Inicio / Cocina / Recetas para adelgazar / Una receta ligera y sabrosa: milhojas de pavo con membrillo y mozzarella

Cocina

Una receta ligera y sabrosa: milhojas de pavo con membrillo y mozzarella

por Redacción enfemenino Publicado en 13 de marzo de 2017

Te proponemos una receta saludable que hará las delicias de tus cenas: apunta nuestra receta de estas sabrosas milhojas de pavo con membrillo.

Puede que esta receta de milhojas de pavo con membrillo y mozzarella suene a plato complicado, pero lo cierto es que no tardarás más de 15 minutos en prepararlo. Hace un tiempo te proponíamos nuestra versión más dulce con base de hojaldre: las milhojas de turrón y nata. Pero, ¿quién dijo que este plato solo pudiese ser dulce? Esta vez hemos querido reinventar la clásica receta para sustituir las hojas de hojaldre por una base de pavo y mozzarella.

Te proponemos apostar por una versión salada, sana y deliciosa ideal para cualquier cena informal. ¡Sorprende a tu pareja o a tus amigas! No tardarás nada en prepararlo y, si lo presentas con gracia, dejarás a todo el mundo asombrado. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo preparar este sencillo plato! En nuestra galería de imágenes puedes encontrar algunos ejemplos del resultado final de esta receta, así como de otros platos elaborados con los mismos ingredientes que pueden servirte de inspiración para tus cenas light.

Milhojas de pavo con membrillo y mozzarella

• Tiempo de elaboración: 15 minutos
• Dificultad: fácil
• Raciones: 4

Ingredientes:
- 320 g de mini de pechuga de pavo braseada
- 2 bolas de mozzarella fresca
- 400 g de dulce de membrillo
- 100 ml de vinagre de Módena
- 3 cucharadas de frambuesas
- 1 cucharada de azúcar
- Canónigos

Modo de elaboración:

En un cazo, pon a hervir las frambuesas con el vinagre a fuego medio hasta obtener un líquido con más cuerpo, que resulte casi caramelo líquido al enfriar. Tritura el resultado y cuela los grumos mientras todavía esté caliente. Mételo en la nevera y resérvalo.

Corta la mozzarella en discos y parte en lonchas el dulce de membrillo al igual que la pechuga de pavo. A continuación monta en cada plato: unas capas de membrillo, pavo y mozzarella, alternando los tres ingredientes. Sirve todo junto con un poquito de reducción de frambuesas por encima, canónigos y algunas frambuesas extra. ¿Has visto qué fácil es? Y ahora... ¡a disfrutar!


Y además:
Edamame, el entrante oriental más beneficioso
4 recetas con noodles de verduras que te encantarán

por Redacción enfemenino
¡Tapa para amantes del queso! Camembert rebozado con frutos secos

Puede interesarte