Inicio / Belleza / Tratamientos / Gimnasia facial: ejercicios para una piel más tersa

© iStock
Belleza

Gimnasia facial: ejercicios para una piel más tersa

por Sandra Gonzalez Publicado en 23 de enero de 2018
247 compartidos
A-
A+

Con la gimnasia facial conseguirás una piel más radiante y tersa. ¡Te contamos cómo!

Poner morritos, sacar la lengua, estirar la nariz... Parece un campeonato de muecas pero no, es más que eso, porque gracias a estos sencillos y comunes gestos se consigue trabajar los músculos de la cara consiguiendo una piel más tersa y radiante. Es la gimnasia facial. ¿No merece la pena?

Pero, ¿qué pueden hacer estos ejercicios por ti? Si los realizas de forma regular se consigue mejorar la circulación y la oxigenación de la cara. En definitiva, el rostro adquiere un resplandor especial. ¿Quieres saber más? Te proponemos unos ejercicios de gimnasia facial muy sencillos.

La gimnasia facial: ¿alternativa al botox, el relleno y los tratamientos de belleza? No te equivoques. Los ejercicios para la cara no son un remedio milagroso contra el envejecimiento de la piel, las arrugas o las patas de gallo. Pero gracias a este tipo de gimnasia los músculos de la cara se tensan y se fortalecen y esto repercute positivamente en tu aspecto general.

Además, estos movimientos son relajantes y ayudan a evitar el estrés provocado por la actividad diaria. Simplemente por esto ya merece la pena dedicar diariamente un ratito a ejercitar el rostro.
Te enseñamos cómo conseguirlo con ejercicios específicos para el cuello, la barbilla, la boca, los labios y las mejillas. ¡Haz gimnasia facial y rejuvenece de forma natural!

Gimnasia facial: el calentamiento

Antes de realizar los ejercicios faciales es importante calentar y relajar la musculatura de la cara, el cuello y los hombros. Realiza un pequeño masaje sobre estas partes del cuerpo golpeando suavemente con las yemas de los dedos. Esto ayuda a reactivar la circulación de la zona. Darte pequeños pellizcos sobre estos puntos también es muy beneficioso. ¡Ya estás preparada para hacer los ejercicios!

Algunos consejos generales sobre la gimnasia facial: es importante que las primeras veces que realices los ejercicios los practiques delante de un espejo para que vayas cogiendo conciencia sobre las diferentes muecas y posiciones de las diferentes partes de la cara.

El mejor momento para ejercitar los músculos del rostro es antes o después del tiempo destinado al cuidado de la piel. Cuando vayas adquiriendo soltura los puedes hacer en cualquier instante del día: conduciendo, paseando o viendo la tele.

Más o menos 5 minutos por la mañana y de 5 a 10 minutos por la noche es más que suficiente para conseguir resultados. Es importante repetir cada ejercicio de 10 a 20 veces.

Algunos ejercicios requieren que complementes las muecas con estiramientos simultáneos realizados con los dedos para que no se formen arrugas en la cara.

Importantísimo: no estires la piel con fuerza. Los ejercicios hay que hacerlos con calma y sin forzar demasiado la piel. Mantén la tensión de cada ejercicio unos 6 segundos y luego ve relajando poco a poco.

Gimnasia facial: ejercicios para la barbilla

Tener un cuello de cisne y una barbilla moldeada y tersa es posible. Gracias unos sencillos ejercicios se puede evitar la tan antiestética papada que añade años y quita frescura y juventud al rostro.

¿Qué hay que hacer? Muy sencillo. Siéntate delante de una mesa y coloca un brazo encima de ella horizontalmente. Apoya el otro brazo sobre la mesa en vertical, cierra la mano en un puño y colócala debajo del mentón. Haz fuerza con la barbilla contra el puño y siente la resistencia. Mantén la presión durante 6 segundos y luego relaja.

Cosas a tener en cuenta:

​Intenta no hacer movimientos complementarios como mover los ojos o estirar la nariz.

La boca tiene que estar cerrada y la barbilla no se puede mover a pesar de la presión. Tienes que sentir que los músculos del cuello se tensan.

No muevas los hombros hacia arriba y mantenlos relajados.

Descubre: 50 alimentos saludables que alargarán tu vida

50 alimentos que te alargarán la vida © iStock

Gimnasia facial: ejercicios para la papada

Los ejercicios específicos para evitar la papada existen y son muy sencillos. Lo único que necesitas es armarte de una toalla pequeña.

¿Qué hay que hacer?

Ejercicio 1. Enrolla la toalla en un churrito y sujétala por ambos extremos debajo de la barbilla de manera que esté tensa. Levanta la mandíbula hacia arriba y deja que el rollito se deslice por debajo de la mandíbula. Mantén la tensión durante 6 segundos y luego relaja. Repite el ejercicio de 4 a 6 veces. Cuando termines desliza la toalla varias veces por la barbilla de forma suave.

