Inicio / Cocina / Cocina internacional / 'Life hacks': 10 trucos para que tu comida dure más tiempo

Cocina

'Life hacks': 10 trucos para que tu comida dure más tiempo

por María Viéitez Creado en 16 de marzo de 2020
'Life hacks': 10 trucos para que tu comida dure más tiempo© GettyImages

Si en estos días estás acumulando cada vez más y más comida para evitar tener que salir a hacer la compra en los próximos días, tenemos algo que contarte. Hemos reunido los mejores trucos para conservar la comida y conseguir que dure más tiempo. ¡Toma nota!

En estos días de cuarentena en los que todos estamos un poco desorientados, quizás estés yendo al supermercado más de lo necesario por miedo a quedarte sin provisiones en casa. Como consecuencia, estás despilfarrando dinero en comida que ni siquiera sabes si te dará tiempo a consumir y que no sabes dónde meter. Y, definitivamente, te das cuenta de que tienes demasiada comida en casa. ¿Ahora qué?

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que la fruta se pase? ¿Dónde debo conservarla para que dure más tiempo? ¿Y la leche? Tenemos las respuestas a todas tus preguntas y, gracias a los sigueintes consejos, conseguirás alargar la vida útil de tus alimentos. ¿El resultado? Ahorrarás tiempo y dinero. Y recuerda: no es necesario que acumules toneladas de comida para los días de cuarentena. Bastará con que hagas la compra que haces habitualmente, ya que podrás salir de casa e ir al supermercado siempre que sea necesario.

Video por Norma Varela

1. Congela hierbas y especias

Es difícil encontrar una mejor manera de refinar los platos que con hierbas frescas, que le dan a nuestras recetas un toque muy especial. Si crees que tienes demasiadas y no te va a dar tiempo a consumirlas antes de que se pongan malas, te sugerimos que las congeles en cubitos de hielo con aceite. De esta manera se mantendrán frescas durante más tiempo y, cuando quieras utilizarlas, solo tendrás que descongelarlas a temperatura ambiente o en una sartén a fuego lento.

Una de las mayores ventajas de este truco es que las hierbas y especias conservan su aroma y se ven frescas incluso después de descongelarlas. Si quieres congelar un montoncito de hierbas, puedes ponerlas en una bolsa para congelar y, si por el contrario quieres congelar hierbas picadas, puedes hacerlo del mismo modo que hemos explicado, en cubitos de hielo. La proporción ideal de estos cubitos es de de 2/3 hierbas y 1/3 de aceite o agua.

2. ¿Cuál es la mejor forma de conservar cebolla?

Con el truco que te contamos a continuación, las cebollas duran hasta ocho meses, y todo lo que necesitas es un par de medias de nylon. Pon una cebolla en una pierna de las medias y presiónala hacia abajo. Después, haz un nudo sobre la cebolla y, a continuación, vuelve a colocar otra cebolla sobre el nudo. Hazlo una por una hasta que guardes todas las cebollas. Puedes colgar la ristra de cebollas en la despensa, en un armario o bajo una estantería. La clave de este consejo es que las cebollas no están en contacto unas con otras.

3. Conserva los pepinos en papel de aluminio

En la mayoría de los supermercados venden los pepinos en mallas que contienen demasiadas unidades y, sin embargo, se estropean con bastante facilidad. Para que esto no ocurra y puedas aprovecharlos durante semanas en tus sándwiches, zumos y ensaladas, te sugerimos que los conserves envueltos en papel de aluminio. De esta manera, se conservarán crujientes y frescos. ¡No olvides meterlos en el frigorífico!

4. ¿Se puede congelar la leche?

Pocas cosas son más desagradables que el sabor de la leche agria, y qué triste es encontrarnos con que el último brick de leche se ha estropeado y no tenemos con qué acompañar el café o los cereales. Para evitar esta sorpresa tan poco agradable, te sugerimos que la congeles. ¡Sí, es posible!

Si crees que no te va a dar tiempo a beberte ese brick de leche que está esperando en la despensa, congélalo antes de abrirlo. Incluso la leche fresca puede durar hasta tres meses más en condiciones excelentes si sigues este consejo, ya que la congelación no daña su calidad. Este truco también es aplicable a la leche vegetal.

5. Bayas conservadas en vinagre y agua

¿A quién no le encantan las bayas frescas? Desafortunadamente, se estropean con bastante rapidez y pueden ponerse blandas después de un solo día en la nevera. La solución es, de nuevo, congelarlas, pero, ¿cómo? Coloca las bayas frescas en un recipiente con agua y un poco de esencia de vinagre. Después de cinco minutos, cuela el líquido y déjelas secar. Finalmente, guárdalas en una bolsita o un tupper dentro del congelador. Este procedimiento mata los microorganismos y permite que las bayas se mantengan frescas durante más tiempo.

6. Envuelve los plátanos en papel de aluminio

En un visto y no visto, los plátanos y bananas se han puesto marrones y solo son útiles para hacer batidos y bizcochos. ¿Cómo podemos evitarlo? Envuelve en papel de aluminio la parte por la que están unidas las frutas. De esta manera, madurarán más lentamente. Además, recuerda no guardar estas frutas y otras tropicales –como el mango o la papaya– en el frigorífico, ya que las bajas temperaturas pueden provocar que se estropeen.

7. Congela los huevos

Siempre debemos tener huevos en casa para preparar huevos revueltos o estrellados, tortillas francesas y tortillas de patatas. Son alimentos muy socorridos pero, además, tienen otra gran ventaja: ¡se pueden congelar! Lo único que tienes que hacer es batirlos, colocarlos en un molde de cubitos de hielo, añadir un poco de sal y meterlos en el congelador. De esta manera los huevos no se tropean y están perfectamente divididos para cuando los necesites.

8. Envuelve la ensalada en papel de horno o papel de cocina

Nada es mejor que una ensalada fresca y crujiente con nuestro aderezo preferido, pero es una lástima que las bolsas de brotes se estropeen con tanta facilidad y tan rápidamente. Por suerte, sabemos cuál es la manera de evitarlo: envuelve las bolsas en papel de cocina o papel de horno para que este absorba el exceso de humedad y, así, no se pudran las hojas.

9. El queso y el requesón, al revés

¿Sabes cuál es la manera de conseguir que el queso y el requesón duren frescos más tiempo? Es más fácil de lo que crees. Solo debes guardarlos boca abajo. Recuerda, eso sí, conservarlos en el frigorífico.

10. ¿Y la piña?

Nos encanta la piña. Es fresca, dulce y ácida al mismo tiempo y contiene multitud de nutrientes y vitaminas. Además, es exquisita en cualquier receta: batidos y zumos, yogur con muesli, ensaladas, a la plancha, en brochetas de pollo... Para que dure más tiempo en perfectas condiciones, solo tienes que cortar sus hojas, cubrir el corte con papel de aluminio o papel transparente y guardarla en la nevera boca abajo.

Descubre: 20 recetas con pasta para viajar a Italia desde tu cocina
¿Sabes cómo preparar tus recetas de pasta más deliciosas? © iStock

Y además:
Coronavirus: 10 cosas útiles que hacer mientras estás en casa
Coronavirus y niños: cómo conciliar el cuidado de tus hijos y el trabajo durante los días de cuarentena
Dime qué sientes y te diré cuál de estas infusiones saludables necesitas