Inicio / Cocina / Cocina internacional / Los restaurantes orientales que no te puedes perder en Madrid

Cocina

Los restaurantes orientales que no te puedes perder en Madrid

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 17 de abril de 2017

Hace tiempo que la gastronomía china, japonesa o tailandesa no tiene secretos para ti. Te encanta descubrir nuevos lugares en los que el estilo oriental inunde todo y, precisamente por eso, hemos seleccionado nuestros restaurantes orientales favoritos en Madrid. ¡No te quedes sin visitarlos!

Aprender a comer con palillos te ha llevado su tiempo pero, sin duda, ha merecido la pena. Ahora puedes disfrutar de todos esos manjares que te hacen viajar con el paladar. Tataki de atún rojo, noodles, baos, pad thai, dim sum, sushi... ¡Qué difícil nos resultaría decidirnos solo por una de estas recetas! Para que tengas la opción de probar la gastronomía oriental que tanto te gusta, hemos preparado un recorrido por los restaurantes asiáticos de la capital que han conseguido conquistarnos. ¡Comencemos la ruta!

Janatomo

Sashimi de atún rojo © Janatomo

Janatomo ("amigo de las flores" en japonés) se alza como una de las propuestas más interesantes y genuinas de la gastronomía oriental de Madrid. Su cocina es casera a más no poder y sigue la tradición japonesa con toques asiáticos renovados.

Pocos restaurantes orientales con con una trayectoria tan larga: de hecho, fue el primer restaurante en Europa de cocina china y japonesa. Su origen es curioso, y se remonta al restaurante que montó Tomoyuki Ikenaga en 1974 en Madrid. En aquella época era prácticamente imposible ofrecer comida japonesa de calidad debido a la escasez de materia prima y, sobre todo, a la diferencia gastronómica y cultural entre España y Japón. ¿Qué español hubiera comido pescado crudo en esa época? Ikenaga se decantó, sabiamente, por una opción menos "extraña", como es la cocina china. Eso sí, elaborada por cocineros japoneses. Entre ellos se encontraría su hijo, Itoshi, que junto a su mujer, se haría cargo de los fogones del restaurante, dirigiendo el establecimiento que conocemos hoy en día.

"El cambio llegó en 1992", nos explica Itoshi, "el año de las Olimpiadas de Barcelona, la Expo de Sevilla... En aquel momento vimos un despertar de España al mundo. En gastronomía, se empezaba a entender la comida japonesa como sana y una buena alternativa a la dieta mediterránea". Así las cosas, Janatomo comenzó a incluir platos típicamente japoneses en su carta de ascendencia china, combinando ambas culturas, hasta el día de hoy.

"Nuestra carta es bastante amplia" añade Ikenaga. "No queríamos reducir el número de platos porque muchos de nuestros clientes ya venían en la época de mi padre y siguen pidiendo los platos que él hacía por aquel entonces. Ahora incluso vienen sus hijos y sus nietos. Queremos ofrecer nuevas propuestas sin dejar de lado esta herencia", concluye.

Entre las propuestas actuales, cabe destacar el Yakiniku, una parrilla al estilo japonés de carbón vegetal. Se encuentra insertada en la mesa en la que comes, para que seas tú quien, en realidad, vaya cocinando el plato. En la parrilla se pueden hacer carnes, pescados y verduras. Ésta es una técnica muy popular utilizada tanto en restaurantes como puestos callejeros en Japón. Cada bocado va enrollado en una hoja de lechuga a la que se añade una salsa que el propio Itoshi realiza a través de una maceración de varias horas. El resultado: un plato intenso y muy original, que merece mucho la pena.

Si eres más clásica, puedes elegir uno de sus menús para dos personas (japonés o chino). Con ellos podrás degustar lo mejor de sus platos, entre los cuales no faltan los sashimis y todo tipo de sushis, fresquísimos y elaborados en el momento. Otras opciones niponas son sus sopas, arroces, gyozas, tallarines o agemonos (tempura, rebozados o fritos). Todo espectacular.

