Inicio / Belleza / Maquillaje / Guía para ser una experta en manicura: trucos, cuidados y diseños increíbles

Guía para ser una experta en manicura: trucos, cuidados y diseños increíbles

Después de leer esta guía, te vas a convertir en una experta en manicura.

¿Qué tendrán las uñas que hacen nos volvamos adictas a ellas? Seguro que tu nos comprendes muy bien y eres de esas que andan siempre en busca y captura de los diseños de nail art más bonitos. Nos apostamos lo que quieras a que seguro que tienes en Pinterest una carpeta dedicada en exclusiva a guardar diseños de uñas chulos, ¿a qué sí? Bueno, pues deja de buscar tanto, porque en este artículo te vamos a mostrar algunos de los diseños más increíbles para esta temporada.

Pero primero vamos a profundizar en el mundo de las uñas con esta guía de trucos, cuidados y curiosidades que no está de más saber. Con ellos vas a poder hacerte una manicura profesional en casa o, en su defecto, cada vez que vayas a algún salón de belleza a hacerte las uñas, podrás saber si están trabajando bien en ellas o no. ¡Comenzamos!


  • Uñas semipermanentes, de gel o acrílico: ¿qué diferencias hay entre cada una?

Probablemente te hayas hecho esta pregunta en más de una ocasión. Los centros de manicura ofrecen una amplia carta de tratamientos y precios que a veces puede resultar un tanto confusa. Pero vayamos por partes:

> Esmaltado semipermanente: es el más parecido al esmaltado normal, pero en este caso su duración es mucho más largo y no podremos retirarlo en casa simplemente con acetona. El esmaltado semipermanente se realiza con productos especiales, esmaltes que necesitan una lámpara de luz LED o UV para su correcto secado. Podemos realizarla en casa si tenemos todos los accesorios necesarios, aunque en muchas ocasiones preferimos ir al centro de belleza a que nos lo hagan. Eso sí, asegúrate de que antes de que te apliquen el color, te pongan en la uña una base protectora. La manicura semipermanente requiere de una base y un top coat siempre. No todas las uñas son iguales, pero por lo general, este tipo de esmalte suele durar hasta 15 días en muy buen estado. El color es susceptible de irse con los golpes, pero nunca se te quitará si le cae quitaesmalte encima, ya que no se trata de una laca de uñas corriente. 

Un consejo: aunque sientas la tentación de retirarte el esmalte de la uña tirando de el (verás que al final comienza a desprenderse), no lo hagas. Si tiras de el como “una pegatina”, estarás arrancando también la capa de la uña a la que estaba adherida la pintura, haciendo que al final esta se debilite.

> Uñas de gel: si lo que estás buscando es una manicura más duradera que la semipermanente, entonces las uñas de gel pueden ser tu solución perfecta. Para este tipo de manicura se aplica un gel acrílico moldeado sobre tu uña natural. Después se le da forma a la uña (cuadrada o redonda) y, con ayuda de una lima, se establece el largo. Las capas de base, esmalte y top coat que se aplican sobre el gel acrílico, se han de secar bajo una lámpara ultravioleta. Esta opción es perfecta si tienes las uñas algo frágiles y suele costarte mantenerlas largas. Pueden durar hasta un mes, pero si acudes a rellenarlas, la duración puede ser mucho mayor.

> Uñas acrílicas: aunque son parecidas, las uñas de gel y las uñas acrílicas no son las mismas. Las acrílicas se obtienen mezclando un polímero en polvo con un líquido especial a base de plástico. Esta mezcla se aplica sobre la uña y se va moldeando. Después se le da forma con una lima eléctrica y, si se desea, se pintan con esmalte semipermanente. Entonces, ¿cuál es la diferencia principal con las de gel? Básicamente su duración: las uñas acrílicas son más duras que las de gel (perfectas si te las muerdes o se te rompen cada dos por tres). Eso sí, también son más agresivas si no se procede a un correcto cuidado de la uña.


  • Cuidado de la uña antes de realizar la manicura
Antes de comenzar a trabajar la uña, es muy importante la preparación de la misma. Tanto si te las haces tu en casa con un kit de manicura, como si vas a un salón especializado. Esto es lo que va a garantizar que el esmalte dure más y que tu uña no sufra tanto con cada manicura. Antes de realizarse una manicura semipermanente, de gel o acrílica, debemos:


  • Limpiar las manos y desinfectarlas.
  • Retirar cualquier resto de producto que haya sobre las uñas.
  • Trabajar las cutículas: no hablamos de quitarlas, ¡ojo! Pues aunque tendamos a demonizar a las cutículas, estas en realidad cumplen una función protectora: se encargan de evitar que surjan infecciones en el nacimiento de la uña. Pero claro, cuando son excesivamente largas, debemos retirar parte de ellas. Jamás cortes las cutículas, para tratarlas basta con empujarlas hacia “el interior” del dedo con un palito de naranjo o un accesorio especializado. Intenta retirar la cutícula cuando esta esté blanda. Para ello te recomendamos que sumerjas las manos en agua caliente previamente.
  • También es necesario limar la uña (pasando la lima solo por el borde, no por la uña entera) e hidratarla después con un aceite especial.

Todos estos pasos también se deberían hacer antes de realizar la pedicura. Aunque eso sí, en el caso de la pedicura no tiene mucho sentido que te realices un tratamiento de gel o acrílico. Lo ideal en estos casos, especialmente de cara al verano, es realizarte en los pies una manicura semipermanente.


  • Tips y trucos para una manicura de 10

¿Cómo hacer que la manicura dure más?

Cuando pintes la uña, asegúrate de dar una capa fina en el borde la uña para sellarla. Es un truco que mantiene la manicura sin desconchones por más tiempo. Si sueles trabajar con un teclado, ¡esto será un must en tu manicura!

¿Cómo hacer que la manicura normal se seque más rápido?

Te vamos a dar dos tips: el primero consiste en meter las manos recién pintadas en un bol de agua fría con hielos. Mantenlos dentro durante dos o tres minutos para que se seque el esmalte y dure más.

El segundo tip no es tan casero, pero ayuda a prolongar la manicura. Y es que, ¿sabías que hay gotitas profesionales de secado de uñas? Es un producto que puedes comprar en centros de belleza o incluso en tiendas online. Si aplicas las gotitas justo después de pintar las uñas, conseguirás que el esmalte se seque más rápido.

¿Qué colores de uñas se llevan esta temporada?

Por último, y antes de mostrarte todos los increíbles nail art que hemos encontrado, vamos a dejarte con una lista de colores de esmaltes que están de moda de cara a este verano:

- Living Coral: el color del año según Pantone. Lo hemos visto en moda y decoración, y ahora también en manicura.

- El rojo nunca pasa de moda. Este verano se lleva en un acabado brillante.

- Nude: perfecto para una manicura sofisticada.

- Los tonos pastel: naranjas, amarillos, azules, rosas... los colores pasteles son una apuesta segura de cara al verano.

Y ahora, sin más dilación, te dejamos con algunos diseños de uñas que puedes recrear en casa. ¡Son preciosos!


Puede interesarte...

11 consejos para una manicura perfecta en casa

Hazte la manicura semipermanente en casa con estos consejos

Los accesorios imprescindibles para hacerte la manicura de gel en casa