Inicio / Cocina / Shopping

Cocina

Cold Brew: la guía definitiva para preparar el mejor café frío en casa

por María Viéitez Creado en 3 de septiembre de 2019
Cold Brew: la guía definitiva para preparar el mejor café frío en casa© Getty

Quizás al escuchar 'Cold Brew', no te venga nada a la cabeza, pero es una de las bebidas de moda. No se trata de un café frío ni un café con hielo, el 'Cold Brew' va más allá. Si todavía no lo has probado, te animamos a que lo hagas. ¡Lo puedes preparar tú mismo en casa!

El Cold Brew es una de las bebidas de moda y no es de extrañar: esta bebida de café es súper fácil de preparar y también está deliciosa. Lo que lo diferencia del café normal y el café con hielo (que termina siendo una mezcla de espresso con agua) es que, directamente, se prepara con agua fría. De lo que se trata es de infusionar el café durante el tiempo suficiente, de modo que el líquido adquiera los aromas, colores y sabores propios del café.

La gran ventaja de este método, y el motivo por el que tiene tanto éxito, es que durante el proceso se liberan muchas menos sustancias amargas. Por eso su sabor es significativamente más suave que el de un café convencional. ¡Puede incluso recordar al caramelo!

Se dice que el Cold Brew Coffee es más respetuoso que el café caliente convencional por mantener las propiedades puras del grano. Además, tiene un marcado carácter artesanal. ¿Se te ocurre mejor idea que prepararlo en casa? Tenemos la guía definitiva.

Cold Brew paso a paso

Paso #1. Selecciona los granos de café adecuados

Aunque puedes preparar Cols Brew Coffee con cualquier tipo de café, es recomensable que escojas un producto de alta calidad. Al tratarse de un proceso tan puro, lo vas a notar con el resultado, ya que de esta manera se absorverán mejor los aromas y los sabores. Te aseguramos que merece la pena. También debes saber que es preferible utilizar granos enteros en lugar de un preparado de café en polvo.

Te recomendamos: Café etíope tostado al natural, en Amazon por 9,94€.

Paso #2. Muele los granos

Antes de continuar, debes moler los granos. Lo más recomendable es utilizar un molinillo eléctrico. Debes procurar, además, no molerlos demasiado, ya que trabajarlos en exceso podría provocar que se liberen sabores amargos. Lo mejor es que tengan una nota a azúcar moreno.

Te recomendamos: Molinillo eléctrico para granos de cafe de KYG, en Amazon por 19,99€.

Paso #3. Mézclalo con el agua

Deberás utilizar una cantidad de agua proporcional al café, en este caso del 1:10. Es decir, si has molido 100 gramos de café, deberás utilizar un litro de agua. Aun así, esto es una proporción orientativa: si prefieres un café más fuerte, solo tienes que utilizar un pco menos de agua.

Lo que necesitas en este pas es un recipiente donde hacer la mezcla y dejarla reposar. La mejor opción es una cafetera de prensa francesa tradicional (Comprar en Amazon por 12,99€). También puedes optar por una opción que, aunque es algo menos ecnómica, te garantiza un resultado exquisito. Se trata de cafeteras diseñadas exclusivamente para la elaboración de café Cold Brew. (Comprar en Amazon por 28,74€)

PAso #4. Déjalo reposar durante 12 horas

A diferencia del café caliente, la variante Cold Brew requiere mucho más tiempo de elaboración y reposo. Pero cuando pruebes el resultado, comprobarás que merece la pena. Lo mejor es dejarlo reposar entre 10 y 12 horas, por lo que es ideal prepararlo antes de dormir para que esté listo al día siguiente. Debes sellar el recipiente y dejarlo durante la noche a termperatura ambiente.

¿Y sabes cuál es una de las mayores ventajas del café Cold Brew? Que aguanta en perfectas en condiciones durante una semana, por lo que puedes preparar café de sobra. ¡La espera vale la pena!

Paso #5. Fíltralo

Este paso es, quizás, el más complicado. Para filtrar el café, puedes utilizar un filtro de café normal que deje que el café lo atraviese (Cómpralo en Amazon por 11,99€). No te preocupes si se obstruye a mitad del proceso, la práctica hace al maestro.

Paso #6. La mejor forma de disfrutarlo: sírvelo con helado y leche.

¡Listo para servir! Lo ideal es ponerlo en un vaso con un par de cubitos de hielo. Si prefieres un sabor más suave, puedes mezclarlo con un poco de leche. Si te gustan las leches vegetales, te recomendamos que lo pruebes con leche de coco o de almendras (Compra leche de coco ecológica en Amazon por 3,12€). Y si quieres impresionar a tus invitados, sírvelo con una bola de helado de vainilla, ¡es delicioso!

Te recomendamos: Tazas de cristal de pared doble para café frío, en Amazon por 24,95€.

Video por Patricia Álvarez
María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …