Inicio / Belleza / Cabello / Pelo pegajoso después del lavado: ¿sabes cuál es la causa y cómo solucionarlo?

Belleza

Pelo pegajoso después del lavado: ¿sabes cuál es la causa y cómo solucionarlo?

por María Viéitez Creado en 13 de enero de 2020
Pelo pegajoso después del lavado: ¿sabes cuál es la causa y cómo solucionarlo?© GettyImages

Si alguna vez has salido de la ducha con el pelo recién lavado y aclarado y, cuando te has dispuesto a secarlo, lo has notado pegajosos al tacto, debes saber de qué sensación estamos hablando. Pero, ¿sabes a qué se debe? A continuación te contamos los motivos y te explicamos cómo solucionar el problema.

A todas y todos, tengamos el pelo seco, graso o mixto, nos gusta lucir una melena sana, suelta, sedosa y brillante. Y, por eso, en ocasiones nos obsesionamos con la limpieza y entramos en un bucle en el que acabamos lavándonos el pelo todos o casi todos los días. A veces también caemos en el error de utilizar el cepillo con demasiada frecuencia, algo que no favorece en absoluto ni a los cabellos grasos –la excesiva manipulación genera más sebo– ni a los secos –provoca encrespamiento y favorece la caída. Todo ello provoca que nuestro pelo no se vea tan bonito como nos gustaría.

El pelo pegajoso es un problema más común de lo que crees y, aunque te cause mucha preocupación, no es necesario levantar la voz de alarma. Se trata, por lo general, de una sensación pegajosa al tacto en la zona de la coronilla, es decir, un tacto graso en la zona de las raíces y no tanto en la parte media del cabello o las puntas. Cuando esto ocurre tu cabello se puede ver apelmazado y el aspecto es similar al del cabello graso. Pero, ¿cómo es posible que ocurra aun cuando acabamos de lavar el cabello?

Si alguna vez has sufrido este problema, lo más probable es que la primera medida que hayas puesto en práctica para solucionarlo haya sido lavarte el pelo de nuevo. Y, para tu sorpresa, después del segundo lavado tu melena siguió igual de pegajosa. Y es que en principio puede parecer que se trata de una acumulación de suciedad en nuestro pelo que intentamos evitar con otro enjabonado y aclarado. Y aunque esta no es la solución, si has llegado a esa conclusión, no estás desencaminada.

Video por Patricia Álvarez

¿Por qué tengo el pelo pegajoso?

Para experimentar este problema tener el pelo graso de por sí no es un una condición necesaria. Y, de hecho, el tacto pegajosos es algo que ocurre muy a menudo en melenas secas y cabellos sensibles. Pero, ¿por qué? Lo primero que debes saber para conocer la naturaleza del problema es que el origen del mismo está en los malos hábitos, la falta de información y la falta de cuidados específicos para nuestro cabello. Y esta es precisamente la causa por la que el problema puede empeorar después de un segundo lavado. Te explicamos por qué.

Cada vez que lavamos nuestro pelo le estamos sometiendo a una agresión y, aunque es necesario hacerlo, muchas veces no lo hacemos de la manera correcta. Así, lo dañamos de forma innecesaria, por ejemplo, lavándolo con demasiada frecuencia.

Este error, que es uno de los más comunes y perjudiciales para nuestra melena, provoca que acabemos con el sebo que produce nuestro cuero cabelludo, un aceite natural segregado por las glándulas sebáceas y cuya función es la de proteger nuestro cabello y cuero cabelludo. La cantidad de sebo que producimos depende de cada tipo de melena y, por eso, los expertos recomiendan que lavemos nuestro cabello siempre que sea necesario. Eso sí, debemos intentar no caer en el error de obsesionarnos con la limpieza de nuestro cabello y comenzar a lavarlo en exceso. Esto, además, provocaría una mayor caída consecuencia de la manipulación excesiva.

Y para quien crea en el mito de que lavarlo con poca frecuencia es mejor, está equivocado, ya que la suciedad y los residuos pueden obstruir los poros del cuero cabelludo perjudicando a salud del bulbo piloso y frenado el crecimiento o incluso deteniéndolo por completo. Este es uno de los motivos por los que los expertos en salud capilar no recomiendan utilizar champús en seco.

Estas son las posibles causas del pelo pegajoso

Como te hemos contado, es posible que el lavado excesivo provoque que, en primer lugar, alteremos la producción de sebo en nuestro cabello, lo que puede provocar que se vuelva más graso. Pero otra de las posibles consecuencias es que en nuestro cabello se acumulen residuos, plásticos y siliconas, que son componentes fundamentales en numerosos champús del mercado.

