Inicio / Pareja / Sexualidad / 10 ideas preconcebidas sobre las mujeres y el sexo: terminemos con los falsos mitos

10 ideas preconcebidas sobre las mujeres y el sexo: terminemos con los falsos mitos

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 16 de diciembre de 2015

En pleno siglo XXI muchas personas aún nos consideran frágiles, románticas empedernidas y menos interesadas en el sexo que los hombres. Y nada más lejos de la realidad.

¿Cómo es posible que aún haya personas que piensen que a las mujeres nos gusta menos el sexo que a los hombres? Cada persona es un mundo, habrá mujeres a las que le guste más que a otras, pero sucede lo mismo con los hombres. Es decir, la mayoría de cosas que se dicen sobre nosotras no tiene nada que ver con el género, sino con cada persona. Por eso vamos a desmontar unas cuantas afirmaciones que se han dicho hasta la saciedad sobre las mujeres y el sexo. Y es que, simplemente, porque una cosa se repita muchas veces no tiene por qué ser verdad. Empezamos.

1. Las mujeres tienen menos deseo que los hombres

Se dice que los hombres siempre tienen ganas y que a nosotras no nos pasa. Pues bien, puede que sea anatómicamente más fácil que un hombre se excite, pero eso no significa que tengamos menos deseo, sino que simplemente vivimos nuestra sexualidad de otro modo. Muchas de nosotras nos conocemos mejor, exploramos nuestras zonas erógenas y sabemos exactamente qué nos gusta y cómo nos gusta. No hay que presuponer, por tanto, que las mujeres tienen menos deseo porque ningún hombre puede saber a ciencia cierta cuánto deseo sexual sentimos.

2. Para las mujeres, el sexo no tiene importancia

¿Quién es nadie para decidir si el sexo tiene más o menos importancia para las mujeres? Habrá personas para las que sea algo secundario en su vida y habrá otras que vivan el sexo como una necesidad fisiológica. No hay nada de malo en ninguna de las dos formas de ver la vida, pero basta ya de pensar que para los hombres es más importante el sexo porque, francamente, ¿a quién no le gusta disfrutar en la cama?

Al igual que se dice de los hombres (al menos de algunos de ellos) a muchas mujeres también nos preocupa la monotonía en las relaciones sexuales, sentimos vértigo al pensar en estar con un solo hombre el resto de su vida o fantaseamos con otros hombres. Y no pasa nada, cada una es como es, y la sociedad ni debe imponerte que formes una familia y olvidarte del sexo ni debe imponerte que seas una dominatrix.

3. Las mujeres se masturban muy poco o nada

Aunque sigue siendo un tema tabú, incluso entre muchas mujeres, esto se tiene que acabar. Las mujeres somos libres de explorar nuestro cuerpo al igual que los hombres hacen lo propio con el suyo. Es más, la masturbación tiene una serie de beneficios que solo dan más motivos para practicarla, por si el placer no fuera suficiente. De hecho, por si necesitas un dato, en este test sobre gustos sexuales femeninos, tan solo el 13% de nuestras usuarias afirmaron que la masturbación es una práctica solo para hombres.

Por lo tanto, una vez más, habrá obviamente mujeres que no se masturben, pero es intolerable que lo contrario esté mal visto. De hecho, si muchos de estos juguetes existen, será porque nos gusta masturbarnos, ¿no?

4. Las mujeres hablan más de sexo entre ellas que los hombres

No necesariamente. Puede que a muchas mujeres nos cueste menos expresar nuestras impresiones y sentimientos con amigas íntimas, pero los hombres también son perfectamente capaces de hablar de sexo y, de hecho, lo hacen. Una persona que respeta a su pareja tiene cuidado a la hora de airear los detalles de su vida íntima y, por lo tanto, aquí influye más la educación que el sexo. ¿Cuántos estudios hay que demuestren que las mujeres hablamos más? Pues eso, olvidémonos de los tópicos.

5. A las mujeres no les gusta el cunnilingus

La falsa creencia de que a las mujeres no nos gusta el cunnilingus puede derivar de que a algunas mujeres no se lo han practicado todo lo bien que se podría. Es similar a aquellas mujeres que nunca han llegado al orgasmo: ¡hay que practicarlo y explorarse! Puede que haya casos de mujeres a las que, efectivamente, les resulte desagradable (también puede haber hombres a los que no les guste el sexo oral) pero, por lo general, no hay práctica sexual desagradable, sino mal hecha.

6. Si una mujer no lubrica de forma natural es porque no tiene ganas

No tiene por qué. Existen otras causas de sequedad vaginal ocasional. Hay que tener en cuenta el estrés, las modificaciones hormonales, la falta de actividad sexual, la edad... La mayoría de las veces, la falta de lubricación vaginal no tiene que ver con el deseo. Piensa que es parecido a cuando los hombres sufren un gatillazo. Normalmente no es tanto por falta de ganas como por algún problema puntual que haya que solucionar. Afortunadamente hay muchas formas de despertar el deseo, desde una cena romántica a unas caricias pasando por alguna novela tórrida que despierte la imaginación.

7. Las mujeres son unas románticas en la cama

Otra idea errónea. A cualquier persona le gustan los detalles bonitos, la intimidad con su pareja o que le colmen de cariño. Pero cuando se trata de disfrutar en la cama, cada una tiene sus propios gustos. Las hay que prefieren el sexo más cañero, las hay más románticas, las hay más activas o pasivas... ¡Hay de todo y hay momento para todo! De hecho, en el test del que hablábamos anteriormente, tan solo a un 33% de nuestras usuarias les salió un perfil sexual romántico.

8. A las mujeres les gusta tomarse su tiempo

Sí y no. Anatómicamente, la excitación en el hombre es más sencilla y basta con masturbarle para que obtenga placer de forma rápida y sin complicaciones. El cuerpo de las mujeres funciona de forma diferente, y aquí los preliminares juegan un buen papel para aumentar la excitación y alcanzar el clímax. Es por eso por lo que conceptos como el slow sex han tenido tan buena acogida en los últimos años. Ahora bien, el típico "aquí te pillo, aquí te mato", en cualquier momento y lugar y de forma rápida o apasionada es también perfecto para obtener placer. Lo ideal es conseguir un ambiente excitante para que ambos disfruten por igual. Si por las prisas el dura algo menos, aquí tienes algún consejo para que no pase. Y ya sabes, a probar por todos los rincones de la casa...

9. Las mujeres necesitan amar para tener sexo

Pregúntale al que diga esto en qué siglo vive. Hoy en día las mujeres disfrutamos mucho más abiertamente de nuestra sexualidad y, por lo tanto, lo que antes muchas mujeres querían hacer y no se atrevían, ahora lo hacen sin problema. Igual que hay personas a las que el sexo sin amor ni les llena ni les hace felices, hay otras que disfrutan de una noche de sexo con alguien con quien no tienen confianza o acaban de conocer. ¿Y qué tiene de malo? Absolutamente nada. Una vez más, que cada uno haga lo que quiera dentro del consentimiento y el respeto.

10. El placer de la mujer depende del tamaño del pene

La típica pregunta: ¿el tamaño importa? En este caso, habrá mujeres que digan que para ellas sí es importante, pero por lo general cualquier mujer es capaz de disfrutar con un hombre ya tenga el pene de mayor o menor tamaño. De hecho, casi se puede decir que influye más la forma del pene. Lo importante es que tanto hombres como mujeres sepan sacar el máximo provecho a su cuerpo: buscando zonas erógenas, puntos de placer y, efectivamente, utilizando bien el pene. Para ello, unas posturas específicas para penes grandes y otras para penes pequeños pueden ser la clave del placer. Con unos preliminares, un ambiente adecuado y estos consejos, es totalmente posible disfrutar al 100%.

En definitiva, olvidemos la guerra de sexos y que cada uno sea como sea y disfrute del sexo como quiera... En la variedad está el gusto, que nadie te diga cómo tienes que ser ni qué te tiene que gustar: ¡sé feliz siendo tú misma!

Y además
Slow sex, el nuevo camino de la felicidad sexual
La eyaculación masculina: todo lo que debes saber

Puede interesarte

Sexo tántrico: seis motivos para practicarlo

Sexo tántrico: seis motivos para practicarlo

Sexo tántrico: seis motivos para practicarlo Sexo tántrico: seis motivos para practicarlo

Empieza a practicar: 6 consejos para iniciarse en el sexo tántrico Empieza a practicar: 6 consejos para iniciarse en el sexo tántrico

Mujeres del siglo XXI: ¿liberadas sexualmente? Mujeres del siglo XXI: ¿liberadas sexualmente?