Inicio / Cocina / Cocina internacional / Arroz con leche

Cocina

Arroz con leche

por Elena Bonet Publicado en 15 de febrero de 2010

El principio
No hay nada más sencillo que preparar arroz con leche: leche, azúcar y arroz. Es como hacer un risotto pero en versión dulce. Puedes perfumarlo si tienes tiempo (vainilla, especias), variar el tipo de arroz y leche, jugar con los edulcorantes (miel, sirope de arce o cualquier otro producto endulzante) y la cocción (al horno, fuego lento) o incluso preparar un pastel de arroz con leche a partir de esta receta de base. Lo ideal es servirlo como postre de una comida ligera o en la merienda. Hay quienes lo prefieren tibio o quienes lo degustan frío.

El tipo de arroz
La primera condición para que nos salga rico rico es elegir bien el arroz. Olvidémonos del basmati, el thaï, el que nunca se pega y optemos por el arroz redondo, rico en almidón y con cierta tendencia a pegarse para darle al postre cierta consistencia fundente. Si no tienes arroz de grano redondo, sustitúyelo por risotto (arborio vioalone nano) o por el de paella (arroz bomba), ambos redondos también.

El tipo de leche
La receta de la abuela utiliza leche de vaca, a poder ser fresca y entera para un resultado muy cremoso. Sin embargo, puedes elegir leche semi para que sea algo más ligero. Un pequeño truco para evitar que el arroz con leche no se pegue a la olla: lávala con agua fría y no la seques. Vierte directamente la leche.
Evidentemente, también se pueden utilizar leches vegetales: leche de soja avainillada o de arroz para un arroz con leche... ¡100 % arroz!

100% tradicional...
El azúcar y la vainilla, el que queramos, son los dos únicos ingredientes que se pueden añadir para conseguir un sabroso arroz con leche. Cuenta entre 20-30 minutos de cocción sin tapa y con cierta vigilancia. No olvides remover con frecuencia pero con suavidad si buscas la cocción perfecta. Inténtalo: la teurgoule, es una especialidad de Normandía en la que el arroz perfumado con canela se hace al horno durante un largo rato, como consecuencia se crea una capa espesa y caramelizada que está deliciosa.

...o más original
Ahora que ya dominas el arroz con leche toca jugar con la variedad de los tonos:
• Sustituye el azúcar por cualquier sirope que te guste (horchata, limón, fresa, amapola, rosa, violeta).
• Perfuma la leche con especias: badiana, anís, canela, jengibre. Hay quienes añaden una hoja de laurel, su sabor mezcla muy bien con el del arroz.
• Utiliza arroz de colores (rojo, amarillo de Laos, negro) que encontrarás en tiendas bios. Te quedará un arroz con leche espectacular.
• Añádele: frutos secos (albaricoques, prunas, uvas, dátiles) cortados a trozos y a mitad de la cocción (reduce la cantidad de azúcar en función de los frutos secos que pongas), fruta fresca (ciruelas, albaricoques, peras, fresas, frutos rojos). Puedes servirlos al lado de arroz con leche, en ensalada o coulis. El arroz condé es un postre compuesto por una base de arroz con leche cubierta de albaricoques partidos por la mitad con un poco de sirope.
• Utiliza también huevos y un poco de mantequilla. Vierte la mezcla en un molde caramelizado y obtendrás un delicioso pastel de arroz tras 40 minutos de cocción en el horno.
• Mézclalo y añádele crema fresca. A continuación, pásalo por la sorbetera para conseguir un helado original y sabroso.
• Si quieres un arroz con leche extra delicioso, ponle dos cucharadas soperas de mascarpone y una de ron. Muchos te preguntarán por el secreto de la receta.

Consulta también:
La crema inglesa
El merengue
La leche de vaca

Y también:
Recetas exóticas con plátano

por Elena Bonet

Puede interesarte