Inicio / En forma / Dietas / ¡Cuidado con los excesos! 6 alimentos de los que no deberías abusar en Navidad

En forma

¡Cuidado con los excesos! 6 alimentos de los que no deberías abusar en Navidad

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 15 de diciembre de 2015
86 compartidos

¡La Navidad es época de atracones de comida! Pero basta con controlar lo que comes y con no abusar de los alimentos más perjudiciales en estas fechas para no tener que arrepentirse de los excesos en enero. ¿Sabes con qué alimentos deberías tener cuidado esta Navidad?

Con la llegada de la Navidad, nuestras mesas se llenan de muchos alimentos que no tocamos durante el resto del año, como el turrón, los polvorones o el champán. Y siempre ocurre lo mismo: llevados por el espíritu navideño, terminamos abusando de ellos en cada comida y en cada cena que hacemos con nuestra familia o amigos, para después lamentarnos de los excesos cometidos durante las fiestas. El problema, como en todo, no viene cuando comemos un poco de estos alimentos, sino cuando nos excedemos con ellos. Pero, ¿sabes exactamente cuáles son los productos que deberías controlar estas navidades? ¡Te lo descubrimos!

Embutido

En cualquier comida o cena de Navidad que se precie, los embutidos están presentes o bien como entrantes o bien como aperitivos. El chorizo, el salchichón o el lomo están riquísimos (de eso no hay duda), pero aportan una gran cantidad de grasas saturadas y colesterol. Además, estas carnes procesadas duplican la cantidad diaria de sal y sodio recomendada para nuestro cuerpo, por lo que se debe moderar su consumo. ¡Mejor optar por el pavo o el jamón york!

Paté

El paté contiene una gran cantidad de proteínas, pero también de grasas, ya que en su composición se mezcla tocino, carne, huevos, leche, harinas y condimentos. Los patés son muy nutritivos, pero su ingrediente principal, el hígado de cerdo, presenta un 27% de grasa, en torno a 300 calorías por cada cien gramos y un alto nivel de colesterol (100 mg cada 100 g, más que las carnes y los embutidos). ¡Así que consúmelo con moderación!

Salsas

Casi todos los platos propios de Navidad suelen ir acompañados de salsas, cremas y purés que aportan un número altísimo de calorías, y que por suerte, pueden ser prescindibles. Puedes sustituir la mayonesa o la salsa rosa (170 calorías por cucharada sopera) por una salsa más ligera a base de lactonesa (mayonesa sin huevo) o tomate natural; o sustituir los aliños y cremas por el propio jugo de la carne o del pescado, sin tener que hacer uso de natas o harinas. ¡Así contribuirás a reducir tu colesterol! También puedes acompañar tus comidas con otros aderezos más sanos. Aquí tienes algunas ideas.

Polvorones

Estos dulces navideños tan típicos suponen un gran problema si se comen sin control. Cada polvorón es una bomba calórica (500 kcal por 100 gramos), ya que está hecho de harina, manteca de cerdo y azúcar. Gran parte de su composición es grasa, y sus nutrientes, los preferidos por el cuerpo, son de absorción rápida, lo que estimulará el apetito aún más. Por ello, probarlos sí, ¡pero atiborrarse a ellos no!

Bombones y turrones

Al igual que los polvorones, los bombones y el turrón están en el punto de mira. No son tan perjudiciales como los mantecados, pero el problema es que su consumo no sacia lo suficiente y eso hace que tendamos a comer más cantidad de la necesaria. Los bombones y turrones de chocolate tienen una gran cantidad de calorías por la combinación de azúcar y grasa, por lo que deberías comerlos sólo en momentos puntuales, en pequeñas cantidades y a poder ser escogiendo sólo los que sean de chocolate negro o puro. ¡También hay opciones light en el mercado!

Alcohol

No podíamos olvidarnos de él: en forma de vino, cerveza, cava o champán, el alcohol está presente en todas las celebraciones. Y éste no sólo nos aporta calorías vacías (sin nutrientes), sino que también influye en nuestro sistema nervioso central y en nuestra capacidad de autocontrol, por lo que su abuso hará que tengamos más ganas de comer de manera descontrolada. El alcohol también puede ser responsable de malas digestiones y problemas intestinales.

Y además:
¡Autocontrol! 7 consejos para evitar los atracones en Navidad
30 superalimentos para una vida más saludable

por Cristina Cañedo 86 compartidos

Puede interesarte