Inicio / Famosos / Noticias Famosos / Conoce la curiosa historia de James Middleton, el hermano pequeño de Kate

Conoce la curiosa historia de James Middleton, el hermano pequeño de Kate

Puede que el nombre de James Middleton no te diga nada, pero créenos: a partir de ahora lo tendrás presente. Y es que resulta que James es, ni más ni menos, que el hermano pequeño de Kate Middleton, duquesa de Cambridge, y de Pippa, claro.

Pero el no tiene nada que ver con sus hermanas, de hecho lleva una vida bastante diferente. Para empezar, el pasa del tema royal: ni le va, ni le viene; no se involucra en los asuntos de la realeza más allá de los compromisos ineludibles a los que le toca asistir, como las bodas, los bautizos o alguna que otra cena. Porque a ver, su hermana es princesa y futura reina de Inglaterra, así que no se puede librar.

Pero al margen de esto, James Middleton lleva una vida bastante "normal": es el único de su familia que muestra su vida públicamente. De hecho, incluso tiene una cuenta pública en Instagram, (que ni siquiera se ha molestado en verificar, pues hasta hace poco era un perfil privado), algo impensable para sus hermanas. 

Y claro, ahora que le tenemos fichado en redes, hemos podido conocerle mucho más... y hemos desarrollado un pequeño crush por el. Porque ese look de dandy bohemio inglés que lleva nos ha cautivado. Por no hablar de que este hombre es un gran amante de los animales, especialmente de los perros (¡tiene cinco!), algo que ha terminado de robarnos el corazón.

  • “Mi vida privilegiada no me inmunizó contra la depresión”

Hace unos días, James Middleton nos sorprendió con esta declaración en una carta que el mismo escribió para el diario Daily Mail. El hermano de Kate ha admitido públicamente que lleva años batallando contra la depresión.

Aunque el empresario ha tenido una vida de privilegios desde que era bien pequeño (la familia de Kate ya era rica antes de que esta se convirtiese en princesa), las cosas no le han ido muy bien últimamente. Las dos empresas que fundó fracasaron, cerró el 2018 con una deuda mayor de tres millones de libras y, para colmo, sufrió una dura ruptura sentimental.

Aunque la depresión de James viene de atrás, concretamente del 2016, año en el que la ansiedad y el estrés se apoderaron de su vida. “Sé que estoy bendecido y vivo una vida privilegiada, pero eso no me hizo inmune a la depresión. Es difícil describirlo. No es meramente la tristeza. Es una enfermedad, un cáncer de la mente ",explicó. "Durante días me arrastré. Iba al trabajo, allí me dedicaba a mirar con ojos vidriosos la pantalla de mi ordenador, deseando ver pasar las horas para que pudiera volver a casa. Ni siquiera era capaz de responder los emails, por eso decidí no abrirlos”.

Pero la depresión no ha sido la única lucha de su vida: desde pequeño ha lidiado con una severa dislexia y el año pasado le detectaron Trastorno por Déficit de Atención. Un diagnóstico tardío, pero que le ha ayudado a entender ciertos aspectos sobre su personalidad y a comprenderse mejor a sí mismo.

“Ahora es cuando estoy empezando a poner orden en mi vida”, explica James, quien ha decidido no ocultar sus problemas de salud mental. Reconoce también que sus perros le ayudaron a luchar contra la depresión, por eso ahora es voluntario en una asociación que involucra a los animales en terapias.

¿Quieres conocer más sobre James Middleton? Como ves, su vida ha sido, como mínimo, curiosa...


Puede interesarte...

Así era Kate Middleton antes de convertirse en princesa
Así son las curiosas normas de la familia real británica

Meghan Markle se inspira en los looks de Lady Di