Inicio / Moda / Accesorios / Piercing en la nariz: todo sobre la tendencia

Moda

Piercing en la nariz: todo sobre la tendencia

por Elvira Sáez Creado en 4 de noviembre de 2019
Piercing en la nariz: todo sobre la tendencia© Unsplash

¿Te gustaría tener un piercing en la nariz? ¿No sabes si elegir un nostril o un septum? Hoy, resolvemos todas tus dudas para que elijas el mejor estilo para ti.

Los piercings en la nariz han sido parte de la cultura y la tradición desde la historia antigua en muchas culturas. Ya sea por motivos personales, estéticos o religiosos, las perforaciones forman parte de raíces milenarias como la hindú. En Occidente su fama resurgió a mitad de los 2000 y desde entonces la variedad de formas y clases no ha parado de crecer.

Aunque antes era un tipo de accesorio reservado principalmente para las mujeres, ahora, tanto ellas como ellos disfrutan de estas pequeñas joyas que nos permiten presumir de un estilo único y diferente.

¿Te consideras elegante? ¿Hippie? ¿Rockera? No importa, siempre habrá un piercing de nariz que se adapte a tu estilo como un guante.

Si te mueres por lucir un piercing pero tienes muchas dudas, te traemos toda la información para aclarar tus dudas: tipos de piercing, dolor, cuidados y precios.

Video por Carla Dominguez


Un pendiente con mucha historia


La historia del piercing nasal tiene miles de años, remontándose a los primeros registros de su existencia en Oriente Medio. Incluso la Biblia lo menciona en el Génesis (cap. 24, v.22), cuando Abraham le regala a Rebekkah un aro de oro. La tradición ha sido uno de los principales precursores en todo el mundo, como por ejemplo en las tribus beja, beduinas y bereberes.

En países como la India, las mujeres perforaban su nariz cuando iban a casarse. La costumbre del siglo XVI les lleva a utilizar un piercing de aro llamado “Naths”, caracterizados con flores incrustadas en la piel.

¿Qué tipo de piercing elegir?

Como dijo Leonardo Da Vinci, la nariz es la característica más fuerte en la cara y, para quien quiere hacerse una modificación en la misma, esto es más que cierto.

En la actualidad, muchas de las ubicaciones en las que se suelen colocar los piercings provienen de la tradición india, como por ejemplo los septum o los que se situan en la. Aleta de la nariz pero, más allá de estas, existe una gran variedad de modelos y tipos.

¡Atrévete y dale un aspecto distinto a tu estilo con un piercing en la nariz!


Piercing Nostril


El nostril piercing es el nombre del tipo de perforación más clásica y más tradicional de la nariz. Ubicado en cualquier parte de la aleta de la nariz, puede lucirse con un aro o una pequeña bola.

El tiempo de cicatrización es de entre 3 a 4 semanas, ya que lo que se atraviesa es el cartílago de la aleta de un lado de la nariz. Puedes utilizar diversos accesorios como aros, mini barbell, aretes minilabret o nostril screw.


Nostril alto


Una de las variaciones del tipo anterior es el nostril alto. En este caso el procedimiento se realiza un poco más arriba, alejado de la curva natural de la aleta. A diferencia del nostril clásico, en esta ubicación no se pueden usar aros.

El tiempo de cicatrización es de entre 3 a 4 semanas también, pero en este caso dolerá bastante menos ya que atraviesa cartílago alar, un tejido más blando. Puedes utilizar accesorios como mini barbell, aretes minilabret, BCR o nostril screw.

A la hora de lucir un piercing nostril, puedes elegir entre diversas alternativas, desde el clásico puntito o diamante hasta aros decorados.

  • Bolita o diamante: son los más populares, sobre todo entre mujeres. Casi no se notan, por lo que da un toque de rebeldía al mismo tiempo que conserva ese aire elegante.

  • Aro: esta opción es la indicada si no quieres esconder tu nueva adquisición. En función de si quieres que se note más o menos, puedes optar por diferentes grosores, colores y modelos.


Piercing eal o bridge

El piercing de puente, también conocido como piercing eal o piercing bridge, es uo de los más atrevidos y curiosos debidos a su peculiar localización. A diferencia del nostril, el bridge atraviesa la piel, siendo visible por ambos lados de la cara.

