Inicio / Cocina / Shopping / Cocina asiática: recetas rápidas y sencillas para principiantes impacientes

Cocina

Cocina asiática: recetas rápidas y sencillas para principiantes impacientes

por Blanca Nieto Creado en 4 de septiembre de 2019
Cocina asiática: recetas rápidas y sencillas para principiantes impacientes© Getty

La cocina asiática puede ser mucho más sencilla de lo que crees. En este artículo te enseñamos cómo darle un toque rápido a tus platos para que sientas que estás en el lejano Oriente y puedas disfrutar de una deliciosa comida al más puro estilo thai sin mucho esfuerzo.

Video por Carla Dominguez

Quien se dispone a hacer comida asiática, a menudo se enfrenta a una complicada tarea con resultados bastante alejados de las expetativas iniciales. Las innumerables especias, pastas o salsas que forman parte de los ingredientes imprescindibles de cocina oriental son uno de los principales escollos que encontramos cuando nos ponemos manos a la obra. Pero...¡que no cunda el pánico! Darle un toque thai a tus platos es más sencillo de lo que crees, solo hace falta saber los trucos básicos y combinar los ingredientes de la forma adecuada. ¿Preparada para soprender a tus comensales?

Cocina asiática: los ingredientes imprescindibles

A veces, basta con combinar algunos ingredientes característicos de la cocina asiática para condimentar las sobras de la comida del día anterior y disfrutar de un plato increíble. No te preocupes, no hace falta hacer un máster de comida japo para conseguir ese puntillo que tanto nos gusta. Con tener en tu despensa los ingredientes característicos será casi suficiente, la mayoría de ellos ya están a la venta en cualquier supermercado, y si no, siempre está Internet para darte todo lo que necesitas. Estos son los ingredientes:

  • Salsa de soja
  • Leche de coco
  • Chile
  • Cilantro
  • Ajo
  • Jengibre
  • Aceite de sésamo
  • Citronela

5 trucos para conseguir recetas asiáticas en un pispás

1. Congelar: corta las hierbas frescas, el ajo y el jengibre en trozos pequeños edspués de lavarlos y congélalos. De esta forma, podrás mantenerlos en perfecto estado durante más de 12 meses sin perder ni un ápice de sabor.

2. Salteados asiáticos ya preparados: en la sección de congelados de casi todos los supermecados ya es habitual encontrar salteados de verduras asiáticas ya preparados. Estos incluyen ingredientes tan característicos como los brotes de bambú, frijoles mungo, setas asiáticas o edamames.

3. Salsas en lugar de especias: conseguir los sabores asiáticos tradicionales es más fácil a través de salsa que mezclando especias. Algunas, como el Sambai Oelek o la Sriracha te dará un sabor inconfudible sin necesidad de complicarte la vida. Lo mismo ocurre con la pasta de curry ya preparada, el sabor perfecto del curry en un segundo.

4. Las herramientas de cocina adecuadas: para la cocina asiática necesitarás instrumentos de cocina distintos que los que usas en tu día a día. Por ejemplo, un mortero asiático (como este) para moler las hierbas secas, las semillas y las especias y hacer que se mezclen a la perfección para un sabor uniforme. El wok es otro imprescindible para tus recetas, conseguirás esos salteados de verduras y carne con el sabor thai verdadero (puedes comprarlo en Amazon por 20,36€). ¿Eres amante de las sopas japonesas? Entonces necesitas una olla a presión para conseguirlas en el menor tiempo posible y con el máximo sabor.

5. Aprender a hacer masas: la masa es un imprescindible para tus recetas de Wan-Tung, Gyozas y rollitos de primavera, y sabrá mucho mejor si la preparas tú misma, ve practicando para crear tus mejores recetas.

Para que empieces a practicar a partir de ya, hemos recopilado 4 recetas asiáticas que harán las delicias de cualquier que tenga el lujo de probarlas, ¿te atreves?

1. Receta de arroz con gambas y salsa satay

El arroz que te sobró de la comida de ayer es el plato perfecto para hacer tus primeros pinitos como cocinero asiático, y es que pega con todo: restos de verduras, carne o pescado. Combínalo con salsa de soja o salsa satay para un sabor increíble.

Consejo: el arroz quedrá mejor si lo cocinaste el día anterior y ha estado enfriando en la nevera durante la noche.

Ingredientes necesarios para 4 personas:

¿Cómo prepararlo?

1. Bate los huevos en un tazón pequeño y sazónalos con sal y pimienta. Pica la cebolla, el jamón cocido y los tomates secos. Lava las gambas con agua fría y sécalas. Descongela los guisantes o escúrrelos.
2. Calienta una cucharada de aceite de sésamo o de maní en un wok. Añade los huevos batidos y saltea brevemente. Sácalos del wok y córtalos en tiras estrechas.
3. Calienta de nuevo 1 cuchara de aceite en el wok. Fríe las cebollas, los cubos de jamón durante 1 minuto aproximadamente y añade el arroz y los guisantes. Saltea durante 3 minutos. Después, vuelve a añadir las tiras de huevo, los trozos de tomate y las gambas. Añade la salsa satay y la salsa de soja, calienta de forma uniforme y ¡listo!

