Inicio / Maternidad / Embarazo / 18a semana: quinto mes de embarazo

Maternidad

18a semana: quinto mes de embarazo

por Redacción enfemenino Publicado en 15 de enero de 2017

Comienza tu 18a semana de embarazo, 20 semanas de amenorrea (SA) y te encuentras justo en el quinto mes de tu embarazo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Salud de la madre

Tanto si eres deportista como si no, es probable que durante estas semanas sientas la necesidad de practicar alguna actividad física. Evidentemente, imaginarás que no es adecuado practicar deportes de lucha, en los que tengas algún contacto, ¡ni submarinismo! El tenis, el atletismo o la equitación tampoco son recomendable. Sin embargo, puedes practicar algunos deportes, siempre que seas prudente. Por ejemplo, el golf, el ciclismo (evitando largas distancias), esquí de fondo, puedes caminar, nadar o hacer gimnasia.Ten en cuenta que la actividad física de forma moderada es aún más aconsejable cuando estás embarazada.

Desarrollo del bebé

El feto sigue creciendo. Mide aproximadamente 20 cm y los cinco dedos de las manos y los pies están bien individualizados. Las uñas empiezan a formarse. Los huesos del esqueleto crecen. Siguen estando todavía algo flexibles, constituidos de tejido cartilaginoso. Después del nacimiento, los huesos conservarán durante un tiempo el llamado cartílago de crecimiento. Se encuentra en el interior de todos los huesos del cuerpo. Es el que permitirá el crecimiento de los huesos. El cartílago de crecimiento no desaparece hasta el final de la adolescencia.

Descubre: Embarazo: evolución del feto a través de ecografías

El desarrollo del embarazo semana a semana © iStock

Consejos para este mes de embarazo: precauciones cotidianas

Cómo ayudar a tu pareja a convertirse en papá

Para nosotras, que llevamos al bebé en el vientre durante 9 meses, el paso a la maternidad es evidente. Sin embargo, ¡no funciona de igual forma para el padre! Este debe, de un día para otro, asimilar la noticia y encontrar su sitio en la nueva situación.

¿Cómo hacer que el padre ocupe su lugar?

Las madres deben tener en cuenta las opiniones del padre y no solo centrarse en el bebé. Aprovecha el embarazo para encontrar el lugar de cada uno: propón al padre que vaya contigo a ver las ecografías, los chequeos y los cursos de preparación al parto. También existen charlas para los futuros padres, donde podrán resolver todas sus dudas y prepararse para lo que viene. Normalmente, los padres que participan en estos grupos suelen estar más involucrados en el embarazo y parto.

¿Debe el padre asistir al parto?

Después de haber hecho de la presencia del padre en el parto casi una obligación, parece que si no está es un trauma. Pero todo depende de la situación personal de cada pareja. No hay que olvidar que un parto puede durar bastante. El padre podría estar presente durante la primera parte del parto y después, si no lo desea, no asistir al parto. Todo es posible.

¿Es tan complicado convertirse en padre?

Algunos no acuden al parto por angustia o miedo a la responsabilidad. Ser padre supone un entrenamiento diario: tener al bebé en los brazos, mirarle, lavarle, alimentarle, cambiarle... Es así como se crea la relación padre e hijo.

¿Cuál debe ser su papel en relación con la madre?

No hay que intentar sustituir a la madre o querer "hacer" las cosas que ella hace. El padre debe convertirse en un tercero, alguien que "rompa" la relación entre el bebé y la madre para permitir al pequeño relacionarse con el mundo exterior. Un papel magnífico, que le ayudará a madurar.

¡Mi lista de recordatorios!

Pensar en pedir cita en el dentista
Prueba voluntaria de la amniocentesis
Realizar la segunda ecografía
Tercera cita obligatoria con el ginecólogo
Inscribirse en un curso de preparación al parto
Cuarta cita obligatoria con el ginecólogo

por Redacción enfemenino