El puente de la nariz es la parte que se encuentra entre medias de los ojos, donde comienza la nariz, por lo que no atraviesa cartílago. Este estilo suele ser utilizado más por hombres que por mujeres.

El tiempo de cicatrización es de entre 4 a 6 semanas. Puedes utilizar accesorios como arete barbell recto o curvo.


Piercing septum


El septum, también llamado piercing toro, es toda una tendencia a día de hoy. Las personas arriesgadas que quieran resaltar su estilo hipster o bohochic suelen apostar por este tipo.

El septum recibe su nombre de su localización, el septo, es decir, el hueco de cartílago que divide las dos fosas nasales. Al ser una zona con muchas terminaciones nerviosas, la perforación es más dolorosa y requiere de más cuidados para su cicatrización.

El tiempo de cicatrización es de entre 4 a 8 semanas, ya que atraviesa piel y cartílago. Puedes utilizar accesorios como arete barbell circular, BCR, CBB o retainer.


Piercing nasallang


El piercing nasallang es muy similar al brigdge, aunque es este caso se hace no dos perforaciones, sino tres. Para este se usa una misma aguja que atraviesa a la vez las dos aletas nasales y el cartílago, de modo que una barra horizontal atraviesa la nariz.

El tiempo de cicatrización es de entre 1 a 2 meses, y se aplica a través de las fosas nasales y el tabique. Puedes utilizar accesorios como barbell recto o el arete minilabret.


Piercing rhino


El piercing de nariz vertical o rhino es uno de los más peculiares. Recibe el apodo de rino en referencia al rinoceronte, ya que este piercing atraviesa verticalmente la punta de la nariz

El proceso de cicatrización también es rápido, entre 1 y 2 meses, aunque el tipo de piercing que podrás usar es solo uno: el arete barbell curvo.


¿Cómo es el proceso de hacerse un piercing? ¿Cuánto duele?

Es importante que, una vez has decidido que los piercings son lo tuyo, acudas a un especialista. Los materiales quirúrgicos esterilizados y la higiene, son imprescindibles para asegurarnos de que después no entrará ninguna bacteria a través del agujero en la nariz.

Recuerda que los piercings pueden durar muchos años, al igual que sus cicatrices, por lo que procura que este procedimiento quirúrgico cuente con todas las garantías para evitar cualquier infección. Lo ideal es consultar en diferentes establecimientos, conocer las opiniones y ver las fotos que suben de sus trabajos para ver si son lo que buscas.

El procedimiento es simple. Partimos de una aguja hueca o un catéter. ¡Huye de las pistolas, ya que es más probable que se te infecte!

Una vez el especialista se coloca los guantes para asegurar la higiene, se desinfecta la zona con algodón o una gasa. Basado en sus conocimientos, marcará un punto donde la perforación quedará mejor y luego en un espejo te dejará opinar sobre la ubicación. El siguiente paso es usar unas pinzas circulares que permiten sujetar la zona al mismo tiempo que dejan un hueco que atravesará la aguja hueca. En uno de los extremos se coloca la joya y se hace el recorrido inverso con la aguja, dejando colocada ya la pieza.

¡Ya está, en menos de 10 minutos tienes tu nuevo piercing!

Si lo que te preocupa es el dolor, aquí te ordenamos de más a menos los piercings más dolorosos.

  • Piercing rinho
  • Piercing nasallang
  • Piercing septum
  • Piercing eal
  • Piercing nostril


Precios y cuidados: protege tu salud y tu bolsillo

Sobre los precios, es importante saber que varían mucho en función de la zona donde hayas elegido colocar el piercing, el local y la ciudad donde residas. En grandes ciudades como Madrid, puedes encontrar alternativas que van desde los 14 euros si apuestas por el acero o 18 si quieres titanio, hasta los 100 euros en sitios más exclusivos.

No importa donde te lo realices, pero cuídalo.

  • Espera unos meses, como mínimo 2, para asegurarte de que el proceso de cicatrización ha finalizado.

  • Cuida la higiene, limpiando el área a diario, sobre todo los primeros días, con suero o un jabón neutro.

  • Espera hasta el segundo mes para cambiarte de aro, evitando así cualquier infección.

  • Evita cremas y maquillaje hasta que se cierre la herida.

Y además:
Piercings en la oreja: los más deseados por las famosas
Uñas con piercing, la última tendencia en internet
Menos es más: el reinado de las joyas minimal