2. Receta de cerdo agridulce

Por lo general, el cerdo agridulce es un plato bastante grasiento, por lo que es mejor hacer la receta utilizando el menor aceite posible, el resultado será más saludable e igual de sabroso.

Ingredientes para 4 personas:

  • 500g de lomo de cerdo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de harina
  • 200g de piña
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharada de vinagre de arroz (puedes encontrarlo en Amazon)
  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharada de agua
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebolletas
  • Semillas de sésamo
  • Sal y pimienta

¿Cómo prepararlo?

1. Lava el filete de cerdo y sécalo con papel de cocina. Después, córtalo en tiras de aproximadamente 1 cm de ancho. Mezcla la carne con la salsa de soja y rebózala con la harina. Déjalo reposar en la nevera durante 30 minutos.
2. Mientras tanto, sofríe las cebolletas, junto al ajo y la piña en cubos. Prepara una mezcla con el azúcar, el vinagre, el agua, la pasta de tomate y la salsa de tomate. Añade la salsa agridulce a la sartén con la cebolla, la piña y el ajo unos 2 o 3 minutos antes de retirarlo del fuego. Cocina a fuego lento y añade las semillas de sésamo y el arroz. Si te gustan las verduras, también puedes añadirle zanahoria, bambú o pimiento.
3. Mientras, fríe el lomo en una sartén con un poco de aceite. La mezcla de la salsa de soja con la harina le dará un acabado crujiente con un sabor inconfundible.
4. Emplata ambas elaboraciones juntas y ¡listo!

3. Receta de fideos de ramen con carne picada

Los fideos de ramen no solo se usan para la receta de la tradicional sopa, sino que también puedes saltearlos para crear recetas deliciosas. Una de las ventajas es que son muy rápidos de cocinar, en esta receta te contamos cómo hacerlo junto con carne picada de ternera.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250g de fideos instantáneos ramen (sin especias)
  • 250g de carne picada.
  • 200ml de caldo de ternera.
  • 120ml de salsa de ostras (puedes encontrarla en Amazon aquí).
  • 4 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 cucharada de aceite de sésamo.
  • 1-2 cucharaditas de salsa de Sriracha (puedes encontrarla en Amazon).
  • 2 dientes de ajo.
  • 3 cebolletas.
  • Semillas de sésamo.

¿Cómo prepararlo?

1. Hierve los fideos ramen en agua caliente siguiendo las indicaciones del fabricante, pero no añadas las especias que vienen incluidas en el paquete. Después déjalos enfríar y agítalos en seco.
2. Mientras se hacen los fideos, lava las cebolletas y córtalas en pequeños trozos y pica el ajo.
3. Echa un poco de aceite de sésamo en una sartén y ponlo a calentar. Sofríe la carne durante unos 5 minutos y, mientras, añade el caldo de ternera, la salsa de ostras, la salsa de soja y la Sriracha en un tazón pequeño.
4. Añade el ajo picado a la sartén y sofríelo durante 1 minuto. Después, añade los fideos de ramen, las cebolletas y la mezcla de caldo picante y cocina a fuego lento durante 2 minutos. Espolvorea con sésamo antes de servir, ¡para chuparse los dedos!

4. Receta asiática para vegetarianos: sopa de verduras

La sopa asiática de verduras es un plato perfecto para el invierno y, además, es muy versátil. Puedes utilizar tu verduras preferidas, repollo, champiñones y brotes crujientes y, si quieres, puedes añadirle también más nutrientes, puedes añadirle tofu, huevo o fideos a tu gusto.

Ingredientes para 2 personas:

  • 8 setas shiitake deshidratadas (puedes encontrarlas en Amazon).
  • 4 hojas de col china.
  • 80g de brotes de frijoles mungo.
  • 4 tallos de cebolletas.
  • 80g de brotes de bambú.
  • 1l de caldo de verduras instantáneo.
  • 3 cucharadas de salsa de chile dulce.
  • 2 cucharas de vinagre.
  • 2 cucharadas de salsa de tomate.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo.
  • 1 cucharadita de maicena.

¿Cómo prepararlo?

1. Pon las setas shiitake en remojo en agua caliente durante 30 minutos. Lava la col china y las cebolletas y enjuaga los brotes lentamente. Corta el repollo y las cebolletas en tiras. Una vez que las setas se hayan hidratado, córtalas en tiras.
2. Pon a hervir el caldo de verduras y cuece en él las setas brevemente, después, reduce el fuego. Haz una mezcla con el vinagre, la salsa de tomate, la salsa de chile y soja y la harina de maíz. Remueve bien para evitar grumos.
3. Añade las verduras al caldo y cocina a fuego lento durante 5 minutos. Después, añade la mezcla. Hierve todo, rocíalo con aceite de sésamo y sírvelo caliente.

Si quieres, puedes añadir también salsa Sriracha o salsa Hoisin china.

Descubre: 30 recetas fáciles y sanas para mantener tu peso
30 recetas fáciles y sanas para mantener tu peso © Getty

Y además...

¿Te apasiona la comida asiática? Esto es todo lo que necesitas para hacerla en casa
Cocina coreana: ¿cómo hacer kimchi en casa?
La vuelta al mundo gastronómica en 7 libros de cocina