Inicio / Belleza / Tratamientos / Stop the beauty madness, la campaña que critica los estereotipos femeninos en la publicidad

Belleza

Stop the beauty madness, la campaña que critica los estereotipos femeninos en la publicidad

por Patricia Álvarez Creado en 16 de julio de 2014
© Imagino que no esperarás que sea médico de mayor

Stop The Beauty Madness no es el título de una película, sino de una campaña creada por la activista Robin Rice y compuesta por una serie de anuncios falsos que pretenden denunciar algunas de las realidades presentes en los estereotipos femeninos y los ideales de belleza del siglo XXI. Las imágenes, que no dejan indiferente a nadie, retratan la discriminación por edad, raza, peso, sociedad, trastornos de la alimentación, y sexualidad.

Pese a que pueda parecer que algo tan complejo como cambiar la percepción que tenemos de la belleza femenina en la publicidad es algo difícil de conseguir, lo cierto es que esta campaña se acerca bastante. En ella, todas las fotografías exploran la psicología de la imagen que tenemos de nuestra propia belleza, y el modo en el que la publicidad ha influído en nuestra forma de pensar. Las palabras “my worth” (lo que valgo) se pueden leer en una de las imágenes, cláramente retocada, que critica la inverosímil moda del thigh gap (separación entre los muslos). ¿Realmente esa distancia es la que define nuestro valor como mujer? En otra imagen, una mujer mayor tiene junto a ella escrita la frase: “Lo viejo no es feo, es invisible”. ¿Cuándo aprenderemos a dejar de tratar a nuestros mayores como juguetes rotos? Y así hasta 17 imágenes, cuyo objetivo es destapar la iconografía que se esconde tras los estereotipos femeninos que a diario vemos en publicidad, y ayudar a crear una visión muchos más sana y realista de la belleza.

© ¿Qué quiero ser de mayor? Guapa

Hasta el momento, el proyecto Stop the beauty madness ha conseguido hacerse viral en las redes sociales, y con un presupuesto low cost, puesto que solo han gastado 3.500 dólares en la campaña. Algunas imágenes contienen textos que critican duramente la sociedad actual, mientras que otros reflexionan sobre nuestras expectativas culturales asociadas a la belleza. Sin embargo, ninguna de ellas deja indiferente a nadie, y reflejan a la perfección el arma de doble filo que supone ajustarse o no a los cánones de belleza actuales.

Y tú, ¿qué piensas de esta iniciativa? Cuéntanoslo en @enfemenino .

Puede interesarte...