Inicio / En forma / Dietas / Dieta Weight Watchers: la dieta de los puntos que te hará feliz

© iStock
En forma

Dieta Weight Watchers: la dieta de los puntos que te hará feliz

Miriam Aguilar
por Miriam Aguilar Publicado en 2 de noviembre de 2015
100 compartidos

Quieres perder peso, pero estás harta de las dietas milagro y de pasar hambre. No te preocupes, existe un método que puede ayudarte a conseguir tu objetivo. Se llama Weight Watchers, en España traducido como entulínea. Se trata de una dieta en la que puedes comer de todo. Has leído bien, ¡de todo! Lo único que tienes que tener en cuenta son los puntos que tiene cada alimento, y no pasarte de los que te hayan asignado para gastar en el día. ¿Tienes dudas? ¡Pues sigue leyendo!

Desde 1963, la dieta Weight Watchers (llamada entulínea de Weight Watchers en España) ha conseguido millones de adeptos en todo el mundo gracias a su concepto único. "Queremos animar a la gente a perder peso disfrutando de la comida y haciendo una vida normal", explica Laura Seiz Loeches, monitora de En tu línea. Para conseguirlo, tenemos la ayuda de los puntos, o como ellos los llaman, propoints. Cada alimento tiene unos propoints en función de sus nutrientes (teniendo en cuenta fibra, grasas, hidratos de carbono y proteínas) y del tiempo que nuestro cuerpo necesite para metabolizar los alimentos.

Fresas © istockphoto

¿Cómo podemos saber cuántos puntos tiene un alimento? Muy fácil. A través de la guía del plan, que te ofrecen cuando te matriculas en el programa presencial, mediante su web o en su app. También cuentan con una calculadora y una báscula para ver los puntos de productos envasados. En el caso de la báscula, además, podrás calcularlos en función de su peso. "Te facilita mucho la vida", comenta Laura.

De la misma manera que cada alimento tiene una cantidad de propoints, nosotros tenemos otra, que va en función de nuestra estatura, sexo, peso y edad. En entulínea lo llaman "capital diario". Tomando esas referencias, se calcula el de cada persona, que funciona como un "presupuesto". Cada día tenemos una cantidad de propoints para consumir en comida y en bebida. "Hay que gastar todos esos puntos, ya que si gastáramos menos el metabolismo, que es muy listo, va a entender que le estás privando de energía (alimento) y cuando hagas la siguiente ingesta va a almacenar esa nueva energía en forma de grasas. Aunque te parezca que comes mucho, tienes que seguir con el plan para adelgazar correctamente", explica la experta.

A parte de esos puntos diarios, cada persona cuenta con 49 puntos extras semanales, que se pueden utilizar como queramos "para ocasiones especiales, invitaciones que no te esperabas, para darte un capricho o incluso para hacer las porciones más grandes". Si, por ejemplo, has comido fuera y has gastado más propoints de lo habitual podrías llegar a la cena con pocos puntos y quedarte con hambre. En ese caso, puedes tirar de esos extras, para hacer una cena completa.

También nos dan propoints a través de la actividad física. En la guía del plan viene una tabla que, en función del peso, el tiempo que dedicas a la actividad y la intensidad (baja, media o alta), nos dice cuántos puntos hemos ganado. "Estos puntos no los enfocamos de cara a poder comer más, pero si un día los necesitas porque vas a comer fuera, puedes usarlos". La aplicación o la web también calculan los propoints de las actividades más comunes (aeróbic, ciclismo, caminar...)

Es esencial hacer cinco comidas al día, y que el desayuno tenga hidratos, frutas, proteínas y lácteos. "Así empezamos el día con energía". Tenemos que llevar un control de lo que comemos, bien con la aplicación, bien con una libreta. "El boli adelgaza", dice Laura en sus reuniones. Tomar conciencia de lo que estás consumiedo, a través de un gesto tan simple como es la escritura, puede ayudarte mucho.

Otra forma de utilizar el programa: No contar propoints

Sí, también podemos seguir el método Weight Watchers sin contar puntos. ¿Cómo? A través de los alimentos saciantes, es decir "aquellos que tienen menos grasas, menos sales, menos azúcares. Son alimentos más magros. Verduras, frutas, carnes magras... E incluso pastas integrales. Hay muchas posibilidades, pero tienes que ceñirte sólo a ellas. Ya no podrás comer de todo".

Puedes seguir esta variante del método todos los días de la semana, un día a la semana, dos... "Si quisieras comer algo no saciante, tendrías que tirar de los 49 propoints extra semanales. Es recomendable no usar más de 7 puntos en un día saciante, para no mezclar demasiado las comidas", comenta la experta. Por otro lado nos cuenta que "también es bueno puntuar para no echar de menos ciertas cosas y no tener la sensación de estar a dieta. "En realidad lo que estamos haciendo es aprender a comer. Recomiendo los días saciantes si vas a tener una semana complicada. Por ejemplo, si vas a salir a comer fuera de casa bastante o vas a tener una boda, etc. Si es el caso, entonces procura hacer muchos días saciantes esa semana. O hazlos si simplemente no te apetece puntuar un día. Pero tienes que planificarlo".

