Inicio / En forma / Ejercicios / ¡No sin mi bici! Los beneficios para la mujer de este saludable deporte

© iStock
En forma

¡No sin mi bici! Los beneficios para la mujer de este saludable deporte

por Redacción enfemenino Publicado en 17 de abril de 2017
3 488 compartidos

Para muchas mujeres, la práctica de deporte se identifica con mejorar el aspecto físico y bajar de peso. Pero además de cuidar la estética, también debemos mirar por nuestra salud. ¿Sabías que montar en bicicleta te ayudará a ambas cosas?

Para obtener resultados reales cuando haces ejercicio, debes elegir el deporte que más se adecúe a tus características físicas y a tu estado de salud. Montar en bicicleta es un ejercicio ideal para conseguir ambos objetivos gracias a sus peculiaridades. Además, cuando lo practicas no tienes la percepción de hacer deporte, ¡es realmente divertido! Y es que salir con tu pareja, amigos o familia a montar en bici es un plan saludable y apto para casi todo el mundo, a diferencia de otras actividades como correr. De hecho, cada vez vemos a más gente en la ciudad utilizando la bici como medio de transporte ecológico y económico... ¡Pero además, tiene muchos beneficios! El 19 de abril, Día Mundial de la Bicicleta, puede ser un buen momento para empezar, ¿no crees?

Los beneficios de montar en bicicleta

Además de ser una actividad más de moda que nunca, montar en bici tiene numerosos beneficios. Se trata de una actividad cardiovascular que ayuda a aumentar la capacidad pulmonar, disminuye la presión sanguínea, mejora la circulación de la sangre y aumenta el metabolismo basal, lo que ayuda a mejorar nuestra resistencia y nuestro estado de salud. Además, y esto es algo más obvio, el trabajo muscular de piernas, caderas y abdomen, por lo que su práctica nos permite quemar grasa tanto localizada como general y estilizar la figura.

Si tenemos un índice de masa corporal superior a 26 y, por lo tanto, nuestro objetivo es perder peso, la bici debe ser una gran opción deportiva. Las personas con un peso elevado o ligeramente superior a lo recomendado, deben elegir un deporte que no genere estrés ni sobrecargue las articulaciones. En el caso del running, por ejemplo, todo el peso golpea las articulaciones de los tobillos, la cadera y las rodillas, y puede desarrollar problemas en el futuro.

La bicicleta también está indicada para todas aquellas personas con problemas articulares o ligamentosos, con signos de artrosis, desviaciones en los ejes de las piernas o alteraciones al caminar. Debemos tener en cuenta que nuestro aparato locomotor funciona por como si estuviera compuesto por piezas de mecánica, y si no tenemos las piezas en un buen estado, podemos deteriorarlas y acelerar el envejecimiento de nuestro cuerpo.

“A ojos de un traumatólogo, muchas personas que corren por la calle muestran cojeras, asimetrías o trastornos de la marcha. Otras, con exceso de peso, sufren sofocos, respiración rápida u otras anomalías que me incitan a decirles que están haciendo un disparate y que ese no es el ejercicio que necesitan”, afirma el doctor Ángel Amilibia, presidente de tuMédico.es. Y es que, aunque el running nos encante, está claro que no es la actividad más adecuada para todo el mundo.

© iStock

Un ejercicio apto para todo el mundo

La bicicleta es un ejercicio apto para todos los públicos y con resultados visibles a corto plazo. Pero igual que en cualquier actividad deportiva, debemos tener en cuenta algunos detalles. Uno de los requisitos para usar la bici de forma adecuada es colocar la altura del asiento en la posición correcta. Cuando el pedal está abajo, la pierna debe quedar extendida, pero sin llegar a tensar completamente la articulación de la rodilla. Este pequeño detalle es muy importante si queremos evitar dolores articulares.

Otra característica positiva de ir en bicicleta es que podemos añadirlo a nuestra vida cotidiana sin necesidad de modificar demasiado nuestros hábitos. Por ejemplo, podemos ir al trabajo o a la compra en bici, lo que va a representar un buen ejercicio aeróbico o anaeróbico, en función de la resistencia y la frecuencia con la que queramos trabajar. Como toda la actividad física, montar en bici también segrega endorfinas, lo que genera optimismo y una actitud más vital y positiva. Así que ya sabes, ¡incopora la bicicleta en tu vida!

Hagas lo que hagas, ¡haz deporte!

Además de incorporar la bicicleta en tu vida, si quieres llevar unos hábitos 100% saludables, es probable que debas hacer algunos pequeños cambios en tu día a día. Más verduras, una actitud positiva o disfrutar del descanso son algunos de los consejos para llevar una vida sana con los que te motivamos. Pero además, en tu mano está complementar el uso de la bici con algunos ejercicios para tonificar más tu cuerpo y sentirte más en forma... ¡Descúbrelos todos!

Por último, si la bicicleta no es lo tuyo, queremos compartir contigo unas cuantas ideas que tal vez te animen a ponerte en forma de manera diferente. ¡Hay muchísimos ejercicios para elegir! Desde deportes para el gimnasio hasta otros al aire libre, ¡seguro que encuentras el tuyo! Además, te ofrecemos un código de descuento de Wiggle para que aproveches todas sus ventajas.

Artículo elaborado en colaboración con tuMédico.es.

Y además:
Test: ¿qué deporte encaja más con tu personalidad?
¡A bailar! Por qué zumba es el entrenamiento que necesitas para adelgazar

por Redacción enfemenino 3 488 compartidos

Puede interesarte