Inicio / Belleza / Tratamientos

Belleza

Flacidez, ¿cómo recuperar la piel que se ha vuelto laxa?

por Elvira Sáez Creado en 30 de julio de 2019
Flacidez, ¿cómo recuperar la piel que se ha vuelto laxa?© Unsplash

La aparición de flacidez en la piel es un elemento asociado al envejecimiento, pues con el paso del tiempo se ralentiza la producción de colágeno y se aumenta su destrucción. Otros factores que inciden en el grado de flacidez son el tabaco, la exposición solar, una dieta pobre en proteínas y la propia genética de cada uno. Te enseñamos cómo combatir su aparición.

Artículo elaborado por Daniela Montecchiarini de Estética y Cosmiatría

La flacidez cutánea es un problema bastante frecuente, aparece en sectores claves como rostro, cuello, abdomen, senos, brazos, muslos y glúteos, afectando muchísimo la armonía corporal. No es fácil de combatir, pero en la actualidad existen muchas herramientas que ayudan a minimizarla.

La flacidez en la piel es un problema muy frecuente en personas de ambos sexos y sin distinción de edad. Básicamente es la consecuencia de la pérdida de firmeza del tejido a causa de una disminución o debilidad de las fibras de sostén, el colágeno y la elastina. Aparece en sectores claves como son la papada, párpados, cuello, ángulo mandibular, muslos, cara interna de los brazos, abdomen y glúteos.

Video por Carla Dominguez

Causas de la aparición de la flacidez

El principal responsable de la aparición de flacidez es el paso del tiempo y normal proceso de envejecimiento. Con los años el colágeno y la elastina merman y pierden eficacia, haciendo que la piel se torne más laxa y no se adhiera bien sobre los músculos. Pero existen otros factores que fomentan la aparición de este problema, los cuales son:

  • Mala alimentación (pocas proteínas, exceso de glúcidos y harinas)

  • Hidratación deficiente

  • Desórdenes alimentarios

  • Uso de ciertos medicamentos

  • Embarazo

  • Aumento excesivo de peso

  • Herencia genética

  • Adelgazamiento brusco o una pérdida de peso importante

  • Tabaquismo

  • Exceso de exposición solar

  • Sedentarismo

Tratamientos para combatir la flacidez

La flacidez una vez que aparece es bastante difícil de eliminar, sobre todo cuando se trata de un caso severo. A esto se suma la edad de la persona, ya que la piel no responde de la misma manera a los 20 que a los 40.

Por fortuna existen en la actualidad varios tratamientos muy efectivos que son capaces de recuperar el tono de la zona afectada con bastante éxito. Hoy veremos cuáles son las tecnologías no invasivas más empleadas en el universo de la estética corporal.

HIFU

El HIFU, ultrasonido focalizado de alta intensidad, es una tecnología de estética que ofrece muy buenos resultados en la eliminación de la flacidez (tanto corporal como facial), arrugas, líneas de expresión, adiposidad localizada y definición del óvalo facial. Cabe destacar que se trata del único sistema aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) para realizar un lifting sin cirugía.

Su accionar se basa en la aplicación de energía ultrasónica muy concentrada en un haz de luz para causar lesiones microscópicas en la profundidad del tejido con el fin de estimular la remodelación del colágeno existente, neocolagénesis y elastogénesis a medio plazo. Los cambios se van percibiendo desde la primera sesión, y conforme avanza el tratamiento se obtiene el tensado de la piel, con una importante reducción de la flacidez.

HIFU es considerado un tratamiento más efectivo que la radiofrecuencia debido a que provoca la contracción inmediata de la piel, y se compara su efectividad con procedimientos quirúrgicos pero con la salvedad que los rostros tratados con HIFU mantienen siempre su naturalidad. En el tratamiento corporal con HIFU se pueden destruir las células grasas que generan lipodistrofias en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura. Tiene la particularidad que reduce y tensa la piel a la vez, lo que previene la aparición de flacidez.

