de veces basta: recuerda que el exceso también lo daña. Al igual que cuando te vas a duchar, pues al hacer este pequeño gesto repartirás de forma uniforme el sebo natural del cabello, hidratándolo y protegiéndolo de los daños que pueda sufrir.

También sería bueno que antes de acostarte te recogieses el pelo en una coleta. Esto evitará que el pelo adopte posturas raras que puedan dañarlo mientras te mueves entre sueños durante la noche. Sigue estos consejos y lucirás una melena ¡sana y radiante!

Descubre: Peinados fáciles para pelo largo

Peinados fáciles para el pelo largo © iStock

Y además:
Sulfatos, parabenos y siliconas: ¿por qué evitarlos?
10 falsos mitos del cuidado del cabello
Olvídate del encrespamiento con estas técnicas

por Maria Santiago

Puede interesarte