Inicio / Cocina / Cocina internacional / Almejas en salsa verde: una receta fácil y saludable

Cocina

Almejas en salsa verde: una receta fácil y saludable

por Carla Dominguez Creado en 9 de julio de 2019
107 compartidos
Almejas en salsa verde: una receta fácil y saludable© GettyImages

Las almejas son un plato perfecto para preparar en cualquier época del año. Solo tendrás que contar con una buena materia prima, 20 minutos y una rica salsa verde, y ¡listo! Sorprende a tus invitados con una receta sencilla a la vez que deliciosa.

Las almejas son uno de los moluscos que más utilizamos en comidas especiales al igual que los mejillones. Aunque solemos ver este plato mucho en Navidad, también puedes hacerlo en otras épocas del año como verano. Añádelo como acompañamiento a un arroz, con una ensalada o incluso con otros pescados como la merluza. Hay muchas opciones con las que combinar este jugoso plato, pero antes queremos que aprendas a hacer la receta tradicional de almejas en salsa verde con nosotras. ¿Te animas?

Video por Patricia Álvarez

Beneficios de las almejas

Aunque existen diferentes tipos de almejas dependiendo de su variedad y origen, es cierto que todas comparten más o menos los mismos beneficios. Las almejas son moluscos con muy poca grasa e hidratos de carbono. Tienen la capacidad de saciarnos antes con muy pocas calorías. Entre los nutrientes que contienen las almejas destaca su alto contenido en hierro, potasio, calcio, y vitaminas del grupo B, entre las que se encuentra el ácido fólico. Lo cual permite prevenir anemias y cansancio.

Además, las almejas también previenen enfermedades cardiovasculares como el colesterol. Algunas almejas, sobre todo las de agua dulce, tienen propiedades antioxidantes y antitumorales. Aunque es cierto que se recomienda hacer un uso medido de las almejas debido a que en ocasiones puede contener un alto nivel de arsénico.

Cómo limpiar bien las almejas antes de cocinar

Las almejas como otros moluscos que viven enterrados por lo que deben limpiarse de forma muy cuidadosa. Lo ideal es que introduzcas en un bol bastante agua con sal y dejes las almejas durante al menos dos horas, de esta forma podrán expulsar cualquier resto de arena u otras impurezas. Un consejo: siempre desecha las almejas que estén abiertas o las conchas que estén rotas, ya que se tratan de almejas muertas o no frescas. Esto lo puedes aplicar también a otros moluscos como los mejillones.

Receta de almejas con salsa verde paso a paso

Ingredientes:
2 kg de almejas frescas
6 dientes de ajo
1 hoja de laurel
50 ml de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de harina de trigo o maicena
2 cucharadas de perejil fresco picado
1 guindilla
1 vaso de vino blanco
Sal fina al gusto

Modo de preparación
Pelamos los dientes de ajo y los picamos muy finos. Luego, lava bien el perejil fresco y córtalo también en pequeños trocitos, y reservamos junto con el ajo. Cuando termines pon en una cazuela las almejas ya limpias y déjalas al vapor.

Ahora coge una cazuela y ponla al fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Una vez que el aceite ya esté caliente es hora de incorporar los ajos. Cuando ya estén algo dorados, sin estar quemados, añadimos la harina. No hará falta tamizar la harina ya que con el aceite se irá mezclando bien sin grumos. Vete removiendo bien la mezcla con la harina hasta que vaya quedando una textura de salsa. A continuación, añade 1 vaso de vino blanco, y deja unos minutos hasta que el alcohol se evapore. Una vez que ya se haya evaporado agrega el caldo que han ido soltando las almejas. Deja 5 minutos más la mezcla hasta que todo se integre bien. Por último agregamos el perejil, y volvemos a mezclar todo.

Añade las almejas que tenías al vapor en la cazuela con el resto de ingredientes, y vete removiendo poco a poco. Lo recomendable es dejar al menos unos 5 minutos para que vaya cogiendo el sabor de la salsa, y ¡a servir!

Descubre: 25 recetas bajas en sal y llenas de sabor
Recetas con un bajo contenido en sal © iStock

Cómo acompañar unas almejas en salsa verde

Las almejas en salsa verde son un plato muy fácil de combinar con otras guarniciones. Dependiendo de la época del año podrás añadir un tipo de platos u otros. Por ejemplo, en verano apetecen más platos frescos y ligeros de guarnición como las ensaladas. Sin embargo, en épocas de más frío podrás acompañarlas de unas buenas patatas al horno o de un rico y sabroso arroz.

Además:
Almejas a la marinera: la receta tradicional paso a paso
3 recetas con salsa verde para chuparse los dedos
Merluza en salsa verde y otras 4 recetas para mojar pan

107 compartidos