Inicio / Maternidad / Bebés y niños / El tercer mes del bebé

Maternidad

El tercer mes del bebé

Maren Agirregomezkorta
por Maren Agirregomezkorta Publicado en 28 de mayo de 2009

Tu bebé ya tiene tres meses, cada vez está más despierto, le gusta escucharte y observarte. Empieza a diferenciar mejor cuándo debe dormir y comer. La somnolencia casi permanente del principio da paso a periodos de sueño, y a periodos en los que se encuentra muy despierto, sobre todo a última hora del día.

Tu bebé durante el tercer mes
Ya mide unos sesenta centímetros y pesa aproximadamente 5kg800 si es chico y 5kg500 si es chica. Intenta coger objetos con las manos y empieza a patalear constantemente, sobre todo cuando te ve. Cada vez imita más, y ya comienza a tener sus primeros ataques de risa. Su perímetro craneal crece alrededor de 1,5 cm. No le saldrán los dientes hasta el sexto mes, pero el proceso de activación de la saliva suele empezar por estas fechas.

Salud
El eczema, una enfermedad inflamatoria de la piel, que a menudo se localiza en las articulaciones, puede estar asociado a picores a partir de los tres meses. El tratamiento suele ser la aplicación de una pomada a base de corticoides recetada por el médico durante 4-8 días cuando tenga un brote agudo.
El bebé recibirá diferentes vacunas obligatorias contra la difteria, el tétanos, la poliomielitis, hepatitis B, ferina y meningitis.

El despertar del bebé
El bebé empieza a tener un espacio visual de tres dimensiones e intenta agarrar objetos teniendo en cuenta su tamaño real y la distancia a la que se encuentra. Ahora distingue con nitidez todas las partes de un objeto, así como la rugosidad de la superficie. Con tres meses y medio, su agudeza visual es óptima y le permite ver objetos situados a 5 cm de sus ojos. También desarrolla su capacidad de sujetar las cosas con las manos. Es el momento de hacerle mil juegos cuando esté despierto para que el niño pueda trabajar su capacidad de imitación.

La alimentación
La lactancia materna se suele desarrollar con normalidad con 5-6 tomas durante el día y un paro nocturno de 6-8 horas. Las tomas duran entre 20 minutos y una hora según el bebé. Si el bebé toma biberón, realizará unas 5 tomas de 150g. La preparación y el tipo de leche no varían. El bebé tendrá cada vez más apetito, pero no debes preocuparte si éste rechaza la toma y no coge peso.

La separación madre-hijo
Este periodo suele coincidir con el final de la baja por maternidad. Sea cual sea la manera elegida para cuidar al bebé (guardería, niñera...), la separación será menos dura si se realiza de manera progresiva y si la madre no se culpabiliza de abandonar a su bebé, ya que se trata de un sentimiento de estrés que podría transmitir al bebé. Además, es muy importante que te tomes tu tiempo para dedicárselo a tu pareja, tarea que no siempre es fácil durante los primeros meses en los que os convertís en padres. Una pareja contenta tiene mucho más que ofrecerle al niño para que éste sea feliz.

por Maren Agirregomezkorta

Puede interesarte