Inicio / Cocina / Cocina internacional

Los cereales

por Elena Bonet Creado en 4/4/10 a las 0:00
Los cereales

Los cereales, alimento que incluimos en buena parte de nuestra alimentación, se pueden consumir en grano, harina, sémola y demás formas. Presentados como guarnición, ingrediente imprescindible en muchas recetas o alimento principal, están compuestos por azúcares de absorción lenta y son para nuestro organismo una gran aportación dada la gran cantidad de energía que liberamos durante todo el día. Además, son ricos en fibras y excelentes proteínas vegetales que deben consumirse junto con otros ingredientes.

Diferentes variedades

Avena

Se consume, sobre todo, en copos y se utiliza cocida, con agua o leche, para preparar gachas. También se asa y mezcla con nueces y frutos secos para elaborar un rico muesli.

Trigo

Se trata de un cereal que se utiliza muchísimo. El trigo duro lo podemos encontrar entero, en sémola o harina, y se emplea para preparar pasta y granos de cuscús. El blando lo trabajan sobre todo en panaderías.

El bulgur o pil pil es una clase de trigo duro, precocido, seco y machacado.

Espelta

Parecida al trigo blando, se añade a sopas y potajes, y también se sirve como base para ensaladas. La harina se utiliza para la elaboración del pan, pastelitos y cualquier otro tipo de dulce.

Kamut

Es una variedad de trigo muy antigua, procedente de Egipto y el ingrediente central, en grano, grano hinchado, harina o sémola, de muchas preparaciones.

Maíz

Igual de utilizado que el trigo, se emplea para elaborar sémola, harina, maicena, copos, cereales, aceite... Se consume en forma de espiga (entera), granos o almidón para solidificar

las salsas, o en polenta o en copos, como los cereales, para desayunar.

Arroz

Existen unas doscientas variedades de arroz: paella, risotto, cantonés, para hacerlo con leche, etc. que se utilizan en multitud de especialidades y en diferentes versiones: harina, leche, granos, etc.

Y también...

hay una infinidad de tipos de cereales que descubrirás preparando tus recetas de siempre o innovando, entre ellas: la quínoa, la cebada, el mijo, el centeno, el sarraceno, etc.


¿Cómo prepararlos?

Los cereales suelen comerse cocidos, sino son indigestos. Antes de prepararlos es aconsejable lavarlos con agua fría para eliminar cualquier impureza. A continuación, y debido a que la cocción de los cereales lleva bastante tiempo, es mejor que los dejes en remojo en agua fría durante doce horas. Finalmente, hiérvelos en una olla con el doble o el triple de agua que de cereales.

¿Qué cocinar?
>Con arroz, kamet o espelta: sabrosas ensaladas acompañadas con queso de oveja, cebollitas y verduras crudas de temporada.
>Versión caliente: gratinados con bechamel y gruyer rallado.
>La harina procedente de los cereales se utiliza como base para todo tipo de masas para tartas, quiches, cuatro cuartos o pan.
>El maíz en grano queda delicioso con los tomates de verano. En sémola se convierte en polenta y se degusta con un chorro de aceite de oliva y parmesano.
>Resumiendo, los cereales se pueden consumir como plato único o como acompañamiento de las verduras, la carne o el pescado.

Descubre también:

Desayunos a medida
Milhojas de verdura con mozzarella

Elena Bonet
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte