Inicio / Belleza / Tratamientos / Remedios para cuidar las uñas estropeadas

Belleza

Remedios para cuidar las uñas estropeadas

por Blanca Nieto Publicado en 29 de marzo de 2019

Las manos son, junto al rostro una de las zonas de nuestro cuerpo que más tiempo pasan expuestas a las agresiones medioambientales y a la contaminación, por lo que tenemos que poner especial atención en su cuidado. Además, las uñas sufren igualmente deshidratación, descamación y otra serie de problemas cuando no las tratamos como merecen. Te contamos los mejores remedios para cuidar las uñas estropeadas.

Los esmaltes de uñas, la manicura permanente, la exposición a productos químicos...las uñas son una de las partes de nuestro cuerpo que más expuestas están a agresiones externas y que más facilidad tienen para debilitarse. Unas uñas cuidadas, ya sea pintadas o al natural, dan una buena imagen y es importante prestar atención a sus cuidados y a su salud. Si te muerdes las uñas, abusas de esmaltes químicos o, simplemente, tienes las uñas muy sensibles es hora de que empieces a aplicar los productos y los cuidados necesarios, esto es todo lo que debes saber para hacerlo.

Prevenir a través de la alimentación

La salud y belleza de tus uñas dependen sobre todo de tu alimentación. Al igual que el cabello, las uñas se componen principalmente de fibras de keratina, así que no las podemos nutrir de un modo local, pero sí adoptando unos buenos hábitos alimenticios. Las uñas estropeadas pueden deberse a la falta de vitamina B, que encontramos en los cereales, la levadura de cerveza, el trigo, las almendras y las nueces, el pescado y los crustáceos; a la falta de calcio, que nos proporcionan los productos lácteos, o a la falta de sales minerales como el hierro, el magnesio o el zinc.

Consejos para no dañar las uñas

  • No te las muerdas.
  • Límalas. No te las cortes si se rompen fácilmente. Es preferible utilizar una lima flexible de cartón que una metálica, así no dañamos la keratina. Empieza desde un extremo y sigue hacia el centro, siempre en la misma dirección para evitar que se abran en capas.
  • Aplícate endurecedor de vez en cuando, alternándolo con tu pintauñas habitual, pero sin abusar demasiado para no endurecerlas y evitar que se rompan con facilidad.
  • No utilices productos químicos que las debiliten. Utiliza guantes para fregar los platos y realizar las tareas domésticas.
  • Utiliza disolventes suaves, sin acetona para no deshidratarlas.

Rutina de cuidados

  • Elige una base hidratante y aplícatela antes del pintauñas para hidratarlas en profundidad y protegerlas, les aportará flexibilidad y se fortalecerán.
  • También puedes optar por las cápsulas de gelatina para fortalecerlas.
  • Masajéalas con un pulidor y aceite, así evitarás que se agrieten y se formen capas.
  • Cuídate las cutículas (esas pieles que aparecen a los lados de las uñas) frotándolas con un poco de crema. Las puedes ablandar previamente con un poco de agua tibia y jabón. Así también eliminarás las pieles muertas de la base de la uña y tu manicura lucirá mucho más bonita.

Bases hidratantes para uñas

Valmy, base hidratante: este esmalte hidratante de la marca Valmy tiene un alto contenido en vitamina E y keratina, ingredientes imprescindibles para endurecer la uña y darle brillo. Hidrata y repara las uñas secas y débiles propensas a partirse, haciéndolas más flexibles y resistentes. Además, sirve de base para tus esmaltes de uñas tradicionales.

Scholl, Aceite Hidratante para Uñas y Cutículas: Compuesto por siete aceites nutritivos y Vitamina E es un tratamiento idóneo para hidratar las uñas y las molestas cutículas. Aplícalo una vez al día, por ejemplo, antes de irte a dormir y notarás como tus uñas brillas y están más fuertes gracias a la acción de los aceites de girasol, de almendras dulces, manteca de karité, aceite de aguacate o de albaricoque.

Endurecedor de uñas, Química Alemana: este endurecedor penetra en la cutícula de la uña y la fortalece sin dejar sensación aceitosa después de su aplicación. Agita antes de usar el endurecedor y aplícalo sobre las uñas limpias y secas. Para iniciar el tratamiento, aplica una capa delgada de la mitad de la uña hacia afuera, deja secar y luego aplica encima el esmalte de color de su preferencia. Tras pocas aplicaciones notarás como tus uñas vuelven a recuperar su dureza.

Mavala Nailactan, tratamiento para uñas dañadas: si tienes las uñas estropeadas, débiles o muy amarillas después de la manicura, este tratamiento te ayudará a recuperar su aspecto normal. Se trata de una crema especial para uñas que contiene ingredientes nutritivos que las reparan desde las capas más profundas y le devuelven su dureza. Aplícala diariamente antes de dormir sobre tus uñas, notarás los resultados tras las primeras aplicaciones.

Quitaesmalte sin acetona: la acetona y otros productos químicos utilizados durante las manicuras son especialmente dañinos para las cutículas. Por eso, opta por quitaesmaltes que no contengan acetona y tengan ingredientes hidratantes para las uñas. Te recomendamos este de D'Orleac, elimina el esmalte casi a la primera pasada y no reseca ni debilita las uñas.

Cuidados naturales

  • Crea tu propia crema 100 % natural. Necesitarás la mitad de una patata, 2 hojas de col y 2 o 3 cucharadas de harina de avena. Mézclalo todo y aplícatelo varias veces si es necesario. Lograrás unas bonitas uñas.
  • Sumérgelas en agua caliente y con sal para fortalecerlas.
  • Varias veces al mes, báñalas en aceite de oliva tibio para nutrirlas y protegerlas de agresiones externas.
  • Utiliza aceite de ricino.
  • Humedécelas con zumo de limón para blanquearlas y fortalecerlas.

Y además...

Hazte la manicura semipermanente en casa con estos consejos
Los accesorios imprescindibles para hacerte la manicura de gel en casa
Las tendencias de uñas que triunfarán esta primavera

por Blanca Nieto

Puede interesarte

por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción