Inicio / Cocina / Cocina internacional / Arándanos, un fruto excelente para cuidar nuestra salud y prevenir enfermedades

Cocina

Arándanos, un fruto excelente para cuidar nuestra salud y prevenir enfermedades

por El equipo editorial Creado en 11 de diciembre de 2019
Arándanos, un fruto excelente para cuidar nuestra salud y prevenir enfermedades© GettyImages

Los arándanos, originario de Norteamérica, Canadá y los países nórdicos de Europa, son bayas azules oscuro y de sabor dulce con un exquisito punto ácido. Pero no solo es un fruto delicioso y, por cierto, muy fotogénico–, sino que además, tiene multitud de propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. ¿Quieres descubrir cuáles son y descubrir algunas recetas para consumirlo?

Las bayas de arándano nacen en pequeños arbustos plantados en suelos de tierra, gravilla o arcilla. A mediados de junio, aproximadamente, nacen sus preciosas flores blancas con tintes rosáceos. Es cuando los pétalos de las flores se desprenden cuando aparecen pequeños nódulos verdes que maduran cuando llega el otoño. Es entonces cuando son cosechados.

Los arándanos que conocemos en España y Europa son azules oscuro, concretamente de la especie Vaccinium myrtillus. Sus matas alcanzan los 10 o 20 centímetros y suelen crecen en brezales, entre pinos y helechos. Aun así, los frutos que generalmente encontramos en el supermercado suelen proceder de Estados Unidos y Suráfrica. En este caso, son de la especie Vaccinium cyanococcus, un arbusto que puede alcanzar los cuatro metros de altura.

Pero, ¿qué ocurre con el arándano rojo? Esta cepa es de la epecie Vaccinium macrocarpon. Son de un tono rojo muy brillante y su sabor es mu similar al del arándano común, aunque un tanto más agrios.

Video por Carla Dominguez

Vitaminas, antioxidantes y sodio

Entre las múltiples propiedades de los arándanos –de las que hablaremos detalladamente más adelante– destaca su contenido en nutrientes que nos ayudan a cuidar de la salud de nuestro sistema inmunitario, proteger nuestro corazón y mantener sanos nuestro sistema digestivo y nuestro cerebro. Por eso podemos decir que el consumo de arándanos es muy beneficiosa para nuestro organismo a distintos niveles.

El arándano es un fruto muy rico en antioxidantes y, de hecho, un estudio realizado por la Universidad de Clemson junto con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, lo considera el alimento con más propiedades antioxidantes de los 40 que analizaron. Y es que los arándanos contienen ácidos orgánicos y 15 antocianinas –responsables de su particular color–, entre las cuales destacan la mirtilina, la cianidina, la definidina, la malvidina, la peonidina y la petunidida. Pero, además, contienen flavonoides, taninos, minerales esenciales como en manganseso, vitamina B, vitamina C y numerosos micronutrientes.

Y por si fuera poco, no contiene grasas y sí contiene sodio y fibra, por lo que es una fruta excelente en todo tipo de dieta: 100 gramos nos aportan alrededor de 46 calorías.

Pero, ¿cómo nos ayuda a cuidar de nuestra salud?

Por su riqueza en antioxidantes y ácido gálico, los arándanos son excelentes para prevenir los efectos del envejecimiento prematuro y, además, la degeneración del cerebro –ya que frena la oxidación de sus células. De hecho, varios estudios han demostrado que ayuda a frenar el deterioro cognitivo del Alzhéimer, el Párkinson y otras enfermedades degenerativas.

Por otro lado, mejoran la circulación sanguínea y contra la hipertensión, ya que reducen los niveles de triglicéridos y aumentan el colesterol bueno (el colesterol HDL). Por estos motivos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

El consumo de arándanos mejora también la sensibilidad a la insulina – hormona producida en el páncreas, que ayuda al cuerpo a metabolizar los carbohidratos correctamente– en personas obesas, por lo que es un alimento útil para luchar contra la diabetes.

