Inicio / En forma / Salud / Ortodoncia, más allá de una sonrisa bonita

© iStock
En forma

Ortodoncia, más allá de una sonrisa bonita

por Elvira Sáez Publicado en 20 de diciembre de 2018

Te contamos todo lo que debes saber sobre la ortodoncia desde el punto de vista de la salud bucodental. ¡Toma nota!

Una gran parte de las personas que deciden utilizar ortodoncia lo hacen para conseguir una sonrisa perfecta. Pero, es importante tener en cuenta que la correcta alineación de los dientes no solo es beneficiosa estéticamente, sino que nos ayuda a mantener una buena salud bucodental.

El factor estético no debería ser el prioritario cuando acudimos al dentista. De hecho, en la mayor parte de los casos, la estética solo es un añadido a otros problemas que reducen la calidad de vida del paciente. Por ejemplo, una incorrecta alineación de nuestra sonrisa favorece la aparición de placa bacteriana, que a su vez, puede causar la pérdida de hueso en los dientes. La acumulación de restos de alimentos puede ser la causante de que desarrollemos enfermedades en las encías e infecciones que se extiendan más allá de la boca llegando, por ejemplo, hasta el oído.

Problemas como la mordida cruzada o el apiñamiento de dientes, que muchos de los pacientes desean corregir por una cuestión estética pueden derivan en enfermedades periodontales por la dificultad que tienen estas personas de realizar una correcta higiene bucal o en sobrecargas en los músculos faciales y dolores de cabeza.
¿Por qué tenemos los dientes descolocados? Estas complicaciones suelen producirse como consecuencia de algún problema hereditario.

También es frecuente que las malas costumbres que hemos ido prolongando en el tiempo perjudiquen nuestra salud dental, como el uso del chupete en los niños. Otra de las razones son los malos hábitos durante la edad adulta; por ejemplo, la ingesta de dulces.

Además, la pérdida prematura de alguna pieza dental es la causante de desajustes en la correcta alineación de los dientes desplazando alguna de las piezas y perjudicando nuestro bienestar. La ortodoncia nos ayuda a corregir estos problemas y, en función de nuestro caso, el dentista nos recomendará un tipo de tratamiento u otro que mejor se adapte a nuestras necesidades.

A grandes rasgos, en la ortodoncia actual podemos dividir los tipos de aparatos en removibles y fijos. Los removibles son aquellos aparatos que podemos extraer de la boca a la hora de la comida y durante el tiempo de la higiene. Por el contrario, los fijos son aquellos que tenemos alojados en la boca hasta el final del tratamiento.

Normalmente, los segundos se aplican en casos con mayores complicaciones porque resultan más eficaces.
El avance en el campo de la odontología permite que los dientes puedan corregirse sin que los demás lo noten, gracias a los aparatos de ortodoncia estética. Los más populares hoy en día son los de la ortodoncia invisible, compuestos por unas férulas transparentes que se cambian cada quince días y cuyos resultados se notan al instante. Es la alternativa más cómoda porque son aparatos removibles, es decir, que se pueden retirar de la boca durante las horas de la comida.

Los brackets estéticos también son muy populares en tratamientos de ortodoncia enfocados a cuidar la estética. Están fabricados con materiales como el zafiro y la porcelana que se adaptan al color y tamaño del diente y consiguen camuflarse.

Por último, encontramos la ortodoncia lingual, en la que los brackets se colocan en la cara interna de los dientes quedando totalmente ocultos. Actualmente, este tipo de tratamiento es el más estético en ortodoncia pero puede ocasionar heridas y llagas en la lengua hasta que se adapte al nuevo entorno.

Los aparatos tradicionales también continúan siendo una opción muy popular porque son los más económicos y efectivos para corregir cualquier tipo de alteración en nuestros dientes. Son los brackets metálicos de toda la vida que actualmente tienen un menor tamaño, pero continúan siendo visibles.

La duración del tratamiento de ortodoncia es variable en función de la gravedad y los problemas que haya que corregir en el paciente. No es una ciencia exacta y depende, en gran medida, de que los pacientes sigan las recomendaciones y las pautas que les indique el dentista para que el tratamiento sea lo más efectivo posible.

Hay que tener en cuenta que los dientes continúan moviéndose independientemente de nuestra edad, ya sea como causa natural o como consecuencia de algún factor externo. Por ello, los dentistas siempre recomiendan el uso de retenedores, ya sean metálicos o férulas transparentes, para que los dientes permanezcan en su posición correcta y el tratamiento de ortodoncia acabe siendo efectivo.

Cada vez son más los adultos que se han concienciado sobre los beneficios que la ortodoncia ejerce en su salud y en la calidad de vida cuando el tratamiento ha dado los resultados esperados. Como cada paciente es diferente, es imprescindible acudir a un dentista para que valore nuestro caso y nos haga un estudio personalizado del estado en el que nos encontramos. El dentista nos guiará en el tipo de tratamiento que necesitamos y resolverá nuestros problemas bucodentales. De esta manera, conseguiremos una sonrisa armónica, tanto a nivel estético como funcional, que será nuestra mejor carta de presentación.

Fuentes sacadas de la American dental association

Artículo elaborado en colaboración con Propdental

Descubre: Las sonrisas de las celebrities: ¡Adivina a quién pertenecen!

¿A quién pertenece esta sonrisa? © Sipa

Y además:
10 consejos para sobrevivir a tu primera semana de ortodoncia
Ortodoncia estética para adultos
¿Sonrisa perfecta? ¡Consíguela con estos sencillos trucos!

por Elvira Sáez

Puede interesarte