Cómo empezar entulínea

Existen dos formas de seguir el método:

Presencial: con pases mensuales (39,50 euros) o trimestrales (consultar precios en su web). En ocasiones, la web propone ofertas como el primer mes gratis, o tres meses al precio de uno... Esta opción permite tener acceso a la totalidad del plan y asistir a una reunión una vez a la semana. Se trata de una terapia de grupo dirigida por una monitora que te mostrará las pautas a seguir para que tu pérdida de peso sea un éxito. La motivación es la clave de estas reuniones. Sus asistentes comparten sus experiencias y se ayudan para alcanzar sus objetivos. La frustración aquí no existe: "Nunca pienses 'ya lo he estropeado' por haberte salido un día. Todo es recuperable", comenta Laura. Las reuniones duran entre 30 minutos y una hora. Comienzan pesando a cada persona, algo que se realiza de forma privada, y luego con una charla guiada por la monitora, pero en la que todo el mundo aporta su granito de arena. Es ideal para esas personas que necesitan un empujón en su día a día. Además de las reuniones y el material escrito, tendrás acceso a la web y a la aplicación del móvil.

On line: Es otra forma de seguir el plan, quizá enfocada a un público más joven, acostumbrado a las nuevas tecnologías, o para gente que no disponga de tiempo para pasar por una reunión. El material que ofrecen es el mismo que en el método presencial, pero lo tendrás todo on line (web y aplicación). Si prefieres tenerlo en papel, no tienes más que imprimir lo que necesites. Puedes hablar con las monitoras a través de la web o por facebook, pero no podrás asistir a las reuniones. Eso quiere decir que tú serás la que controle tu propio peso, así que no te mientas a ti misma si quieres conseguir resultados. Esta vía implica una mayor automotivación y autonomía. Podría parecer más complicada que la presencial, pero en realidad en la web todo está muy bien explicado y cuentas con las mismas recetas y consejos que tendrás en las reuniones. Desde "En tu línea" nos cuentan que en España aproximadamente un 80% de su público elige el método presencial, cifra que se invierte cuando se trata de otros países como USA. "Todo tiene que ver con la cultura tecnológica que tenga el país, no es que haya una opción mejor que otra".

¡El binomio lechuga-pechuga se ha acabado!

En tu línea cuenta con un sinfín de recetas para que no te falten las ideas. Entre ellas encontramos pasta, legumbres, tartas... Increíble, pero cierto. Puedes comer de todo cuando cuentas puntos. Cuando realizas el método presencial, te darán un libro lleno de recetas. Cuando lo haces on line, tienes todas las recetas en la web y en la app. Puedes buscar por alimento, tipo de comida, etc. Todas las recetas vienen con sus puntos indicados. Si quieres ver algunos ejemplos de recetas, haz clic aquí.

El método Weight Watchers en 4 puntos

- Personalizado. Desde el primer momento, se atribuye un capital de puntos a cada persona que quiera perder peso. Este capital se calcula en función de la edad, el sexo, la altura, el peso y la actividad física diaria. Corresponde a las necesidades energéticas adaptadas a cada uno para perder peso, según las bases de un régimen hipocalórico (ingesta alimenticia inferior a las necesidades).

- Equilibrado. En el régimen Weight Watchers nada está prohibido. Todo debe ser consumido en cantidades razonables y de modo variado, es decir, intentando consumir cada día al menos 5 porciones de frutas y verduras, 2 o 3 productos lácteos, 2 o 3 cucharadas de materia grasa vegetal, glúcidos al menos 2 veces al día, un alimento rico en proteínas y de 1,5 a 2 litros de líquido (uno de ellos de agua). De este modo no hay carencias.

- Flexible. Simple y práctico, el sistema del capital de puntos evita tener que pesar los alimentos. Todo lo que se ingiere o se bebe se valora en unidades de puntos (llamados propoints) en función de los índices de lípidos y las calorías. En el día a día, las unidades de propoints se contabilizan hasta alcanzar el capital personal.

- Evolutivo. El método es muy completo: engloba las grandas etapas de toda pérdida de peso exitosa: el adelgazamiento, la estabilización y el mantenimiento a largo plazo.

La clave del éxito de En tu línea de Weight Watchers

En definitiva, más allá del apoyo, esta dieta se basa en comer con cabeza, aprendiendo a compensar unas comidas con otras, añadiendo más frutas y verduras en tu día a día y practicando más ejercicio físico. ¡Toma nota de nuestros consejos y ponte a ello!

Para más información consulta www.entulinea.es

Y además
La dieta de los puntos paso a paso
Índice de saciedad: ¡adelgaza sin pasar hambre!

por Miriam Aguilar 100 compartidos

Puede interesarte