Inicio / En forma / Salud / ¿Dolor de pies? Descubre si padeces el Neuroma de Morton y adelántate al problema

En forma

¿Dolor de pies? Descubre si padeces el Neuroma de Morton y adelántate al problema

por Isabel Gallardo Creado en 11 de marzo de 2020
¿Dolor de pies? Descubre si padeces el Neuroma de Morton y adelántate al problema© Getty

Mucho más frecuente de lo que te imaginas, te contamos en qué consiste el Neuroma de Morton, cómo debes actuar para prevenirlo, y en caso de ser necesario, qué hacer para solucionarlo. Aunque es más común en mujeres que en hombres, nadie está exento, por ellos es fundamental seguir seguir estas recomendaciones para evitar mayores inconvenientes.

Contenido realizado por Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid (COPOMA)

¿En qué consiste?

El neuroma de Morton o neuroma interdigital, es una afección dolorosa que afecta al metatarso, normalmente, y de una manera más frecuente, entre el tercer y cuarto dedo del pie. Principalmente, consiste en el engrosamiento del tejido alrededor de uno de los nervios de los dedos de los pies. Esto puede causar un dolor agudo, punzante y con ardor en la bola del pie, es decir, en la parte en la que los dedos se unen al resto del pie. De hecho, cuando esto sucede, los propios dedos también pueden picar, arder o adormecerse. Los síntomas más comunes son sensación de tener una piedra en el zapato o, incluso, un pequeño hormigueo o entumecimiento en los dedos, pudiendo generar calambres. Por norma general, la afección de la que hablamos no presenta signos externos, como por ejemplo bultos.

Origen y causas del Neuroma

Sin existir un mecanismo de lesión único que pueda causarlo, se barajan distintas opciones como posibles causas que pueden ser propicias para ello. Teniendo en cuenta que el nervio afectado se encuentra entre los dedos, resulta interesante analizar las agresiones que sufre esta porción nerviosa para intentar conocer las posibles causas del neuroma. Durante el gesto de caminar, concretamente en la fase de apoyo, el ligamento y la almohadilla comprimen el nervio ya de por si engrosado, generando un proceso inflamatorio que deriva en el aumento de tamaño. En el mismo gesto de caminar, que utilizamos de manera diaria, cada pisada supone un micro traumatismo que ese nervio debe soportar. De este modo, la repetición y el engrosamiento de la almohadilla generan un ambiente propicio para la aparición del neuroma.

Por otro lado, existen ciertas patologías que hacen que este problema pueda agravarse, como en caso de presencia de juanetes, pie plano, exceso de arco plantar, entre otras. Todas, cuestiones que se agravan si usamos un calzado que no es el adecuado o, directamente, uno que nos apriete demasiado. Aunque la mayoría de problemas en los pies tienen un fuerte componente genético, todos se agravan en mayor medida si no se llevan a cabo las precauciones y cuidados adecuados.

Como prevenir el Neuroma de Morton

Aunque es cierto que no existe una prevención concreta para esta patología, sí que podemos tener en cuenta ciertos consejos que nos ayudarán a evitar sufrirla, o no sufrirla de un modo tan agresivo. Algunos de estos consejos son por ejemplo: evitar todo lo que podamos el uso de zapatos de tacón y, en el caso de usarlos con cierta frecuencia, evitar que superen los 8 centímetro; descansar los pies en la medida de lo posible; tras un intenso día de trabajo, muchas horas de pie o una práctica de deporte intensa, aplicar un poco de frío. Todos éstos, ayudarán a relajar la tensión generada en la musculatura de nuestra planta, evitando o aliviando la tensión que puede generar el neuroma.

Descubre: 20 posturas de yoga para todos los niveles
Posturas de yoga para todos los niveles © iStock

En último lugar, por supuesto, una cuestión fundamental: acudir a la consulta del profesional de Podología, a nivel de prevención, para que pueda realizar una exploración completa, también de nuestra marcha y pisada, para, de este modo, hacer un diagnóstico personalizado que nos sirva para evitar este y otros muchos problemas. En el caso concreto del neuroma de Morton, si lo estamos sufriendo, nos lo diagnosticarán mediante una exploración con resonancia o con una ecografía que pueda confirmar el engrosamiento de los nervios interdigitales.

Un tratamiento adecuado

Para curar esta patología, siempre se baraja en primera opción la solución que sean menos invasiva posible y que, en la medida de lo posible, evite recurrir a cirugía. En principio, alrededor de un 80% se resuelven sin recurrir a ella, por lo que, si acudimos a tiempo a los profesionales de la salud adecuados, no tenemos por qué preocuparnos en exceso. Algunas de las primeras soluciones que podrán recetarnos es uso de unas plantillas podológicas, que harán nuestro día a día más llevadero, o el cambio de zapato por uno más cómodo y con la horma más ancha, que evitará la zona de compresión y aliviará el posible problema. Además de esto, es posible que nos receten antiinflamatorios, ya sea por vía oral o inyectada en la zona afectada, para reducir el hinchazón y el dolor.

La importancia de acudir a un profesional de la Podología

El neuroma de Morton es mucho más frecuente de lo que pensamos a primera estancia. Si no lo has sufrido nunca, seguro que conoces a alguien que sí, aunque no lo sepas. Por ello, para evitar problemas de este tipo, es importante acudir a los especialistas de la salud de nuestros pies adecuados, en este caso, los profesionales de Podología. Esperemos haber resuelto dudas sobre esta anomalía, así como transmitir el valor de visitar la consulta de Podología con la intención de descartar posibles problemas y prevenir esas pequeñas patologías que puedan surgirnos.

Y además:
Antioxidantes naturales: minerales y vitaminas que cuidan de tu salud
Masaje tailandés: la armonía entre cuerpo y mente
¿Eres deportista? Esto es todo lo que debes saber sobre tu dieta