Inicio / Cocina / Cocina internacional / La tarta Tatin, una forma deliciosa de comer fruta

© iStock
Cocina

La tarta Tatin, una forma deliciosa de comer fruta

por Redacción enfemenino Publicado en 25 de agosto de 2015
4 186 compartidos

Como sabes, la tarta Tatin es una variante más de la tarta de manzana. Los ingredientes del relleno estarán horneados y caramelizados y, aunque por lo general se utilicen manzanas, lo cierto es que podemos elaborar muchos otros rellenos. Sea cual sea tu elección, no pierdas detalle de cuáles son los pasos para conseguir una receta deliciosa.

La tarta Tatin es una tarta de manzana preparada a la inversa y especialmente pensada para las amantes del caramelo. Lo más curioso de esta deliciosa receta es que fue creada por casualidad, después de un fallo culinario.

Las hermanas Tatin, que regentaban un hotel en el centro de Francia, cocinaron las manzanas más tiempo del necesario y, para no desperdiciarlas, decidieron añadir una capa de masa por encima de esta fruta. Así, surgió esta maravilla que nos encanta y de la que podemos idear multitud de variantes:

© Apple dessert vía Pinterest

Receta de tarta tatin

La manzana es la reina de esta tarta. Como debemos prepararlas al horno, las variedades más empleadas para esta receta son la golden, crujiente y gustosa; las reinetas, un poco más ácida pero de sabor dulce y la reineta gris de Canadá, muy sabrosa. Aparte de manzanas, podemos utilizar peras. En este caso, elegiríamos williams que es la más sabrosa y aromatizada, pero también te puede valer la pera de conferencia o la comice. Otra opción son los plátanos, el membrillo o, incluso, los albaricoques.

Para empezar con la receta, pelamos y cortamos 1,5 k de manzanas en grandes cuartos. Después, untamos de mantequilla un molde redondo y de bordes altos y lo espolvoreamos con 125 g de azúcar en polvo. A continuación, colocamos los trozos de manzana en el molde y vertemos por encima un poco de mantequilla fundida y una nueva capa de azúcar.

Tras esto, introducimos todo en el horno a 150° C durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, cubrimos la fruta con una capa de pasta flora bien extendida y remetida por los bordes. La pincharemos con el tenedor y la introduciremos de nuevo en el horno durante otra media hora, pero esta vez a unos 180° C.

Para elaborar la pasta flora, mezclaremos 250 g de harina con una piza de sal, 25 g de azúcar y 125 g de mantequilla fundida. Así, formaremos una especie de pozo que rellenaremos con 10 cl de leche entera. Mezclamos bien estos ingredientes y amasamos la pasta durante algunos segundos hasta darle forma de bola. Tras esto, la envolvemos en papel film y la metemos en la nevera durante 30 minutos aproximadamente antes de cubrir con ella la fruta de la tarta.

Nuestras sugerencias

Te invitamos a que pruebes esta receta con otros ingredientes porque puede ser una deliciosa opción para una cena especial, por ejemplo. Puedes hacer una tarta Tatin salada elaborada con endibias, queso de cabra, bacon, tomate con parmesano, alcachofas o cebolla caramelizada. Estarán deliciosas y conseguirás sorprender a tus invitados.

Si de todas formas prefieres probar con la versión dulce de esta tarta, te proponemos que la acompañes con helado de vainilla o sorbete casero. También puede ser una buena idea añadir una mousse de frutos ácidos como el limón o una sopa de fresa. ¡Delicioso!

Y además
Receta de crema chantilly o cómo hacer aún más deliciosos tus postres
¡Para chuparse los dedos! Las tartas femeninas más originales

por Redacción enfemenino 4 186 compartidos

Puede interesarte