Inicio / Maternidad / Embarazo / Resfriado en el embarazo: prevención y tratamiento

Maternidad

Resfriado en el embarazo: prevención y tratamiento

por El equipo editorial Creado en 7 de noviembre de 2019

Durante el embarazo el sistema inmunitario de la madre se modifica para adaptar el organismo a la nueva vida que se va a gestar en su interior. Precisamente por ello, no todos los medicamentos que tomaríamos de forma normal son seguros. Hoy te explicamos que hacer si cogemos un resfriado en el embarazo.

En el embarazo el sistema inmunológico funciona a una velocidad menor de lo habitual. Esto mantiene al feto protegido, evitando que el cuerpo de la madre luche contra la presencia del bebé al identificarlo como un cuerpo extraño. Aunque esto es tremendamente positivo para el niño, lo cierto es que todo cambio en el organismo tiene sus pros y contras. Y es que el cuerpo no solo baja las defensas para el bebé, sino para todo lo que le rodea.

La congestión nasal, la tos, el dolor de garganta,… evitar todos estos síntomas cuando se está gestando es más complicado si tenemos en cuenta que el cuerpo no se regula como lo haría de forma normal.

Si has cogido un resfriado y estás embarazada, lo primero que debes hacer es no angustiarte. No, el bebé no sufrirá ninguno de esos desagradables signos del resfriado. El útero lo mantiene totalmente protegido.

En cuanto a ti, los resfriados son una molestia que siempre se ha podido manejar con descanso, líquido, paciencia y una visita al médico para asegurar que la enfermedad evoluciona adecuadamente. Si es necesario, es el profesional el que te recomendará que medicación se aconseja para su caso. Sólo él o ella pueden saber qué es lo mejor.


¿Cuáles son los síntomas del resfriado durante el embarazo?

Como todos los catarros, el resfriado comienza con un dolor de garganta o carraspera que dura unos dos días. A esto se suma la aparición gradual de otros síntomas:

  • Moqueo
  • Estornudos
  • Fatiga leve
  • Tos seca (puede durar más de una semana después del resfriado)
  • Fiebre baja


¿Cuál es su causa y cuánto dura un resfriado en el embarazo?


El catarro es causado más comúnmente por un virus conocido como rinovirus, que se transmite fácilmente entre las personas. Existen más de 110 virus del resfriado, razón por la cual año tras año no podemos evitar coger alguno.

Aunque los síntomas del resfriado generalmente duran entre 10 y 14 días, lo cierto es que se puede encadenar un resfriado con otro. Si sientes que el resfriado es algo constantemente presente en tu vida, sentimos decirte que puede ser cierto.

Por eso, si los síntomas persisten después de los 14 días o parecen empeorar progresivamente, informa a tu médico. Será el encargado de asegurarse de que el resfriado no evolucione a algo más complicado, como una infección secundaria o una gripe.


¿Cómo sé que es un resfriado y no una gripe?


Por lo general, es fácil evaluar si lo que tenemos es una gripe o un resfriado. Sólo hace falta fijarse en los síntomas.

En un resfriado, incluso uno persistente, el malestar es más leve que el la gripe. Los síntomas aparecen de forma gradual y, por lo general, no hay fiebre alta. El dolor de garganta, uno de los primeros síntomas, desaparece a los dos días, dejando paso a los síntomas principales, la secreción nasal y la tos. Normalmente son la tos y los estornudos los que suelen empeorar.

Por su parte, la gripe o influenza es más grave. Aparece más repentinamente que un resfriado, con síntomas como fiebre alta, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular, fatiga, debilidad general y dolor de garganta.


¿Cómo se alivia un resfriado durante el embarazo?

Aunque existen muchos medicamentos cuyo uso está restringido durante el embarazo, esto no significa que tengas que sufrir los síntomas del resfriado como la secreción nasal o la tos. Algunos remedios para el resfriado en mujeres embarazadas no están en la farmacia, pero son igual de efectivos.

Si sigues estos consejos, conseguirás sentirte mucho mejor:

  • Céntrate en los alimentos con vitamina C. Prueba cítricos como naranjas, mandarinas, fresas, melón, kiwi, mango, papaya; así como verduras y hortalizas como pimientos, tomates, brócoli o espinacas. Todos estos alimentos son fuertes aliados del sistema inmunológico.

  • Hidrátate. Los estornudos, la fiebre y el moqueo harán que pierdas la hidratación que tú y tu bebé necesitáis. Las bebidas calientes son particularmente más relajantes, así que si puedes ten un termo cerca de la cama con alguna bebida caliente o una sopa. No te olvides de beber aunque no tengas mucha sed.

  • Descansa. Tratar de pasar un resfriado en la cama no acorta su duración necesariamente, pero trata de escuchar lo que tu cuerpo pide. Si necesita descansar, descansa.

  • Sigue comiendo. Aunque no tengas mucho apetito, comer y seguir una dieta saludable es la mejor forma de ayudar a tu cuerpo a luchar contra los síntomas del resfriado.

  • Toma zinc. Puedes ayudar a estimular tu sistema inmunológico con este. Las embarazadas deben tratar de obtener entre 11 y 15 mg diariamente. Alimentos como huevos, pavo, yogurt, carne de vaca, cerdo, trigo o avena pueden ayudarte.

  • Duerme lo más tranquila posible. Si usas un par de almohadas para elevar tu cabeza o usas tiras nasales para facilitar tu respiración, tu descanso será más efectivo.

  • Hidrata tu aire. Usar un humidificador en tu habitación puede ayudar a aliviar las fosas nasales secas y la garganta sensible. Evita las versiones de aire caliente si es posible.

  • Mantente activa. Si no tienes fiebre o tos y te sientes con ganas, el ejercicio físico moderado te ayudará a sentirte mejor.

  • Usa las vitaminas que te hayan recetado. Tomar la vitamina prenatal, que contiene zinc y vitamina C, ayuda a luchar contra el resfriado.

  • Las gárgaras de agua. Hacer gárgaras con agua tibia y una pizca de sal, puede aliviar el dolor de garganta y controlar la tos.

  • Gotas nasales. Al igual que las gárgaras ayudan a aliviar la tos, las gotas nasales sin medicamentos ayudan a humedecer las fosas nasales, eliminando la mucosidad.

  • Miel. Este poderoso aliado natural ayuda a mantener la garganta en condiciones para evitar la tos.

Y además:
Tos seca, irritación, ¿cómo se cura un resfriado?
Durante el embarazo, ¿qué es normal y qué no?
El seguimiento del embarazo semana a semana