Solo se requieren pocas sesiones para conseguir efectos, por lo general con 2 o 3 aplicaciones es suficiente en la mayoría de los casos. En los tratamientos faciales, HIFU es apropiado para personas de entre 35 a 55 años de edad que tienen flacidez leve a moderada, mejillas laxas, cejas caídas, flacidez en cuello y mandíbula, y falta de definición en óvalo facial. También puede emplearse en personas más jóvenes que desean retrasar la aparición de los primeros signos de la edad.

Mesoroller

Es una técnica de estética corporal y facial que se emplea para tratar diversos problemas como ser: flacidez, arrugas, manchas, celulitis, cicatrices, fotoenvejecimiento, etc. El mesoroller es un rodillo que cuenta con microagujas de titanio o de acero quirúrgico de diferente calibre según la zona y alteración a tratar.

Al pasarse sobre la piel, el rodillo trabaja en forma superficial causando lesiones microscópicas que son las encargadas de estimular el proceso natural de curación del tejido, la liberación de factores de crecimiento, la producción de colágeno y elastina, y la regeneración celular. Paralelamente, el rodillo incrementa el flujo sanguíneo, por lo que el tejido recibe un mayor aporte de nutrientes y oxígeno, lo que facilita la liberación de toxinas acumuladas y revitaliza la piel.

Por lo general el mesoroller se aplica previamente a tratamientos cosméticos, debido a que incrementa la absorción de los mismos y hace que los principios activos penetren más profundamente, acelerando los resultados. También es un gran complemento de otras terapias como el plasma rico en plaquetas, radiofrecuencia, ultrasonido, etc. La cantidad de sesiones depende de cada caso en particular, pero siempre se requiere que sean constantes, de una a dos por semana.

Endermologie LPG

Es una tecnología de vanguardia que efectúa un lipomasaje intensivo mediante un rodillo y válvula motorizados con aspiración secuencial. Es capaz de mejorar notablemente la circulación de la sangre y linfa, reducir medidas, flacidez, y combatir la celulitis.

Endermologie emite señales a las células que activan determinados procesos naturales, obteniendo resultados en poco tiempo. Por ejemplo, en los tratamientos para reducir la flacidez incentiva la síntesis de colágeno, elastina, y la creación de ácido hialurónico, a la vez que acelera el trabajo de los fibroblastos mediante las válvulas motorizadas del aparato.

Con Endermologie se puede conseguir:

  • Relleno de arrugas.

  • Mejora del tono y firmeza de la piel.

  • Eliminación de adiposidad localizada en rostro y cuerpo.

  • Alisado de los pozos de la celulitis.

  • Eliminación del edema.

  • Mejora en la circulación sanguínea y linfática.

En los tratamientos corporales, Endermologie ofrece la ventaja de tensar la piel a la vez que reduce medidas y modela la silueta, lo que impide que la zona tratada quede flácida y a la vez que elimina patologías asociadas como es la celulitis flácida.

Radiofrecuencia multifrecuencial

Es un tratamiento estético muy empleado en caso de pieles sumamente laxas y/o envejecidas, también se utiliza combinadamente con terapias de reducción corporal para evitar la aparición de flacidez cuando se elimina un porcentaje considerable de adiposidad localizada.

La radiofrecuencia multifrecuencial genera lesiones microscópicas por calor, responsables de la respuesta inflamatoria del tejido y la consecuente contracción y acortamiento de las fibras colágenas. Por ende, la piel se vuelve más elástica y se eleva, reduciendo la laxitud y mejorando el contorno.

De forma simultánea, el calor activa los fibroblastos dando origen al proceso de neocolagénesis y neoelastogénesis, razón por la que los septos fibrosos se organizan y el tejido de la zona tratada se engrosa. Con el transcurso del tratamiento, la piel se torna más densa, turgente y rejuvenecida.

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …