Inicio / Cocina / Cocina internacional / Los cócteles con menos calorías: ¿cuántas tiene un gin tonic?

Cocina

Los cócteles con menos calorías: ¿cuántas tiene un gin tonic?

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de noviembre de 2017
69 compartidos

Aquí tienes algunos de los cócteles con menos calorías para que sepas identificarlos en tus noches de fiesta.

¡Para mí un gin tonic! Una tarde con amigas en una terraza, una cena romántica o un día de playa en un lugar paradisiaco bien merecen un buen cóctel o combinado para hacer el plan más glamuroso. Sin duda, es una opción refrescante y divertida pero también... ¡calórica! Eso sí, solo si eliges el cóctel inadecuado. Y es que, no todas las variedades tienen el mismo aporte calórico. Lo importante es saber cuál es el más rico y, además, el que menos calorías contiene. Para saber el que más, aquí te dejamos una lista con las bebidas alcohólicas más calóricas.

Pero la gran mayoría de los cócteles más famosos y apetecibles son auténticas bombas. Es difícil encontrar alguno que aporte menos de 200 calorías. Un mojito, por ejemplo, tiene 217 aproximadamente y una piña colada 230. El peruano pisco sour, es el más calórico de todos: ¡una sola copa de pisco aporta más de 349 calorías!

Por ello vamos a descubrirte a continuación algunos de los cócteles con menos calorías para que sepas cuál elegir si no quieres cometer demasiados excesos.

Calorías del gin tonic

El gin tonic es sin duda el cóctel del momento. Los bares especializados en ginebras proliferan al mismo ritmo que los sabores y las esencias con los que se puede aromatizar esta bebida. Opciones: todas las que a una se le ocurran. Pero cuando hablamos de calorías la cosa cambia. Un gin tonic clásico tiene, más o menos, 171 calorías. No es de los más calóricos pero tampoco de los menos. ¿Una opción para rebajar la cantidad de calorías? Elegir una tónica light (¡existen!).

Mojito... ¿en versión light?

Un clásico entre los clásicos. Como te comentábamos antes, un mojito convencional suele rondar las 200 calorías. Sin embargo, en los mojitos, como en tantos otros cócteles, es posible hacer pequeñas variaciones para conseguir una fórmula algo menos calórica y casi igual de deliciosa.

Por ejemplo, en vez de hacerlo con lima, prueba con agua con gas y jugo de limón; o en lugar del azúcar prueba con algún otro edulcorante bajo en calorías. No es exactamente lo mismo pero si tu objetivo es mantener la línea, un mojito hecho con estos ingredientes ronda las 140 calorías. ¡Un gran avance!

Cosmopolitan, el glamour del arándano

La mítica bebida de las chicas de Sexo en Nueva York no solo lo era por su exquisito sabor, sino seguramente porque es también una de las opciones más light dentro de los combinados alcohólicos. Una copa de este cóctel ronda las 123 calorías. Y si en vez del clásico zumo de arándanos utilizas jugo de arándanos sin azúcar y dos cucharadas de agua para rebajarlo, reducirás un poco más su nivel calórico, hasta las 105 por copa, aproximadamente.

Bloody Mary, ¡verduras al poder!

Vodka, tomate, limón... Aparentemente este parece un cóctel de lo más ligero, y las cifras no engañan. Una copa de Bloody Mary ronda las 123 calorías. Aunque no es apto para estómagos y paladares delicados por su fuerte sabor y su toque picante, también hay que reconocer que el hecho de estar elaborado con zumo de tomate es un punto a favor frente a otras mezclas más edulcoradas. Para decorar, prueba con gambas, pepinillos, apio u otras verduras. Si lo acompañas de algo tan "saludable", tendrás menos hambre para picotear el aperitivo y, quieras que no, ¡esas son también calorías que le restas!

Martini, la tentación elegante

Un Martini clásico es otro de los cócteles más bajos en calorías: 160 calorías por cada uno. Esta elegante bebida es una buena opción si se quiere disfrutar de una copa en el aperitivo, pero recuerda que si lo que quieres es mantener la línea y estás contando cada caloría que ingieres (algo que no deberías, por cierto, pues no hay que obsesionarse, sino cuidarse), puedes evitar comerte sus apetitosas aceitunas. Cada una de ellas tiene entre 9 y 12 calorías, que parece poco, pero si te tomas tres martinis y cada uno tiene dos, ya son unas 60 calorías que te ahorras.

Cócteles sin alcohol: ¿más o menos ligeros?

Los cócteles no tienen por qué contener alcohol para estar deliciosos. Y es que, hoy en día la carta de los combinados alcohol free es casi tan amplia como la de los cócteles clásicos. Así que, no hay motivo para renunciar a una buena copa en cualquier momento. De hecho, la mayoría de los cócteles suele tener la versión sin alcohol.

Eso sí, estas bebidas también suelen tener un contenido calórico bastante alto porque contienen ingredientes para conseguir una textura determinada y potenciar el sabor que suelen tener calorías. Se suelen emplear zumos de frutas, néctares, siropes, leche y grandes cantidades de azúcar. Un San Franciso, por ejemplo, contiene 179 calorías y eso que solo es un sofisticado multifrutas.

Entonces, ¿cuáles son las bebidas sin alcohol más refrescantes y bajas en calorías? El té helado, la limonada casera o los zumos de frutas naturales son, sin duda, la mejor opción porque, aparte de estar ricas, hidratan y aportan vitaminas y nutrientes.

Las claves de un buen cóctel

Puede que ahora quieras probar con algunas de las versiones más ligeras de los cócteles que te proponíamos. Y, para ello, ¡mucho mejor en casa! Así te aseguras que los ingredientes que tiene tu cóctel son justo los que quieres o, por qué no, puedes inventar uno propio. Para eso, es fundamental que sepas cuáles son las claves básicas para preparar cualquier cóctel. ¡Toma nota!

  • A la hora de preparar un cóctel hay que tener en cuenta los gustos de los invitados. Un cóctel demasiado fuerte, amargo o ácido no siempre es del agrado de todos los paladares.

  • La clave está en los ingredientes que se elijan y la manera de combinarlos. Según los expertos, no se deben mezclar más de cinco ingredientes en un mismo cóctel, y siempre tiene que existir un equilibrio entre ellos. Ninguno de los ingredientes o aromas tiene que sobresalir sobre el resto, la combinación tiene que ser armoniosa.

  • ¿Cuál es la mejor proporción? Dos partes de ácido por cada una de dulce y amargo.

  • No hay que echar mucho refresco. Solo el 40% del cóctel es refresco. El resto lo forman el resto de los ingredientes.

  • El gas siempre se tiene que echar al final.

  • Decorar un cóctel con una fruta, una flor comestible o una sombrilla es fundamental.

  • ¡A disfrutar!

Y además:
La pizza con fresa ha llegado a nuestras vidas y la gente está muy indignada
Frutas exóticas: un delicioso y saludable manjar

por Redacción enfemenino 69 compartidos

Puede interesarte