Inicio / En forma / Salud / Consejos para proteger nuestros pies durante el invierno

© Unsplash
En forma

Consejos para proteger nuestros pies durante el invierno

por Redacción enfemenino Publicado en 3 de enero de 2019

Las bajas temperaturas y los cambios bruscos resienten nuestros pies, por lo que es aconsejable que sigamos ciertos consejos que nos ayuden a mantenerlos sanos.

Aunque no nos fijemos tanto en ellos como lo hacemos en verano, cuando van descubiertos, los pies en invierno también requieren de ciertos cuidados específicos. Debemos considerar que, las bajas temperaturas pueden provocar ciertos daños, y no protegerlos correctamente puede causar otro tipo de problemas en la salud general de nuestro cuerpo.

Además, hay ciertos sectores de la población que necesitarán extremar las precauciones por correr mayores riesgos, tal y como le sucede a personas mayores, niños o diabéticos. También aquellos que realicen deporte deberán tener especial cuidado con las prácticas deportivas, pues, con las bajas temperaturas, se intensifica la posibilidad de lesionarse o sufrir alteraciones biomecánicas por andar o correr.

No obstante, existen una serie de recomendaciones y consejos básicos útiles en cualquier situación. Por ello, desde COPOMA, se ha elaborado una lista que nos ayudará a llevar a cabo un correcto cuidado de nuestros pies para hacer frente al frío.

Consejos para cuidarse de las bajas temperaturas

  • Utilizar el calzado correcto: es muy importante que el zapato se adapte correctamente a nuestros pies, que sea de la talla adecuada y no apriete, tanto en el ancho como en el largo, para no dificultar la circulación. Además, debe contar con una buena sujeción. Respecto al material, es preferible que sea de fibras naturales, para que los pies puedan respirar correctamente. En cuanto a la suela, que sea gruesa pero flexible, y antideslizante, para una mayor protección al impacto exterior.

  • Utilizar calcetines de fibras naturales, como el algodón. Debemos tener en cuenta que, durante el periodo de frío, los calcetines estarán en continuo contacto con nuestros pies, por lo que, materiales como el algodón nos ayudará a que nuestros pies transpiren.

  • Tener un cuidado especial en el secado de los pies, pues, debemos evitar las posibles humedades que pueden producirse si nos ponemos los calcetines no estando los pies bien secos. Pues, esto, unido a que estarán constantemente tapados, hará que en el momento en el que no haya una transpiración favorable, la sudoración pueda causarnos estragos en la piel. Por otro lado, tampoco podemos olvidar hidratarlos correctamente con cremas, así podemos también aprovechar para masajearlos estimulando la circulación.

  • Una buena hidratación evitará que los pies se enfríen, por ello, consumir agua y ciertos alimentos como cayena, canela o pimienta, y algunas vitaminas como E, K y C, nos potenciarán una circulación favorable.

Cuestiones que debemos evitar

  • Estar mucho tiempo sin mover los pies: cuando nos vemos obligados a pasar mucho tiempo con los pies quietos, estos se enfrían, por ello, se recomienda que intentemos moverlos con cierta frecuencia, para evitar los estragos que el frío puede producir. Además, realizar determinados ejercicios que ayuden a activar la circulación, como masajearlos de forma constante, nos ayudará a evitar dichos estragos. Por otro lado, tampoco debemos confiarnos cuando estamos en casa o en el trabajo, pues al fin y al cabo, al estar en lugares interiores mucho tiempo sin movernos, también hace que se nos enfríen los pies.

  • Exponernos a cambios bruscos de temperatura: Cuando llegamos del exterior y los pies están muy fríos, no debemos acercarlos a fuertes fuentes de calor como podrían ser estufas o bolsas de agua caliente, pues podríamos provocar sabañones derivados del brusco cambio de temperatura. Lo ideal es intentar mantener una temperatura regulada de forma natural, intentando buscar el equilibrio, pues, los contrastes extremos son bastante perjudiciales para la piel.

  • Consumir ciertos productos: Por ejemplo, el alcohol potencia la deshidratación, y el tabaco, por su parte, desfavorece la circulación debido a la nicotina. Además, existen otros productos de los que no es conveniente abusar, especialmente si se padece alguna anomalía, por ejemplo los lácteos, pues aumentan la sensación de frío, o la cafeína, porque comprime los vasos sanguíneos.

  • Utilizar cierto tipo de zapatos: Ahora que llega la navidad y las festividades, aumenta la frecuencia de utilización de zapatos de fiesta, por lo que será preferible utilizar botines que nos protegerán mejor. Por otro lado, al utilizar zapatos de tacón, deberemos intentar que estos sean lo más ancho posible, para asegurar una mayor estabilidad y evitar posibles resbalones y caídas. Además, en esta época donde muchas veces no se utiliza el zapato más apropiado y que está llena de pruebas deportivas, como la San Silvestre Vallecana, es muy recomendable acudir previamente a la consulta de Podología para prevenir o tratar cualquier tipo de alteración en los pies.

Artículo elaborado en colaboración con Juan Carlos Montero Arroyo Vocal de Publicidad, Comunicación y Redes de COPOMA

Descubre: ¡Cuídate! 20 consejos saludables para vivir más y mejor

Consejos saludables para vivir más y mejor © iStock

Y además:
Consejos para evitar que nuestros pies sufran
¿Sabes por qué es necesario acudir al podólogo?
¿Qué requisitos debería cumplir nuestro calzado diario?

por Redacción enfemenino

Puede interesarte