Inicio / En forma / Salud / Descubre estos 10 sencillos hábitos para ser más feliz

En forma

Descubre estos 10 sencillos hábitos para ser más feliz

por Redacción enfemenino Creado en 30 de noviembre de 2015
© iStock

Ser feliz es más sencillo de lo que pensamos y aunque suene a una frase hecha, lo cierto es que a veces solo necesitamos parar un momento y replantearnos ciertos aspectos de nuestra vida. Para que aprendas a tomarte un respiro, te vamos a contar cuáles son esos 10 hábitos sencillos que consiguen hacernos algo más felices. ¡Toma buena nota!

Siempre hemos oído que todo es cuestión de perspectiva y la felicidad no es solamente un sentimiento. Ser feliz y tener mentalidad positiva depende en gran medida de cómo enfoquemos nuestra vida. ¿Cuánto hace que no te tomas un tiempo para ti? ¿Cuándo fue la última vez que cumpliste el propósito de comenzar a cuidarte? ¿Recuerdas la última vez que dijiste 'De hoy no pasa que..' y realmente fue verdad? En definitiva, piensa en todo el tiempo que ha pasado desde la última vez que realmente te preocupaste por cuidar tu salud.

Te prometemos que solo tienes que poner un poquito de tu parte: cuidar tu bienestar, ser positiva e intentar transmitir toda esas buenas sensaciones a quienes están a tu alrededor. Es el momento de que comiences a cuidar de ti y de los tuyos con 10 hábitos saludables imprescindibles.

1. Busca motivos para sonreír

Todas hemos escuchado muchas veces aquello de que se necesitan menos músculos para sonreír que para hacer una mueca de enfado. Este es uno de los principales motivos para que empieces a reír más pero, sin duda, hay muchos más. Piensa en todas las cosas positivas que tiene tu vida, queda con ese amigo que cuenta chistes malísimos o muestra tu cara más artística cantando copla en un karaoke. Cualquier cosa cuenta, siempre y cuando te marques la rutina de reír a carcajadas al menos una vez al día. ¿Qué te parece si empezamos con una peli de risa?

Descubre: Las 125 mejores películas de risa: ¡que empiecen las carcajadas!
Las mejores películas de risa © Mi gran boda griega (2002)

2. Estate pendiente de lo que te dice tu cuerpo

¿Cuánto tiempo hace que no te paras a escuchar lo que te dice tu cuerpo? No solo hablamos de hacer aquello que te apetezca o te haga sentir más relajada y feliz. También debes prestar atención a tus dientes, esa migraña que te ataca cada semana, la espalda que no deja de dolerte. Escucha las necesidades de tu organismo y enseña a tu familia a hacerlo también. Intenta estar más pendiente de ti misma y hazte revisiones médicas regulares para solucionar cualquier problema que pueda surgir. El seguro médico DKV te lo pone muy fácil para proteger a tu familia y, por supuesto, para cuidar de ti.

3. Rodéate de la gente que realmente merece la pena

Párate de pensar... ¿Cuántas veces lo has pasado mal por algo o alguien que no merece la pena? Ahórrate malos ratos centrándote en aquellas personas que te proporcionan buenos momentos y te hacen sentir cómoda. Dedícales a ellos lo mejor de ti y procura compartir con esas personas especiales al menos un día a la semana, una comida o un café. Ellos te lo agradecerán y tú te sentirás mucho mejor contigo misma.

4. Sigue una alimentación sana

¿Y si hicieras de comer fruta y verdura un hábito, en vez de una obligación? Nosotras te proponemos que te acostumbres a comer una pieza de fruta a media mañana y a media tarde. Cuando tu cuerpo se acostumbre a ella, te lo pedirá de forma natural en unas pocas semanas. También puedes acostumbrarte a tomarte frutas y verduras en zumos que te ayuden a comenzar el día cargada de energía. Es importante que inculques estos mismos hábitos a los peques de la casa, que podrán adaptarse de forma sencilla a estas rutinas. Y, si lo prefieres, busca ayuda en un profesional que pueda darte buenas pautas sobre tu alimentación.

En cuanto a los vegetales, puedes elegir incluirlos en cremas y purés calientes perfectos para esta época del año pero también puedes elaborar ensaladas completas para la hora de cenar. Añade queso, frutos secos y atún, por ejemplo.

5. Intenta cambiar de aires siempre que puedas

Hay muchas formas de llevar a cabo este objetivo. Una de ellas puede ser volver andando a casa cada día después del trabajo, aunque te lleve alrededor de una hora. Será bueno para tu forma física pero también para tu cabeza, ya que te ayudará a despejarte después de una jornada de trabajo. Y ya sabes, en el momento en el que hayas seguido esta rutina durante un par de semanas, serás capaz de convertirlo en hábito.