Dónde está: C/ La Reina 27, 28004 Madrid.
Reservas: www.janatomo.com / 91 521 55 66

Banzai

© Banzai

Hace tan solo unas semanas que visitamos este restaurante situado en la calle Recoletos y tenemos que decir que nos encantó. Nos dejamos asesorar por el personal para probar lo mejor de su carta y, desde luego, no nos decepcionó. Si algún amigo te lo ha recomendado antes, probablemente te habrá hablado de su tempura tigre elaborada con langostinos y salsa cremosa... ¡Está llena de sabor y se deshace en la boca! Una auténtica delicia. También probamos una buena selección de sus rolls que son, además, todo un placer para los sentidos por su variedad de colores y texturas. Nosotras nos quedamos con el de atún picante que estaba riquísimo.

Una de las cosas que más nos gusta de Banzai, además de su ambiente relajado y, por supuesto, su comida, es su innovadora carta especialmente pensada para embarazadas. Ya sabes que la comida cruda no entra dentro de la alimentación recomendada para una mujer embarazada y, de hecho, hasta ahora esos nueve meses estaba terminantemente prohibido dejarse caer por restaurantes japoneses. Pues bien, Banzai tiene toda una carta con recetas en las que no se emplean productos crudos y que, además, están elaboradas con instrumentos especiales para cuidar la salud de la futura mamá al máximo. No te pierdas su menú degustación para embarazadas que incluye 10 platos por 25 euros. ¿A qué estás esperando?

Dónde está: Calle Recoletos, 10
Reservas: www.recoletos.banzai-sushi.es / 91 431 83 67

Sasha Boom

© Sasha Boom

Si no has oído hablar de él en los últimos meses, no te puedes considerar una verdadera foodie. Es hijo de los creadores de Pink Monkey (del que te hablaremos más adelante), el empresario hostelero francés Francois Poplawsky y el chef Jaime Renedo. Y lo cierto es que aunque mantiene una estética y una esencia muy similar en la cocina, tiene algunos despuntes que nos han gustado, más si cabe, que su precedente. ¿Por dónde empezar a contarte algunas de sus delicias? Quizás por la que más nos ha sorprendido: su pizzeta libanesa que rompe totalmente con lo anterior y con todo lo que nos esperábamos encontrar. También como entrante recomendamos su ensalada de papaya con sashimi, un plato tailandés que se han atrevido a reinventar de una forma excepcional. A estos dos platos que nos encantaron no podemos dejar de añadir sus baos de chirrión de anzuelo, muy diferentes a los que habíamos probado anteriormente y, desde nuestro punto de vista, todo un éxito.

De Sasha Boom, como ya nos ocurrió con Pink Monkey, nos conquistó el trato cercano y sumamente profesional de su personal, siempre dispuesto a explicarte los singulares matices de su carta. Y también el alto nivel de su coctelería, con una mezcla de sabores sorprendente que, sin duda, marida con ese asian craft que caracteriza la carta.

Dónde está: Calle de Raimundo Fernández Villaverde, 26
Reservas: www.restaurantesashaboom.com / 91 199 50 10

Pink Monkey

© Pink Monkey

Si estás buscando un lugar para cenar entre semana o tomarte algo un día después del trabajo, Pink Monkey es tu sitio. No hubo ni un solo detalle que no nos encandilase de este restaurante situado muy cerca de la parada de metro de Alonso Martínez. Este local se define como 'Asian craft Food & Drinks' y es que su carta está formada por una mezcla sublime de cocina asiática, peruana, mexicana y mediterránea. Sí, como supondrás, el toque picante es una parte imprescindible de sus recetas pero te prometemos que es apto para todos los gustos.

¿Cuál fue nuestra parte favorita de su carta? Sin duda, su bao de panceta con majado vietnamita es uno de sus mejores platos. Pero, por encima de cualquiera otra de las delicias que probamos, nos quedamos con sus dumplings de carabinero con coco y albahaca, toda una sorpresa para nuestro gusto que tienes que probar sí o sí. Otra de las maravillas de este local la encontramos en el trato de su personal, pura amabilidad y entrega. ¡Ah! Y para terminar la cena, nada como probar alguno de los cócteles de su carta. ¡Deliciosos!

