Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Un estudio revela que los homicidios a mujeres aumentaron con su emancipación

Mujer hoy

Un estudio revela que los homicidios a mujeres aumentaron con su emancipación

por María Viéitez Creado en 4 de febrero de 2020, modificado en 10 de abril de 2020
Un estudio revela que los homicidios a mujeres aumentaron con su emancipación© GettyImages

La Universidad Oberta de Catalunya y la Universidad de Lausana han realizado por primera vez un estudio que recopila los datos de victimización masculina y femenina de los homicidios en España durante más de un siglo. Los resultados revelan que la mortalidad femenina aumentó en torno a los años sesenta, época en que las mujeres comenzaron a independizarse.

Un estudio pionero de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) y la Universidad de Lausana (UNIL), en Suiza, ha recopilado los datos de homicidio en España entre 1910 y 2014, esta vez divididos por género. Lo novedoso de esta investigación es, precisamente, que, además de haber separado los datos de victimización masculina y femenina, se ha centrado en los asesinatos de mujeres, recopilados durante más de un siglo. Los resultados revelan que la mortalidad femenina comenzó a aumentar a finales de la década de los sesenta, momento en que las mujeres comenzaron a independizarse y su rol en la sociedad cambió.

La investigación, titulada Female Homicide Victimization in Spain from 1910 to 2014: the Price of Equality?, es obra de la investigdora Antonia Linde, directora del grado de Criminología de la UOC, y ha sido publicada por el European Journal on Criminal Policy and Research. A pesar de que las víctimas de homicidio se han separado por género, no se ha podido hacer esta diferenciación de los autores ya que, según Linde, "hasta finales de los años noventa no se encuentran datos públicos disponibles sobre víctimas femeninas por homicidio cometido por hombres".

Los asesinatos a mujeres siguen una tendencia creciente

El estudio ha revelado una tendencia ascendente en los asesinatos a mujeres a partir de la década de 1960. Este incremento coincide con su cambio de rol en la sociedad, el cambio de sus rutinas cotidianas y su independización. A partir de esta época, las mujeres se incorporan a la enseñanza superior y al trabajo, se comienza a retrasar la edad del matrimonio y hay más mujeres solteras durante más tiempo. Además de estos factores, el estudio tiene en cuenta otros, como el aumento de los divorcios y abortos. En resumen, las mujeres comienzan a interactuar con más personas y "pasan más tiempo fuera de casa", explica la investigadora. Y es que, por ejemplo, si entre 1915 y 1916 era solo un 2% de las mujeres las que se matriculaban en enseñanzas superiores, en la década de 1960 pasaron a representar un 25%.

Por otro lado, en el periodo analizado, los matrimonios se redujeron en un 50% y solo desde 1990 a 2014, las mujeres que realizaban un aborto pasó de 4 a 10,5 por cada 1000.

La victimización masculina y femenina no son paralelas

La proporcionalidad de hombres y mujeres asesinados en España ha disminuido a lo largo del tiempo. Mientras en la década de 1910 eran asesinados entre 7 y 9 hombres por cada mujer, a principios de 2010, menos de 2 hombres eran víctimas por cada una de ellas.

Además, los datos revelan que la tendencia de victimización masculina disminuye a partir de la década de 1980, mientras que la victimización femenina aumenta de forma progresiva desde 1960. Con respecto a esto, Linde apunta que "Es interesante porque durante este periodo la gran mayoría de países del entorno muestra, a partir de los años sesenta, una disminución de la victimización por homicidio en general, incluyendo la femenina". Algo que no ocurre en España.

Homicidios cometidos por hombres y mujeres

Linde se cuestiona sobre la multiplicidad de las causas que motivan los homicidios a mujeres y por qué "a pesar de ir adquiriendo derechos, la tendencia va al alza". Y aunque asume que existe una cultura patriarcal y en determinados casos se encuentra en los homicidios un componente machista, los datos revelan que la mitad de los homicidios han sido cometidos por hombres y la otra mitad por mujeres.

Tras cruzar varios indicadores, Linde encuentra como explicación la teoría de las oportunidades. Y es que a medida que las mujeres cambian su rol, están más expuestas y, por tanto, corren más riesgos. Y concluye: "Esas muertes no son consecuencia de los derechos adquiridos por la mujer, sino de su incorporación a la vida social y laboral".

Video por Patricia Álvarez

Te puede interesare...
Violencia machista: enero cierra con 7 mujeres asesinadas
Desigualdad económica y social, brechas que afectan más negativamente a las mujeres
Las llamadas perdidas de agresor a víctima serán consideradas violencia machista
'¿Qué coño está pasando?', el documental feminista que arrasa en Netflix