Te sugerimos también que te marques el objetivo de planear una salida al mes. Puedes decidirte por un fin de semana romántico en alguna ciudad cercana a tu casa o, si lo prefieres, planea un viaje internacional para toda la familia. El seguro DKV te apoya en estos planes, ya que te ofrece cobertura médica de urgencia a nivel mundial para que no tengas que preocuparte si surge algún problema durante el viaje.

6. Procura mantener una postura adecuada

Si sabes que no te sientas de forma adecuada o que no mantienes la postura en buena posición cuando caminas, es el momento de corregir estas pequeñas manías antes de que empieces a sufrir en esa zona. Si trabajas sentada frente a un ordenador o tienes un trabajo que implique esfuerzo físico, sin duda, tienes un alto riesgo de padecer problemas de espalda.

Por eso, vamos a intentar ponerle solución. ¿Cómo hacerlo? Es complicado acordarse a cada momento de que tenemos que cuidar nuestra postura, por eso te recomendamos que hagas algo para acordarte: pon alarmas en tu móvil, cambia tu pulsera favorita de muñeca o llena de post it la casa o tu lugar de trabajo. Llegará un momento en el que interiorices esta postura y serás capaz de mantenerla. Además, te sugerimos que siempre que tengas alguna molestia, acudas de inmediato al especialista. Ya sabes que estos pequeños dolores solo pueden ir a más si no contamos con la ayuda de un especialista.

7. Aprende a hidratarte

¿Cuántas veces habrás oído eso de que hay que tomar dos litros de agua al día? Pues bien, sus beneficios son una verdad universal. Piensa que en realidad 2 litros de agua no son mucho: unos ocho vasos de agua repartidos a lo largo de las aproximadamente 16 horas al día que estamos despiertos. Dicho así no parece tanto, ¿verdad?

Intenta acostumbrarte a tomarla cada día y al final tu cuerpo te lo pedirá de manera natural. Si te cuesta acordarte, prueba a tener siempre una botella allá donde vayas: tanto en tu mesa de trabajo, en la mesita de la habitación, mientras ves la televisión o en el bolso, para que siempre recuerdes beberlo. Además, no olvides que los niños pueden tener más problemas para hidratarse y es importante que siempre incluyas un botellín de agua en su mochila del colegio.

8. Cree en ti

Uno de los hábitos más importantes que debes seguir es empezar a quererte más a ti misma. A partir de hoy y durante las próximas semanas, te proponemos desterrar las ideas negativas de tu mente. Cada vez que te mires en el espejo, piensa en todo lo bueno que tienes y olvida tus defectos. Es lógico que no todas las cosas hacemos en la vida nos salgan bien. Por eso, cuando algo vaya mal, no te vengas abajo y piensa que a la próxima irá mejor. Procura levantarte cada día con una sonrisa pensando que hoy será un gran día... Cambiar tu actitud hacia una más positiva te hará mucho más feliz a ti y también a los tuyos. ¡Compruébalo!

9. Sé disciplinada con tus horarios

Es difícil establecer rutinas, pero prueba a acostarte durante un mes a la misma hora y a dormir entre 7 y 8 horas. Establece también horarios para las comidas e intenta ser puntual también con tus horarios de trabajo. El hecho de ser más ordenada en tus horarios te ayudará a descansar más, a rendir mejor y respetarte más en tu trabajo para lograr un alto nivel de satisfacción cuando veas que eres capaz de cumplir con las metas que te marcas. ¡Todo es cuestión de poner orden!

10. Encuentra tu deporte

Con el objetivo de potenciar una vida saludable, te proponemos hacer más deporte. Hay mil opciones entre las que elegir: gimnasio, pilates, yoga, running, bici, zumba... Siempre hay un deporte que se adapta a tu ritmo de vida. No es necesario que todos salgamos a correr una hora diaria pero sí que puedes, sin embargo, marcarte dos o tres días semanales para dedicar una hora a estar activa. Además, ¿qué te parece si empiezas por subir andando las escaleras de casa y del trabajo? Este es uno de los consejos indispensables para una vida saludable pero aquí tienes unos cuantos más.

Descubre: Consejos motivadores para una vida sana
25 consejos que te motivarán para conseguir el cuerpo de tus sueños © iStock

Y además
12 cosas que debes hacer para cuidar de ti y de tu familia desde hoy mismo
Consejos de alimentación saludable