Ejercicio 2.Colócate la toalla enrollada detrás de la nuca y sujeta ambos extremos con las manos. Tensa la toalla. Gira la cabeza hacia la derecha y sube un poquito la mano derecha para que la toalla presione la mandíbula. Levanta la mandíbula y presiona con la toalla. Mantén la tensión durante 6 segundos y repite el ejercicio de 4 a 6 veces. Haz el mismo procedimiento con el lado izquierdo.

Consejo: mantén una posición correcta durante el entrenamiento.

Gimnasia facial: zona de la boca

Cuidar la zona de la boca es muy importante porque es una parte de la cara que llama mucho la atención. Por este motivo, hay que ejercitarla para que luzca radiante.

Ejercicio 1. Coloca los dedos índices en las comisuras de los labios para que no se formen arrugas. Presiona los labios y fuerza una sonrisa pero sin abrir la boca. Tienes que notar la tensión de los músculos de la sonrisa. A continuación simula la posición que se adquiere cuando se va a silbar y presiona con fuerza hasta que sientas que los músculos se están ejercitando. Alterna ambos movimientos.

Ejercicio 2. Presiona los labios y tuerce la boca hacia ambos lados como si estuvieran mirando hacia los lados. Gira hacia la derecha y mantén la tensión durante 6 segundos y relaja. Repite el mismo ejercicio hacia la izquierda. Este ejercicio ayuda a tensar las mejillas.

Ejercicio 3. Lo mismo que en el ejercicio 2 pero en este ejercicio además de torcer la boca hacia los lados tienes que subirlos.

Gimnasia facial: ejercicios para las mejillas

Este ejercicio de gimnasia facial ayuda a tensar y fortalecer las mejillas. ¡Es muy sencillo! Sigue estos tres pasos.

Paso 1. Hincha las mejillas con aire y golpea suavemente con las yemas de los dedos sobre ellas. Al echar todo el aire tienes que sentir un cosquilleo en las mejillas.

Paso 2. Mantén una gran tensión mientras tienes la boca llena de aire.

Paso 3. Al echar el aire por la boca hazlo de forma suave, lenta y constante.

Gimnasia facial: el contorno de los ojos

Ejercicio 1. Crea la forma de unas gafas con los pulgares y con los índices y colócatela sobre el contorno de los ojos tensando la piel de arriba y de debajo de la zona. Mantén esta tensión y parpadea de 10 a 20 veces sintiendo la resistencia que ejerce la presión de los dedos sobre los músculos de esta parte del cuerpo. Relaja.

Ejercicio 2. Partiendo de la misma postura que en el ejercicio anterior, en esta ocasión, tienes que cerrar los ojos y mantenerlos cerrados haciendo presión durante 6 segundos. De esta manera la tensión y el entrenamiento se realiza sobre otros músculos que en el ejercicio 1. Mantén la tensión durante 6 segundos y relaja.

Gimnasia facial: ejercicios para las patas de gallo

Las patas de gallo son un signo del envejecimiento de la piel. Hoy en día, muchas mujeres las sufren a edades demasiado tempranas. Existen ejercicios de gimnasia facial específicos para este problema estético.

Ejercicio para las patas de gallo

Coloca los dedos en las sienes e intenta que estos lleguen hasta la parte superior de las orejas. Abre la boca y desplaza la mandíbula de delante a atrás. Con este movimiento de la mandíbula tienes que sentir que los músculos de las sienes se tensan y se fortalecen. Mantén la tensión durante 6 segundos y luego relaja.

El resto de los músculos de la cara no se tensan durante estos ejercicios.

Gimnasia facial: ejercicios para la frente

Ejercicio 1. Coloca los dedos de ambas manos sobre la frente de tal manera que la palma esté en contacto con ella y que las puntas de los dedos se toquen. Haz presión hacia arriba y siente que las cejas, los párpados y los músculos de frente se tensan. Mantén esta tensión durante 6 a 10 segundos y a continuación relaja. La sensación es muy estimulante.

Ejercicio 2. Coloca los dedos entre las cejas y tensa hacia abajo. Al hacer este movimiento aparece una arruga sobre la nariz (es la que aparece cuando frunces el ceño). Este ejercicio ejercita los músculos contrarios a los que hemos entrenado con el ejercicio anterior por lo que son complementarios. Mantén la presión durante 6 segundos y relaja.

Gimnasia facial: ejercicios para terminar

Para terminar la sesión de entrenamiento de gimnasia facial de los músculos de la cara es importante relajar la zona con masajes específicos.

¿Cómo se hace? Coloca las yemas de los dedos sobre los huesos de la mandíbula inferior. Haz una suave presión sobre la zona y realiza movimientos circulares. Ve realizando estos masajes por toda la cara, de abajo hacia arriba, y continúa por la zona del nacimiento del pelo. Realiza el mismo tipo de masaje por la zona de la nuca.

Ya conoces las normas y los ejercicios básicos que hay que tener en cuenta para realizar gimnasia facial correctamente. Reserva un rato todos los días para estas sesiones de entrenamiento y disfruta de los beneficios.

Y además:
5 alimentos para conseguir una piel más sana y bonita
El cuidado antiedad perfecto para pieles sensibles

por Sandra Gonzalez 247 compartidos