Y por si esto fuese poco, esta fruta, además, ayuda a combatir el riesgo de proliferación de células cancerosas, siempre y cuando sean escasas. En este sentido, la combinación de ácido gálico y resveratol, ayudan a que el impacto del cáncer sea menos negativo.

Excelente alimento para la prevención y curación de infecciones de orina

Tal vez hayas escuchado en alguna ocasión que, si paredes cistitis o alguna infección de orina, debes comer arándanos. ¿Por qué? Antes se creía que se debía a que el consumo arándanos aumentaba la acidez de nuestra orina, por lo que las bacterías no podían reproducirse. Ahora, sin embargo, se baraja otra explicación, y es que este método previene la adhesión de las bacterias a las células uroepiteliales. Esto reduce el riesgo de padecer infecciones.

Varias investigaciones han demostrado, también, que el consumo de arandanos o de su jugo reduce el mal olor de la orina y el ardor provocado por las infecciones, además del calcio en la orina y el daño en la piel que rodea a los catéteres. Por estos motivos, los arándanos son un remedio excelente para la prevención, aunque no tanto para la curación.

Exquisita y muy versátil

Si quieres encontrar arándanos frescos y de buena calidad, deberás comprarlos entre junio y diciembre, la época en que se cosechan. Sin embargo, puedes disfrutar de sus beneficios y propiedades durante todo el año desecados, congelados, envasados, prensados y en forma de zumo.

Su sabor fresco y ácido y su aroma exquisitamente dulce, hacen de esta fruta una delicia que puedes incluir en numerosas recetas, tanto dulces como saladas. Combinado como postre o para desayunar con otras frutas, con yogur o con cereales, siempre obtendrás un buen resultado. Y si quieres preparar un excelente y nutritivo zumo para merendar, puedes licuarlos con manzana, zanahoria y melocotón.

Pero sin duda, una de las recetas más deliciosas que puedes preparar es la tarta de arándanos, que pueds preparar dulce –en cuyo caso deberás macerarlos previamente en azúcar–, incluyendo piñones y otros frutos secos; o salada, utilizando también verduras. Y, ¿por qué no en una ensalada? ¡Esta baya encaja a la perfección con una ensalada de brotes verdes!

¿Cómo se cosechan?

La cosecha de arándanos se puede realizar por medio de dos procedimientos.

  • En primer lugar, la cosecha seca, que se lleva a cabo con desgranadores mecánicos. Las bayas se recogen directamente de los arbustos con la ayuda de unas horcas. Después, se seleccionan manualmente y se comercializan.
  • En segundo lugar, la cosecha húmeda. Con ella, los campos de arándanos se inundan y gracias a unas pequeñas cámaras de aire los frutos flotan. A continuación, se agrupan para ser aspirados por los camiones, justo antes de seleccionarlos manualmente. Hoy en día, este sistema es el más utilizados.

Para elegir arándanos fe buena calidad, debes fijarte en su color y textura. son los más brillantes y con tonos azules más intensos los de mejor calidad. Además, deben ser secos y firmes, ya que los blandos se estropean antes. Para conservarlos, asegúrate de que todos están en buen estado, de modo que unos no contaminen a otros.

Es preferible que, si puedes, los mantengas en un lugar seco ya que la humedad puede provocar que salga moho y unas bayas contaminen a otras, ¡no querrás echarlos a perder! Para secarlos, utiliza un centrifugador de ensalada y déjalos reposar sobre un poco de papel de cocina.

Descubre: 50 deliciosos alimentos que alargarán tu vida: ¡inclúyelos en tu dieta!
50 alimentos que te alargarán la vida © iStock

Te puede interesar...
¿Conoces los beneficios que el tamarindo aporta a tu salud? Te lo contamos
Descubre el mindfoodness o cómo la alimentación consciente puede mejorar tu salud
¿Qué es la dieta de sopa de col? Conoce la realidad detrás del régimen
¿Cómo acelerar el metabolismo? 12 ideas para adelgazar rápido