Inicio / Cocina / Cocina internacional / Receta paso a paso para preparar la auténtica baguette francesa en casa

Cocina

Receta paso a paso para preparar la auténtica baguette francesa en casa

por Elvira Sáez Creado en 11 de diciembre de 2019
70 compartidos
Receta paso a paso para preparar la auténtica baguette francesa en casa© Unsplash

La baguette es una de las elaboraciones más características de la gastronomía francesa. Su significado en francés es, literalmente, bastón o palo haciendo referencia a su forma, tan reconocible en todo el mundo. ¿Quieres aprender a prepararla? ¡Apunta la receta!

Contenido elaborado en colaboración con Levital

El origen de la baguette se sitúa en la ciudad austriaca de Viena a finales del siglo XVIII en un periodo en el que comienzan a aparecer los primeros hornos con vapor. Este tipo de horno permitía cocer los panes con más humedad, lo que daba como resultado una corteza más crujiente y una miga más suave. Existe una teoría que sitúa el origen de esta forma alargada en los panaderos del ejército de Napoleón.

Como curiosidad, el gobierno francés decretó en 1993 la Ley francesa del Pan en la que se establecieron las características concretas que debe tener la baguette tradicional. Los ingredientes según esta ley deben ser: agua, harina, levadura fresca, masa madre y sal. En el caso de la levadura y la masa madre, se pueden combinar o utilizar solo una de las dos. Respecto a la sal, no puede sobrepasar los 18gr por cada kilo de harina.

Las baguettes se utilizan frecuentemente para la elaboración de bocadillos. También es frecuente su uso para comer con patés o quesos y, por supuesto, para prepararnos unas tostadas para desayunar. Compartimos con vosotros la receta para que os animéis a preparar en casa una receta de fama mundial, ¡manos a la obra!

Video por Norma Varela

Receta de baguette francesa

Ingredientes:

  • 500 g de harina de fuerza
  • 30 g de agua
  • 1 cucharada de sal
  • 12 g de levadura fresca Levital

Preparación de la baguette paso a paso:

1. Comenzamos colocando en un recipiente amplio nuestros ingredientes: la harina de fuerza, el agua, la levadura fresca y la pizca de sal. Una vez los tenemos todos en el mismo recipiente, los integramos con la ayuda de nuestras manos. Tendremos que mezclarlos bien, una y otra vez, hasta que queden bien integrados y después, amasaremos sobre una superficie amplia de trabajo. ¡Truco! Para realizar un buen amasado lo ideal es plegar la masa sobre sí misma, una y otra vez, con mucha energía.

2. Cuando tengamos la masa lista, le damos forma de bola y metemos nuevamente en el bol, lo tapamos y dejamos reposar hasta que la masa haya doblado su tamaño. Una vez que haya transcurrido el tiempo necesario, enharinamos ligeramente una superficie amplia y colocamos la masa sobre ella. Con la ayuda de una rasqueta, dividimos la masa en tantas partes como baguettes vayamos a hacer y el tamaño que queramos que tenga. En ambos casos hay que tener en cuenta el tamaño del horno en el que posteriormente vamos a hornearlas.


3. Dividida nuestra masa, daremos forma de bola alargada a cada una de las porciones, las colocaremos sobre un paño enharinado, con cierto espacio entre ellas, y las dejaremos reposar de nuevo tapadas durante unos 30 minutos.

4. Reposada la masa, cogemos una de las porciones y las aplastamos suavemente con los dedos en forma de rectángulo. Doblamos la mitad inferior sobre sí misma, llevando el borde inferior hacia el centro de la masa. Hacemos lo mismo proceso con la parte superior y sellamos. A continuación, doblamos la parte superior sobre la inferior y sellamos aplastando con la ayuda de nuestras manos. Repetimos el mismo proceso, doblar la barra sobre sí misma, sellando bien la unión.

5. Cuando tengamos la barrita bien formada, la estiramos con la ayuda de nuestras manos rodándola de atrás para adelante. Colocamos las manos en el centro y las vamos llevando hacia los bordes al mismo tiempo que rodamos la barra. Al llegar a los extremos podemos hacer un poco más de presión para tener unos extremos más finos y crujientes.


6. Cuando hayamos realizado el proceso con todas las barras, las colocamos en un paño sobre el que pondremos un poco de harina y las dejamos reposar nuevamente tapadas con un papel film o paño. Tendremos que esperar hasta que las barras doblen su tamaño.

7. Pasado el tiempo de reposo, colocamos las barras en la bandeja del horno y con un cuchillo hacemos varios cortes en la parte superior. Previamente habremos colocado otra bandeja de horno en la cual, después de colocar las baguettes en el horno, dispondremos varios cubitos de hielo para que nos proporcionen el valor necesario.

8. Después, metemos las barras en el horno y horneamos a 210ºC hasta que veamos que comienzan a dorarse y luego la sacamos del horno. A continuación, las colocamos sobre una rejilla y dejamos enfriar, esto nos dará unas baguettes de corteza fina y crujiente.

Descubre: 30 tostadas saludables para 30 desayunos diferentes
Tostadas con huevos revueltos y espinacas © iStock

Y además:
Receta de pan Carasau: aprende a preparar esta delicia italiana
Pan de ajo y romero: un entrante perfecto para cualquier ocasión
Receta de grisines italianos: un acompañante perfecto para cualquier comida

70 compartidos