Inicio / En forma / Bienestar / Beneficios de la patata: ¡energía y muy poca grasa!

En forma

Beneficios de la patata: ¡energía y muy poca grasa!

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 16 de marzo de 2017
115 compartidos

Párate a pensarlo. Seguro que incluyes este alimento en muchas de tus comidas semanales, pero, ¿lo asocias con una dieta sana? La patata tiene más beneficios de los que te imaginas, y nosotras vamos a contarte unos cuantos para que vuelvas a amar este tubérculo tan saludable.

Puede ser porque suele consumirse en forma de snacks muy salados, o porque suelen acompañar a las grasientas hamburguesas, pero la patata es un alimento que no goza de la popularidad que merece. Sin embargo la patata es un alimento muy saludable y fundamental para una alimentación sana. Al igual que otros tubérculos, como la zanahoria o el nabo, debe consumirse todas las semanas, unas 3 ó 4 veces, según la nutricionista Marian Morazo.

La patata es rica en carbohidratos, lo que te aporta energía, pero a su vez, muy poca cantidad de grasa. Aporta minerales, vitamina C, y puede ser una excelente fuente de antioxidantes. ¿Quieres saber más sobre lo que puede hacer por tu salud la patata? Vamos allá. Pero, antes, ten en cuenta estos alimentos, con pocas calorías, para una dieta sana.

¿Qué beneficios aporta la patata para tu salud?

1. Aporta energía

La patata es una gran fuente de almidón. Éste es el componente principal de, por ejemplo, cereales como el arroz. El almidón es esencialmente carbohidratos, que aportan energía. La necesitarás para afrontar un día duro en la oficina o una sesión de spinning en el gimnasio.

2. Baja en grasas

La patata, si bien es fuente de carbohidratos, es baja en grasa. En concreto, contiene 0,1 gramos de fibra por cada 100 gramos de patata. ¡Muy saludable! Al ser un alimento bajo en grasas, lo podrás introducir en tus platos sin miedo a perder la línea o a estropear tu dieta.

3. Es rica en vitamina C

Un consumo de 100-120 miligramos al día de vitamina C pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Un consumo de 100 gramos de patatas constituirían casi la mitad de ese consumo recomendado, según el Instituto Internacional de la patata (CIP). La cantidad de vitamina C que puedes encontrar en la patata depende de cómo la cocines, dado que se reduce cuanto mayor sea el tiempo de cocción.

© iStock

4. Una fuente de minerales

El potasio, el cinc y el hierro son los minerales que más abundan en la patata. Tener una buena provisión de hierro es fundamental para un buen suministro de oxígeno en todo el cuerpo, y su transporte en la sangre. Piensa en la patata como una opción en esos días del mes en que se produce una pérdida mayor de hemoglobina... Por su parte, el potasio ayuda a que las funciones mentales estén al máximo. ¡Estarás a tope!

Además, tanto el cinc como el hierro son fundamentales en la producción de colágeno, una proteína compleja que, entre otras cosas, es la que permite que tu piel se mantenga firme. ¡Imprescindible!

5. Antioxidante

Efectivamente. La patata también puede ayudarte a retrasar el envejecimiento. Los carotenoides y polifenoles son dos antioxidantes que abundan en muchas variedades de patata. Además, la patata roja contiene un pigmento, las antocianinas, que se relaciona con propiedades protectoras frente al cáncer.

Como ves, la patata puede ser tu gran aliada a la hora de llevar a cabo una dieta equilibrada y saludable. Te recomendamos que consumas la patata cocida, al horno o en puré, y trates de reducir las frituras. La patata puede acompañar verduras, carnes y pescados, y puedes cocinarla pelada o incluir la piel. ¡Así será aún más saludable! Échale imaginación y no dudes en incluir la patata en tus comidas.

¿Quieres más inspiración? Aquí tienes unas ideas para tus cenas. Algo más ligeras, ¡y muy sanas!

Y además...
Dieta para engordar: consejos para alcanzar un peso saludable
Dieta de la piña: lo que puedes esperar de este plan para adelgazar

por Laura Marcos 115 compartidos

Puede interesarte