La acumulación de residuos
La mayoría de los champús contienen sulfatos y siliconas, componentes que en los primeros usos consiguen que nuestro pelo se vea sano, limpio, brillante y muy sedoso. Sin embargo, a medida que lo usamos más y más veces, comprobamos que el resultado no es tan satisfactorio. ¿Por qué ocurre esto? En los primeros lavados, las siliconas y los sulfatos forman sobre cada pelo una película que lo hace lucir brillante pero, con el paso del tiempo, este efecto sintético acaba sobrecargando nuestro cabello. Así, esta puede ser una de las causas que provoque que nuestro pelo esté pegajoso.

El uso de productos poco adecuados
En ocasiones cometemos el error de lavar o cuidar nuestro pelo con productos no específicos. Un error muy común es usar, por ejemplo, productos para cabello dañado o sensible cuando nuestro cabello no es así. Como resultado, sobrecargamos la hebra capilar de nuestro cabello provocando que se vea grasiento, apelmazado y pesado.

La salud del cuero cabelludo
La salud de nuestro cuero cabelludo afecta directamente a la salud y aspecto de nuestro pelo. Puede verse afectado por, por ejemplo, dermatitis seborreica, un trastorno que provoca una producción excesiva de sebo que podría ser la causa por la que nuestro pelo está pegajoso incluso inmediatamente después del lavado.

Por otro lado, puede ocurrir que nuestro cuero cabelludo esté demasiado seco. Y aunque pueda parecer un contrasentido, la sequedad excesiva puede provocar que nuestro cuerpo cabelludo reaccione produciendo un exceso de sebo, que puede ser el causante de la pegajosidad.

¿Cómo acabar con el pelo pegajoso?

Como haría cualquiera, suponemos que lo primero que has hecho para atajar el problema ha sido meterte en internet y consultar los métodos más efectivos para acabar con el pelo pegajoso. Como te decimos, no es necesario poner el grito en el cielo. Puede que hayas leído remedios un tanto descabellados: usar detergente para el lavado, utilizar Fairy a modo de champú, utilizar polvo de talco o bicarbonato... Con estos productos no harías otra cosa que empeorar o enmascarar el problema, así que, trata de atajarlo desde la raíz.

Si habitualmente utilizas un champú que contenga sulfatos y siliconas, lo más recomendable es que lo cambies por otro elaborado a base de ingredientes naturales. Para escoger tu próximo champú, sigue la siguiente regla: cuantos menos ingredientes, mejor.

Como decimos, evita los sulfatos, que son los responsables de que los champús hagan mucha espuma y que, al mismo tiempo, irritan y deshidratan las fibras capilares y el cuero cabelludo. Por otro lado, evita las siliconas y sus derivados –como la dimeticona, el siloxane o el dimethiconol–, que logra el efecto engañoso de que tu melena se vea sana y renovada –incluso aunque no lo esté–, pero que dificultan la oxigenación del cabello y lo resecan. Por último, procura escoger fórmulas que no contengan parabenos, parafinas, alcohol y petroquímicos, ingredientes tóxicos presentes en muchos productos cosméticos y que pueden acabar con la salud de nuestra piel.

Recuerda prestar atención a los ingredientes de tu champú, tu mascarilla y tu acondicionador. Sabemos que es un tarea un tanto engorrosa, pero la salud de tu cabello lo agradecerá y en pocas semanas comprobarás la diferencia.

Pero tenemos más consejos. Si quieres lucir la mejor versión de tu pelo, es muy útil, en primer lugar, que esperes a que tu cabello necesite un lavado para lavarlo. En segundo lugar, hazlo siempre con agua fría, ya que el agua caliente aumentan la porosidad del cabello y esto favorece la adhesión y acumulación de residuos –y por si esto fuera poco, provoca efecto frizz o encrespamiento.

Por último, si tienes el pelo seco, lo tienes graso o lo tienes mixto, asegúrate de usar un champú específico según las necesidades de tu cabello. También es importante que sigas la misma regla con la mascarilla, el prechampú, el acondicionador y cualquier otro producto de cuidado capilar. Aunque parece obvio, es un consejo muy útil y muy fácil de seguir.

Descubre: ¡Atenta a los ojos! ¿Qué famosa eres según tu mirada?
¿Se encuentra tu mirada entre la de estas celebrities? © Getty

Te puede interesar...
Puntas secas, raíz grasa: 5 consejos para cuidar el cabello mixto
Cómo lavar el pelo sin agua: 5 métodos rápidos y súper eficaces
7 mascarillas caseras para el pelo, ¡elige la tuya!
Beneficios del agua micelar para el cabello