Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / 7 claves para preparar tu dormitorio para una noche romántica

© iStock
Decoración

7 claves para preparar tu dormitorio para una noche romántica

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de marzo de 2018
A-
A+

Toma nota de estos consejos para crear un ambiente romántico en tu habitación. ¡La pasión estará presente en cada rincón de tu dormitorio!

En toda casa que se precie hay un espacio en el que, la intimidad del hogar, no solo se aprecia a simple vista. Se advierte en cada detalle. Se siente. Se respira. El dormitorio constituye un universo particular, con una marcada impronta personal capaz de seducir con sólo poner un pie en su interior. Desde los colores a los materiales, pasando por la decoración, los textiles o los accesorios, cada matiz hace su particular aportación para crear la atmósfera perfecta, un ambiente que adquiere una nueva dimensión si hablamos de prepararlo para una noche romántica.

Más allá de su naturaleza como habitación reservada al descanso, el dormitorio es capaz de levantar pasiones siendo, en muchos momentos, cómplice silencioso de historias con más o menos recorrido. Pero ¿sabes cuál es la receta perfecta? Ser capaz de seducir a través de la conquista de los sentidos es más sencillo de lo que imaginas. Sigue leyendo y descubre todas las claves para preparar tu dormitorio para una noche romántica.

1. Pequeños matices, grandes resultados

Triunfar o morir. El lema castrense es muy recurrente para una noche romántica y es que, extremismos al margen, el fin último de una velada con tintes inspirados en la pasión no es otro que la conquista del contrario. La estrategia a seguir en la habitación, con independencia de que sea un dormitorio moderno, clásico, industrial o de inspiración nórdica, viene marcada por la atención a los pequeños detalles. La suma de todos ellos creará el escenario perfecto para ganar cualquier batalla.

Una temperatura apropiada, un ambiente acogedor y una predisposición de quienes crucen el umbral de la puerta son sólo algunos de los ingredientes necesarios para empezar la partida. ¿Has tomado nota del punto de partida de la receta?

2. Luces, cámara y acción

La primera impresión es la que queda. Lo dice la sabiduría popular y lo avala el hecho de que, un simple vistazo, puede despertar el interés o la más absoluta indiferencia de cualquier invitado que acuda a tu dormitorio en una noche romántica. Por eso, es fundamental diseñar la atmósfera perfecta.

La iluminación es básica para alcanzar ese clima de seducción y, en consecuencia, la perspectiva de una cita puede ser el momento ideal para hacerte con ese aplique de pared que llevas tiempo cortejando, aquella lámpara de pie a la que ya tienes hecho su propio hueco o esos pulsadores con los que regular la intensidad de la luz de manera que puedas crear diferentes ambientes.

3. Despertar a los sentidos

Aunque nunca es mal momento para darle a las paredes de tu dormitorio un baño de color y cambiar su imagen, tal vez no haya que llegar a tanto (máxime si no tienes claro cuál es el recorrido que quieres para tu cita). En cualquier caso, no está de más investigar sobre la psicología del color e introducir matices cromáticos capaces de propiciar la pasión, la serenidad o el amor, entre otros. El rojo es el color indiscutible de la pasión pero cada color tiene su propio significado y siempre puedes apostar por una atmósfera delicada salpicada de detalles rosas; misteriosa y elegante vistiendo tu dormitorio de negro y gris, o divertida y cálida con tonos naranjas y amarillos, en forma de accesorios u objetos decorativos.

4. Una banda sonora de película

Si se trata de preparar el ambiente perfecto en el dormitorio para una noche romántica no puede faltar una banda sonora de película. En definitiva se trata de conquistar a todos los sentidos y, aunque pueda parecerte extraño, el oído es uno de tus grandes aliados. Al igual que la publicidad o el cine se sirven de la música para evocar sensaciones, tu estancia será un escenario de película si durante ese momento reservado a la intimidad suena el tema apropiado.

Descubre: Las 101 mejores canciones de amor con las que enamorarse

Las 101 canciones de amor © Begin Again

5. El tacto, ¡fundamental!

La capacidad sensorial para percibir contacto, presión y temperatura juega un papel determinante en una noche romántica y, por eso, hay que prestar especial atención a todo aquello que pueda influir en ella. Cuidar los textiles, a todos los niveles, puede contribuir al éxito de la velada. Jugar con las texturas y los brillos a través de sábanas, colchas o edredones o aumentar la temperatura del dormitorio con la introducción de alfombras son solo algunas ideas para dar con la atmósfera ideal.

6. El conocimiento es poder

El romanticismo es algo que hay que cultivar cada día y, aunque dicen que la rutina termina por hacer que desaparezca, lo cierto es que hay multitud de recursos que puedes incorporar a la decoración de tu dormitorio para que cada noche sea una experiencia llena de sentimiento. De hecho, no es necesario invertir una fortuna sino, más bien, dedicar algo de tiempo a sorprender a quien compartirá contigo ese momento de intimidad, ya sea en una relación recién estrenada o en una convertida en leyenda.

7. Accesorios low cost para una noche redonda

Las velas son objetos más que habituales en este tipo de encuentros aunque, también puedes preparar tu dormitorio para una noche romántica dejando unas flores frescas sobre la mesilla, una tarjeta con alguna dedicatoria inspirada sobre la cama, un post-it romántico bajo la almohada, una foto con un significado especial pegada en el armario o unos caramelos sobre el tocador.

¿Buscas ideas económicas para darle una nueva imagen a tus interiores? Descúbrelas en homify: 12 ideas fáciles y baratas para decorar la casa.

Contenido elaborado en colaboración con homify

Descubre: Decoración de mesas románticas

Decoración de mesas románticas © Instagram

Y además:
Decoración Ultra Violet: viste tu hogar con el color del 2018
Color block, la tendencia más vital en decoración

por Redacción enfemenino