Inicio / En forma / Salud / La campaña del Día Mundial del Sida 2017: "Mi salud, mi derecho"

© iStock
En forma

La campaña del Día Mundial del Sida 2017: "Mi salud, mi derecho"

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de noviembre de 2017
1 346 compartidos

Cada 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida con el objetivo de concienciar sobre esta enfermedad. Este año la campaña se centra en el derecho de todas las personas a la salud.

El sida es aún una enfermedad creciente y mortal. A finales de 2016, en el mundo había 36,7 millones de personas infectadas por VIH; aproximadamente 1,8 millones se contagiaron ese mismo año y cerca de 1 millón falleció a causa de enfermedades relacionadas con el sida, según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y ONUSIDA (Programa de las Naciones Unidas sobre VIH/sida).

Estos datos confirman la necesidad de seguir celebrando, más que nunca, el Día Mundial de la Lucha contra el Sida y de ir más allá. La campaña de ONUSIDA de este año, ##myrighttohealth (mi derecho, mi salud), tiene como objetivo proporcionar información sobre el derecho a la salud y su importancia en la vida de las personas. Como afirman desde Naciones Unidas, la única forma de poner fin a la amenaza del sida es una atención sanitaria de calidad disponible y accesible para todos en cualquier lugar del mundo.

La buena noticia es que se están logrando progresos importantes en lo que al tratamiento del VIH se refiere. Según el último informe de ONUSIDA, en el año 2000 solo 685 000 tenían acceso al tratamiento antirretrovírico y en junio de 2017 el número ha aumentado de forma espectacular hasta los 20,9 millones de personas. Esta es la prueba de que es necesario seguir reivindicando los derechos de las personas que viven con el VIH para mejorar aún más su situación.

Objetivo 90-90-90

El objetivo más ambicioso en la lucha contra el sida es acabar con la epidemia en el año 2030. Para ello, hay planes intermedios, de cuyo éxito dependerá conseguir su eliminación total. Uno de ellos es el denominado 90-90-90, fijado para el año 2020. Así, se trataría de que el 90% de las personas con VIH conocieran que son seropositivos; el 90% de los que lo sepan recibieran tratamiento y el 90% de los que están en tratamiento consiguieran llegar a niveles indetectables del virus.

La importancia de la prevención, de detectar de forma precoz y de tratar la infección por VIH en el caso de que exista, es que se logra parar la evolución de la infección. Si no es así, el virus acaba atacando a las defensas, el sistema inmunitario se deteriora y aparece finalmente el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), una de las etapas más avanzadas de la infección por VIH, en la que pueden aparecer más de 20 infecciones (denominadas "oportunistas") o cánceres relacionados.

Con los avances propuestos, en el año 2020, la cifra de nuevas infecciones entre adultos quedaría en 500.000, un número que se va acercando a la meta de 200.000 del año 2030.

© iStock

Las cifras del VIH en España

Según el informe Vivir y envejecer con el VIH: desafíos ante la gestión del VIH en España, llevado a cabo por The Economist Intelligence Unit, desde inicio del 2016 hasta junio de 2017 se han registrado 3.353 nuevos casos diagnosticados. Lo que supone 8,6 casos por cada 100.000 habitantes. Por otro lado, el último informe sobre vigilancia del VIH y sida en España determina que la tasa global de nuevos diagnósticos de VIH en España está en niveles similares a los de otros países de la Región Europea de la OMS, pero la tasa es superior a la media de la Unión Europea.
​​
​Se estima que 145.000 personas viven en España infectadas por el VIH, de las cuales el 18% no está diagnosticada. La vía de transmisión más frecuente es la sexual. El 83,9% de los nuevos casos de 2016 corresponde a hombres y la media de edad se mantiene en los 36 años.

Sobre el VIH sabemos que...

Hay que abordar el VIH y el sida sin estigmas porque sabemos que:

  • Las personas con VIH/sida correctamente diagnosticadas y tratadas pueden conseguir llegar a cargas virales indetectables de la enfermedad, lo que supone que el virus tendrá muchas dificultades para transmitirse a otras personas.

  • En países desarrollados como España, el VIH/sida se ha convertido en una enfermedad crónica en la que más de un 90% de los afectados se trata.

  • El VIH solo se transmite por un intercambio directo de fluidos entre una personas infectada y otra sana. Los fluidos que contagian el VIH son: sangre, semen, secreciones vaginales y leche materna.

  • El VIH no se transmite por la saliva, el sudor o las lágrimas, por usar ropa de un afectado, ni por compartir alimentos ni útiles de cocina.

  • Gracias al tratamiento médico (antirretrovirales), mujeres con VIH pueden dar a luz a niños sin VIH. Menos de un niño por cada cien nacen con VIH después de haber seguido las pautas de control durante el embarazo.

  • Si el hombre tiene VIH pero la mujer no, y esta se queda embarazada, el bebé no nacerá con la infección, ya que el virus no pasa directamente del padre al hijo, a no ser que la madre se haya contagiado antes.

Descubre: Películas sobre enfermedades que cambiarán tu forma de ver la vida

Las mejores películas sobre enfermedades © Siempre Alice

Y además:
Enfermedades de transmisión sexual: ¿qué sabes sobre ellas?
10 preguntas sobre salud sexual que deberías saber responder

por Redacción enfemenino 1 346 compartidos