Dónde está: Calle Monte Esquinza, 15
Reservas: www.restaurantepinkmonkey.com / 913 10 52 72

Ronda 14

© Ronda 14

Si hay algo que tenemos claro es que Ronda 14 es uno de los restaurantes que más nos ha sorprendido en la capital en los últimos meses. ¿Por qué? Por su mezcla de cocina japonesa, peruana y asturiana. Sí, has leído bien: tres continentes unidos en cada bocado de una forma magistral gracias a la buena mano de Mario Céspedes, un chef limeño casado con una asturiana y enamorado de la cultura japonesa.

Este local súper luminoso cuenta con dos plantas y un ambiente que nos transmite muchísima tranquilidad y nos permite estar tranquilas, tanto si estamos comiendo con nuestra madre, en pareja o en una reunión de trabajo. La curiosa unión de su gastronomía da como resultado maravillas como sus rolls mar y montaña, una de las estrellas de su carta. Está elaborado con carne roja asturiana y relleno de langostino, además se emplata coronado por patatas paja. Como puedes ver en las fotografías, cada uno de los platos de su carta son un verdadero espectáculo visual, perfecto para subirlo a tu cuenta de Instagram antes de hincarle el diente. Recuerda, además, no irte de este sitio sin probar su peculiar postre elaborado con coco y fruta de la pasión. ¡Está delicioso!

Dónde está: Calle General Oraá, 25
Reservas: 91 411 17 30

Oribu

© Oribu

Fusión asiática en el centro de Madrid. Este es el claim con el que el restaurante Oribu intenta atrae a su clientela. Alta cocina asiática dispuesta a sorprendente gracias a su increíble mezcla con algunos productos tan nuestros como el rabo de toro. Si quieres saber de qué estamos hablando, solo te diremos que tiene una versión muy personal de las patatas revolconas: las revolconas niponas acompañadas de torreznos confitados y caramelizados a la plancha.

Si conoces a alguien que haya estado en Oribu, seguro que has oído hablar de sus míticos huevos rotos con dados de atún rojo y también de su maki de atún picante. ¡Es imprescindible que los pruebes ya! Además, el dim sum de rabo de toro es uno de los niños mimados de este local y se ha convertido en un bocado obligado si pasas por allí. Y es que, ¿sabías que cada vez es más común ver esta receta típica japonesa como un acompañante a las cañas? La versión más oriental de las tapas de toda la vida ha llegado a la ciudad.


Dónde está: Calle Barquillo, 10
Reservas: www.oribugastrobar.com / 915 24 03 17

Buns and bones

Salir a cenar por la zona de Antón Martín cuando llega el buen tiempo es siempre un placer. Ver un clásico del cine en la Filmoteca, situada en la Calle Santa Isabel y, después, dejarte caer por Buns & Bones, al lado del Mercado de Antón Martín, puede ser una idea genial para una noche de verano. ¿Qué vas a encontrar en él? Recetas deliciosas que, además, elaboran ante ti en su cocina descubierta.

Nosotras estuvimos en este local compartiendo mesa con unas amigas que hacía tiempo que no veíamos y, tenemos que decir, que el local nos encantó para este tipo de encuentros. Tiene un ambiente moderno, una decoración underground que nos recuerda a un mercado de comida asiático y, por supuesto, una comida deliciosa. Buns & Bones se ha hecho un hueco en el mercado gracias a su selección de baos gourmet, capaces de conquistar a los paladares más selectos. Nuestra elección fue el bao de gambón en tempura al ajillo japonés y, para acompañar, una tempura de verduras que nos encantó. Para la próxima, probaremos su costillar BBQ, del que solo hemos oído maravillas. ¿Te animas a probarlo?

Dónde está: Calle Santa Isabel, 5
Contacto: www.bunsandbones.com

Hattori Hanzo

© Hattori Hanzo

Si buscas sentir toda la intensidad de Japón en cada bocado, Hattori Hanzö es tu lugar. Su aspecto de una izakaya propia del país nipón nos hace transportarnos rápidamente. Más aún cuando probamos algunos de sus platos estrella elaborados con los mejores pescados. Solo con leer el nombre de la siguiente, te harás una idea de la delicia de la que te estamos hablando: tostadas crujientes de arroz y tapioca con láminas de ventresca de atún rojo, chutney de caqui y nieve agria de licopeno.

Uno de las tapas más clásicas de su carta es el ebimayo, un langostino tigre tempurizado con caviar de arroz, una ración perfecta para acompañar con algunas de las cervezas típicas que nos proponen en su carta. Además, desde hace unos meses puedes disfrutar de sus riquísimos baos, unos de los mejores de la capital. Y, si con esta dosis de comida japonesa no has tenido suficiente, debes probar una de sus últimas incorporaciones: el hakata black ramen, un ramen gastronómico elaborado con su caldo típico, cerdo cocinado a baja temperatura en soja, huevo, seta y aceite de sésamo picante entre otros ingredientes. ¿No se te está haciendo la boca agua?

Dónde está: Calle Mesonero Romanos, 15
Contacto: www.hattori-hanzo.com.es / 91 786 57 80

19 Sushi Bar

© 19 Sushi Bar

Es uno de los restaurantes japoneses más míticos de la capital y no por ello ha perdido ni un ápice de su calidad. Más de 10 años de permanencia al lado de la Gran Vía avalan el buen hacer de este restaurante propiedad de los hermanos León. La frescura y calidad de sus productos es una de las características más destacadas de este local en el que no puedes dejar de probar su tataki de atún que para nosotras es uno de los más deliciosos que puedes comer en la capital.

Tampoco puedes dejar escapar uno de los rolls más originales de la cocina nipona, el elaborado con carne de toro desmigada. Y, para las que buscan correr pocos riesgos, gastronómicamente hablando, tienen un pollo con salsa teriyaki que está realmente bueno y también unas gyozas rellenas con pollo en salsa de chile dulce que son toda una explosión de sabor. Te recomendamos este restaurante para una cita romántica, ya que su luz tenue y su atmósfera tranquila, lo hacen perfecto para disfrutar de una primera conversación. ¿Quién sabe si será este el principio de tu próxima historia de amor?

Dónde está: Calle Salud, 19
Contacto: www.19sushibar.com / 91 524 05 71

El flaco

© El Flaco

La cocina thai está más de moda que nunca y, si sientes curiosidad por ella, nosotras tenemos un lugar para tu primera toma de contacto con este tipo de cocina. Se trata del restaurante El flaco, liderado por Andy Boman, que en este caso exprime al máximo la especiada y original cocina tailandesa y va un paso más allá de la fusión. ¿Cómo lo hace?

Comenzamos por la peculiar estética del local con murales que automáticamente nos trasladan a muchos kilómetros de Madrid. Pero este viaje no es solo visual, en cuanto probamos algunos de sus platos, nos damos cuenta de que la cocina thai estará para siempre en nuestros corazones y rivaliza por obtener el primer puesto entre nuestras cocinas orientales preferidas. En El Flaco puedes degustar sus únicos rollitos vietnamitas vegetarianos con mango verde y un toque de sésamo. Tampoco te puedes perder el rollito crujiente de pato y, en definitiva, cualquiera de sus recetas y las salsas caseras que las acompañan... Todo 100% casero, hecho con mimo, tiempo y dedicación. Aquí también puedes disfrutar de un bao con panceta confitada en caldo cantonés. Demasiado rico para tener que decidirse, ¿verdad?

Dónde está: Calle Javier Ferrero, 8
Contacto: www.elflaco.es / 91 199 65 02

Y además:
¡Ándale! Los mejores restaurantes mexicanos de Madrid
Las terrazas imprescindibles para ser más felices este verano

por Laura Sutil

Puede interesarte