Inicio / Cocina / Cocina española / Buñuelos de Cuaresma: una receta sencilla ideal para Semana Santa

© Getty
Cocina

Buñuelos de Cuaresma: una receta sencilla ideal para Semana Santa

por Cristina Gonzalez Publicado en 12 de abril de 2019

¿Crees que las torrijas son el único dulce de Semana Santa? Eso es porque aún no has probado esta receta de buñuelos típicos de estas fechas.

Contenido elaborado por Levital.

La Semana Santa es una de las fiestas con mayor tradición de nuestro país tanto a nivel
religioso y cultural como gastronómico. Son muchas las elaboraciones, tanto dulces como
saladas que se reservan para estos días del año. Además en nuestro país tenemos la fortuna de
contar con una amplia variedad gastronómica. Esto se traduce en que en festividades como la
Semana Santa cada región tenga sus propias elaboraciones. Sin embargo, hay recetas que,
aunque varíen ligeramente en función de donde se realice, se consumen en toda España. Es el
caso de la receta que os presentamos a continuación: los buñuelos de Cuaresma. También son
conocidos como Buñuelos de l’Emporda (Bunyols de l’Empordá en catalán), ya que es esta una
de las regiones en las que más se consumen.

Tradicionalmente se preparaban con harina de trigo, leche, azúcar, huevo y levadura fresca de
panadería y se consumían los miércoles y viernes desde el miércoles de ceniza. Hoy en día, la
receta ha evolucionado y se incorporan otros ingredientes como el azúcar, el anís o la ralladura
de limón. Su consumo tampoco se limita ya a los miércoles y viernes de Cuaresma, sino que
desde que comienza este periodo se pueden adquirir en panaderías.

Esta receta, muy sencilla de preparar, es ideal para tanto el postre como para merendar, la
hora del café o en el desayuno. Por ello, esta Semana Santa os invitamos a que, además de las
tradicionales torrijas, os animéis a preparar en casa unos deliciosos buñuelos de Cuaresma.
Como es una receta bastante sencilla, podremos contar también con la ayuda de los niños. En
el único paso en el que tendremos que tener mayor cuidado es en el momento de freírlos.

Es probable que también hayáis oído hablar de los Buñuelos de Viento. La principal diferencia
entre ambos es que los primeros tienen un agujero en medio mientras que los de viento,
cuentan con una forma más redondeada y pueden estar rellenos
. La receta que os
proponemos a continuación es la receta tradicional de los buñuelos de Cuaresma aunque, al
final del artículo, hemos incorporado las claves para preparar los buñuelos rellenos. ¡Tenemos
propuestas para todos los gustos!

Ingredientes para preparar los buñuelos de Cuaresma:

  • 1kg de harina
  • 80gr de azúcar
  • 250gr de mantequilla reblandecida
  • 1 cucharadita de sal
  • 4 huevos
  • 250ml de leche
  • 50gr de levadura fresca Levital
  • Ralladura de limón
  • Anís
  • Relleno: chocolate, fruta

Preparación:

1. Comenzaremos mezclando la leche tibia con la levadura fresca hasta que ésta se
disuelva. Después, añadimos la harina, el azúcar y la sal. Mezclamos ligeramente y
añadimos el resto de ingredientes, es decir, los huevos, la mantequilla reblandecida la
ralladura de limón y el anís.

2. Con todos los ingredientes en el mismo recipiente, comenzamos a amasar con
nuestras manos. Cuando no podamos seguir en el recipiente, lo haremos sobre la
encimera hasta obtener una masa lisa y ligeramente elástica. Cuando tengamos la
masa ya homogeneizada, dejamos reposar en el mismo bol donde hemos estado
trabajando la masa y lo cubrimos con un paño húmedo.

3. Una vez haya transcurrido el tiempo de reposo, más o menos unos 40 minutos, en el
cual habrá fermentado un poco, aplastaremos la masa con la ayuda de un rodillo. A
continuación, hacemos bolitas de masa cortadas con un cortapastas de unos 5
centímetros que colocaremos sobre la bandeja de horno, previamente forrada con
papel vegetal. Debemos dejar un espacio significativo entre ellas ya que vamos a dejar
reposar las bolitas nuevamente. Durante este periodo de reposo, de 1 a 2 horas
aproximadamente, las bolitas de masa duplicarán su tamaño.

4. Cuando haya pasado este segundo periodo de reposo, calentamos aceite en una
sartén. Cogemos nuestros buñuelos y, antes de pasarlos por la sartén, les hacemos un
agujero con nuestros dedos. Cuando comiencen a coger color le damos la vuelta hasta
tener un color igual en las dos partes, los sacamos del aceite y los dejamos escurrir en
una rejilla, después los pasamos directamente por un plato con azúcar en grano para
rebozarlos o los podemos espolvorear con azúcar glas.

Para los buñuelos rellenos:

En el caso de que queramos hacer nuestros buñuelos rellenos, tendremos que modificar
ligeramente la receta. Para los rellenos de fruta, tendremos que volver al paso 3. Una vez que
hemos estirado la masa con la ayuda de un rodillo, cortamos discos de 7 a 8 cm de diámetro. El
número de discos debe ser par.

Por otro lado, pelamos y cortamos las piezas de frutas, las rehogamos en una sartén con
azúcar y los 40 gr de mantequilla. Cuando tengamos la fruta lista, la distribuimos por la mitad
del total de los discos y los cubrimos con la otra mitad.

En el caso de que queramos hacer nuestros buñuelos de chocolate, podremos rellenarlos con
el chocolate fundido después de freírlos o colocar el chocolate dentro con la masa bien
cerrada, al igual que con la fruta, para freírlos después.

Descubre: ¡Endulza la Semana Santa con los postres más originales!

Dulces de Semana Santa originales © iStock

Y además:
Receta de rollitos de canela: saborea los auténticos cinnamon rolls
Aprende a preparar unos deliciosos gofres en 5 pasos
El secreto para hacer la masa de empanada perfecta

por Cristina Gonzalez

Puede interesarte