Inicio / Psico / Consejos

Psico

Soñar no cuesta nada: ¿qué harías si te tocase la lotería?

por Laura Sutil Creado en 23 de diciembre de 2014
Soñar no cuesta nada: ¿qué harías si te tocase la lotería?© Getty

Cada 22 de diciembre nos quedamos paralizadas ante la televisión esperando a que los niños de San Ildefonso entonen el número de nuestro décimo. El Gordo nos hace soñar cada Navidad y aunque finalmente solo sean unos pocos los afortunados, nosotras, por si acaso, tenemos preparada nuestra propia lista de deseos.

© Getty

Nada más y nada menos que 400.000 euros para no dejar de soñar. Y aunque sepamos que el dinero no da la felicidad, lo cierto es que resulta difícil no fantasear con una vida de ensueño si la suerte nos sonríe. Desde que "el calvo de la Lotería" nos enviaba sus mejores de la pantalla de televisión directos al sofá, llevamos unos cuantos años barajando opciones para invertir el dinero del Gordo por si un año de estos tenemos suerte. Nosotras te mostramos algunas de nuestras preferencias, ¿coinciden con las tuyas?

Un viaje alrededor del mundo

Es el sueño compartido por todos: la gran mayoría de los españoles pensaría en organizar el viaje de su vida si el número que ha escogido concienzudamente en la Administración del barrio resultase agraciado. Desde cruceros en pareja por las islas griegas hasta verdaderas rutas de aventura o placenteros días de relax en familia. Sea cual sea el destino, está claro que viajar nos encanta y es la primera inversión que haríamos si nuestro número hubiese sido el elegido.

Comprar la casa de mis sueños

La vivienda sigue siendo uno de los deseos más recurrentes en esas inversiones si nos toca el Gordo. Puede ser un precioso ático en la gran ciudad o una tranquila casa de campo para escapar de vez en cuando. Nosotras tampoco diríamos que no si nuestra futura casa se pareciese un poquito a esta:

Tapar esos pequeños agujeros...

En tiempo de crisis, dejamos pasar año tras año esos pequeños detalles que hacen de nuestro hogar un lugar mejor. Cambiar el color de la habitación del peque, ampliar la cocina, comprar un lavavajillas, reorganizar el salón o decidirte por hacer obras e instalar una chimenea que dé ese toque rural con encanto a tu salón. Esos pequeños asuntos pendientes se convertirían en una realidad si cayesen 400.000 euros en nuestras manos, ¿no? Para dejar de jugar a ser la manitas de la casa...

Y si sobra un poquito... ¡A por el coche!

Otra de las inversiones que barajamos es comprar un coche. No hace falta que sea el último modelo, bastará con que nos lleve a cualquier parte. Eso es lo que decimos todas pero, si es descapotable y podemos creernos las reinas de la carretera mientras el viento mece nuestro pelo... ¡Mucho mejor!

Un año para mí misma

La mayoría de la gente dice preferir continuar con su trabajo, a pesar del premio de la lotería pero otra de las opciones que puedes barajar es dedicar un año sabático a ti misma. Viajar, cambiar tu lugar de residencia durante unos meses, alejarte de la gran ciudad y volver al pueblo en busca de algo de tranquilidad. Un año sabático puede ofrecerte nuevas perspectivas de tu vida. ¡Piénsatelo!

Como las chicas de Sexo en Nueva York

Después de haber pensado en una gran inversión, por ejemplo, un viaje, se nos antoja comprarnos unos zapatos exclusivos o, ampliar la habitación para tener un vestidor lleno de 'Manolos' y algún que otro trapito de esos para toda la vida. Una tarde de shopping como si la mismísima Carrie Bradshaw hubiese entrado en acción...

Todo se queda en casa

En este momento hay muchas familias españolas que no atraviesan su mejor momento. Por este motivo, quizás habías pensado en echarle una mano a los tuyos si te tocaba la lotería. Ayudar a ese hermano que acaba de quedarse en paro o regalarle un viaje a ese familiar que no se encuentra muy bien de ánimos. Una bonita inversión que te devolverá felicidad a raudales.

Un capricho para los peques de la casa

Un estudio realizado recientemente demuestra que un buen porcentaje de mujeres españolas desearían tener más tiempo para compartir con los suyos. Quizás los 400.000 euros nos permitirían organizar un viaje a un parque temático con nuestros hijos o reformar la habitación de la princesa de la casa para decorarla totalmente a su gusto.

La cara solidaria del Gordo

Nos hemos planteado que si en realidad no necesitamos el dinero para cubrir nuestras necesidades básicas y nos haría felices ayudar a quienes menos tienen, ¿por qué no ofrecerle una nueva oportunidad a los habitantes de los lugares más desfavorecidos del planeta? Hacer una donación a una ONG o fundación que trabaje de forma activa en África puede hacernos sentir muy satisfechas.

La felicidad de que todo siga igual

Al final, para muchas de nosotras la mayor felicidad, con o sin premio de la lotería, es que todo siga igual que hasta ahora. La salud, el trabajo y el amor de los nuestros es suficiente para comenzar el 2015, ¿no crees?

Y además:
Viajar, la mayor ilusión de los españoles
¿Preparada para emocionarte? Te mostramos los anuncios más entrañables de estas Navidades