Inicio / Decoración / Ideas y Trucos

Decoración

Las reglas de oro para poner la moqueta

por El equipo editorial Creado en 16 de mayo de 2008
Las reglas de oro para poner la moqueta

Que no cunda el pánico, poner una moqueta no está reservado a los manitas experimentados. Basta con seguir unos pasos e imaginar ese suelo blandito bajo los pies.

Que no cunda el pánico, poner una moqueta no está reservado a los manitas experimentados. Basta con seguir unos pasos e imaginar ese suelo blandito bajo los pies. Seguro que el resultado cambia por completo tu hogar.

Video por Samanta Mayordomo

Las herramientas indispensables:
- Cola o cinta adhesiva de doble cara
- Cúter, tijeras afiladas
- Lámina plana
- Regla metálica
- Rasqueta

Etapa 1: Preparar el suelo
Eliminamos las manchas de cola, de grasa y las marcas dehumedad que podrían reducir la esperanza de vida de la moqueta. Para un parqué o un embaldosado de hormigón impecable, la combinación aspirador-fregona es suficiente. Si es necesario, vuelve a poner tu suelo a nivel. Dos soluciones: una capa de revoque autoalisador o, más fácil, de arpillera, el tejido sintético flexible que se desliza por los huecos y corrige los defectos del suelo. Para las superficies de menos de 20 m², pon cinta adhesiva de doble cara alrededor, sin retirar la protección adhesiva superior, a lo largo de las paredes y sobre el suelo.

A saber: para hacer un empalme, sobrepón dos trozos dejando sobrepasar más de 5 cm y corta con el cúter ayudándote de una regla de metal.

Etapa 2: Colocar la moqueta
Esta etapa es, con diferencia, la más técnica, porque la moqueta es muy difícil de manejar. Con la espalda contra la pared más ancha, desenrolla la moqueta sobre la habitación. Debe subir por cada lado unos diez centímetros. Si es necesario, recolócala poniendo una sobre el suelo y la otra encima, para sacar el revestimiento progresivamente. Lo ideal es dejarla reposar un día, para que la moqueta se adhiera bien al suelo y se coloque bien. La rasqueta sirve para marcar el ángulo de la moqueta contra la pared. Parte del suelo hacia la pared evitando que se formen burbujas de aire.

Etapa 3: Realizar un corte perfecto
Esta etapa requiere precisión más que fuerza. Aprieta la lámina de una rasqueta ancha para cortar el ribete con cúter. Atención: para 20 cm antes de cada ángulo. Primero, dobla la moqueta hacia ti como una lengüeta, para que la parte inferior sea aparente. Luego, pon una regla metálica en la prolongación del corte ya hecho. Coloca un soporte bajo la solapa, una tabla de madera o de plástico, para proteger la moqueta por la parte inferior. Por último, con un cúter, corta los sobrantes. Repite la operación por el otro lado. Para acabar, despega las bandas adhesivas del centro hacia las paredes. Reposa la moqueta y camina lentamente por encima eliminando las burbujas de aire para que la adhesión sea óptima.

A saber: para las superficies grandes, levanta la moqueta y extiende cola en el suelo.

Author enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …