Inicio / Famosos / Noticias Famosos / Melania Trump, de modelo eslovena a primera dama de EE.UU

Famosos

Melania Trump, de modelo eslovena a primera dama de EE.UU

por Cristina Gonzalez Creado en 10 de mayo de 2018
Melania Trump, de modelo eslovena a primera dama de EE.UU

El 20 de enero de 2017, Melania Trump sucedía a Michelle Obama y se convertía en la 45ª Primera Dama de los Estados Unidos, después de que su marido, el [inserte aquí adjetivo al gusto] candidato republicano Donal Trump ganase las elecciones a la presidencia del país. Y sí, parece mentira que ya haya pasado año y medio ya desde que este personaje (porque no sabemos muy bien qué adjetivo atribuirle después de todas sus perlitas) se pusiera a los mandos de la Casa Blanca.

Del presidente, esta vez, no vamos a hablar. Pues después de haber aguantando sus frases machistas, sus comentarios racistas y demás maravillas, la verdad es que no nos apetece. Esta vez nos hemos centrado en su mujer, Melania, una de las mujeres más populares de hoy en día. La primera dama acaba de cumplir 48 años y hemos querido aprovechar la ocasión para hacer un repaso por su vida, pues probablemente, hay ciertas curiosidades que no supieses.

Uno de los cambios que más impactan es el de su estilo. Poco queda ya de las lentejuelas o los escotes infinitos que se plantaba en sus tiempos como modelo en Eslovenia. Ahora su estilo (gracias, todo hay que decirlo, a la ayuda de sus estilistas) es mucho más sofisticado.

Los primeros años de Melania Trump

Y es que Melania (cuyo nombre original es Melanija Knavs) nació el 26 de abril de 1970 en Novo Mesto, una ciudad de Eslovenia, bajo el régimen de lo que antes se conocía como República Federativa Socialista de Yogoslavia: actualmente, la República de Eslovenia. Hija de agricultores, los comienzos de Melania no fueron fáciles ni para ella ni para su familia. La cosa mejoró cuando sus padres consiguieron cambiar de trabajo: su padre montó un negocio y su madre comenzó a trabajar en el sector de la moda. Fue entonces cuando cambiaron su humilde casa por otra más lujosa en un barrio "de bien".

Su suerte cambió el día en el que un fotógrafo la descubrió por casualidad. En un día de 1897, Melania estaba sentada en las escaleras de un instituto de la capital eslovena. Tras ese encuentro, se apuntó a una escuela de modelos y dejó de lado sus estudios. Con solo 18 años fue elegida para ser imagen de una de las marcas de ropa más importantes de la antigua Yogoslavia.

Su camino hacia Estados Unidos

Dicen que no le resultó fácil llegar hasta Estados Unidos. Primero tuvo que hacerse un hueco en los desfiles europeos. Para ello cambió su apellido, su color de pelo, comenzó, según se rumorea, con las operaciones estéticas, y perfeccionó sus idiomas (habla esloveno, alemán, francés, serbio e inglés). En 1996 decidió trasladarse a Estados Unidos.

Y aquí es donde viene una de las especulaciones más sonadas respecto a su carrera, pues hay quien afirma que Melania Trump trabajó ilegalmente durante sus primeros años en Estados Unidos. La agencia Associated Press destapó que durante un par de meses, la modelo había ingresado unos 20.000 dólares por unos trabajos que realizó cuando solo tenía un visado de turista. Algo que, como imaginarás, Donald Trump y su séquito se han esforzado en desmentir. Pues imagínate qué mala propaganda para el presidente: él, que quiere echar a patadas a los emigrantes de su país y luchar contra la ilegalidad, casado con alguien que hizo exactamente lo que él tanto critica. ¡Menudo drama!

Cómo conoció a Donald Trump

Pero no adelantemos acontecimientos, pues en ese momento de su pasado las vidas de Melania y Donald aún no se habían encontrado. De hecho, por esta época, se la llegó a relacionar con Hugh Heffner, el difunto dueño de Play Boy. Al actual presidente de Estados Unidos le conoció en 1998, durante la semana de la moda de Nueva York. Allí coincidieron en una fiesta, se conocieron, se enamoraron (ejem) y comenzaron a salir, convirtiéndose en la pareja de moda, a pesar del revuelo que causaba los 24 años de diferencia de edad que hay entre ambos.

Trump, por aquel entonces empresarios, protagonizó una portada de Play Boy, Melania una de GQ Inglaterra (en la que salía prácticamente desnuda)... En fin, que ambos consiguieron cumplir algunos de sus sueños profesionales. Cuando ya formaban parte de alta clase empresarial (y elitista) de Nueva York, Melania se alejó de su carrera como modelo y se dedicó a ser más bien una socialité y a colaborar en algunos programas de televisión. Llegó a salir en el show de Oprah Winfrey, a ser jurado de Miss USA y, por su puesto, protagonizó también el reality show de su marido (por aquel entonces solo era su novio), The Apprentiece.

La boda llegó el 22 de enero de 2005, una ceremonia que costó millones de dólares y a la que asistieron celebridades políticas como Hillary y Bill Clinton. Y el resto es historia: su popularidad creció como la espuma, llegó incluso a protagonizar la portada de Vogue USA posando para Mario Testino con su vestido de boda (Dior, 200.000 euros).

En 2006 nació su hijo, Barron William Trump. A partir de entonces se dedicó a su familia, a colaborar con causas solidarias y a convertirse en empresaria.

Fin del mandato de Obama, elecciones, polémica, manos a la cabeza y Trump siendo presidente de Estados Unidos. Lo que parecía una broma de mal gusto se convirtió en una realidad. Y hasta hoy.

Y ahora que ya conoces la vida de Melania Trump de nuestro puño y letra, es hora de conocerla también en imágenes. ¿Cómo ha cambiado la primera dama en estos últimos años? ¡Atenta a estas fotografías!


Puede interesarte:

Los momentazos de Melania Trump en su primer año como primera dama

Repasamos los mejores looks de Melania Trump durante su viaje a Europa

El estilo de Brigitte Macron, ¿cómo viste la primera dama francesa?