Inicio / Psico / Consejos / Cómo superar una pérdida: fases del duelo y consejos que pueden ayudarte

© Unsplash
Psico

Cómo superar una pérdida: fases del duelo y consejos que pueden ayudarte

Úrsula Calvo
por Úrsula Calvo Publicado en 2 de agosto de 2018
128 compartidos
A-
A+

Una ruptura sentimental, perder el trabajo o cualquier otro tipo de pérdida significativa, requiere un proceso de duelo para que pueda ser superada. Te damos algunos consejos que pueden ayudarte.

¿Qué hacer cuando pierdes un trabajo? ¿Qué hacer cuando pierdes una pareja? ¿Cómo enfrentarse a una pérdida tan significativa? Perder algo que consideramos valioso nos coloca en un proceso de adaptación emocional, y es importante entenderlo para superarlo y salir fortalecidas

La mayoría de nosotras hemos pasado por algún duelo. Probablemente no lo hayamos llegado a superar y llevemos a la espalda una pesada carga, una carga emocional. Quizá sí lo superamos y salimos reforzadas de ello. En cualquier caso, sabemos lo que se siente al perder algo valioso.

Fases para superar una pérdida

Muchas pueden pensar que “el tiempo todo lo cura”. Sin embargo, el tiempo no es lo que hace que podamos superar algo así, sino lo que ha ocurrido en ese tiempo. ¿Cuáles son las fases por las que podemos pasar? Te lo contamos.

1. Inmovilidad

Estamos en shock… No sabemos qué hacer ni a quién pedir ayuda. No sentimos la pérdida, no nos afecta emocionalmente. Estamos bloqueadas.

2. Negación

Negamos que esto pueda ser así. Nos resistimos a ello. No dejamos que este cambio se produzca, y esto nos agota.

3. Ira

Sentimos la cólera. “Esto no debería ser así”. Perdemos el control de la situación. Buscamos culpables a quienes dirigir nuestro enfado.

4. Negociación

Postergamos el cambio. Ya no lo negamos, pero nos ponemos 100 veces amarillas… Viene la falsa esperanza, y tras de sí llega la decepción.

5. Angustia

Tenemos miedo. No podemos negociar, no podemos salvar la situación, y eso nos genera angustia, crisis. Viene la incertidumbre…

6. Tristeza

Nos alejamos del mundo, nos aislamos. Pueden aparecer sentimientos de victimismo, culpabilidad y resentimiento.

7. Depresión

La tristeza mal gestionada, desemboca en la depresión, una tristeza profunda ante la pérdida. No vemos salida, nos sentimos impotentes y desamparadas. El mundo es de color negro y lo que antes nos producía satisfacción, ahora se convierte en un mero trámite.

8. Asimilación

Recuperamos algo de control. Poco a poco, asimilamos la situación y levantamos la cabeza. Sentimos miedo, pero éste ya no nos frena. Nos damos cuenta de que la vida sigue, y que eso que se ha perdido no era imprescindible. Toca continuar.

Si estás pasando por un duelo, o tienes a alguien cerca que lo haga, entonces sabrás reconocer estas fases. Son dolorosas, existe dolor en la pérdida, pero también son necesarias y, por tanto, no debemos negarlas, pues eso crearía, además de dolor, sufrimiento. Es la resistencia la que genera el sufrimiento. Cuando pensamos que “esto no debería ser así”, “¿por qué a mí?”, cuando nos negamos a ello y luchamos contra la realidad, una realidad inmutable, es cuando comenzamos a golpearnos contra la pared. Una pared que no se va a romper por mucho que tú te aporrees contra ella.

Es por eso que sólo existe una forma de superar el duelo… Y es rindiéndose. Renunciando a la discusión que tenemos con la realidad. De hecho, es la última fase de un duelo (bien gestionado). Con el tiempo, quizá la aceptación plena de la pérdida llegue, sin necesidad de pasar por las otras 7 fases. Pero esto no es lo importante. Lo que realmente importa es que, sea lo que sea, sea bienvenido y aceptado.

Consejos que pueden ayudarte

Permítete enfadarte, permítete sentir… No hay nada de malo, salvo que pienses que lo hay.
Puede que esto resulte difícil de comprender. Puede que incluso te ofenda… No importa. Solo te invito a que lo pruebes. Si no quieres hacerlo con algo grande, hazlo con algo pequeño, alguna “tontería” del día a día. Simplemente, si ves en ti el enfado, la decepción, la angustia, la tristeza, o cualquier otro sentimiento que te provoque una situación, entonces piensa “Esto es lo que siento y, por tanto, es precisamente lo que necesito expresar”.

Practica la autocompasión, eres humana y el dolor por una pérdida forma parte de la naturaleza de todos. Date todo el cariño del mundo y proponte salir del sufrimiento. Porque no se trata de quedarte ahí ni regocijarte, sino de permitirte sentir, aceptar y, desde esa posición, hacer lo posible por salir adelante. Si te lo permites, el proceso no sólo será mucho más fácil y breve, sino que podrás superarlo de verdad y convertirlo en un gran aprendizaje.
Quizá llegue un momento en el que nos hagamos amigas de lo que sucede y comencemos a vivir una vida extraordinaria…

Artículo realizado por Úrsula Calvo Casas, creadora del método Yo ahora, instructora de meditación, experta en Inteligencia Emocional y fundadora del Úrsula Calvo Center (Madrid)

Descubre: 50 frases para superar una ruptura cuando tienes el corazón roto

Las mejores frases para superar una ruptura © enfemenino

Y además:
Cómo gestionar la pérdida de un ser querido
¿Te han dejado? 10 consejos para superar una ruptura
Cómo superar un aborto: consejos y fases del duelo por la pérdida de un bebé

por Úrsula Calvo 128 compartidos