Inicio / Cocina / Cocina internacional / Pollo al ajillo: cómo hacer una receta de pollo al ajillo tradicional

Cocina

Pollo al ajillo: cómo hacer una receta de pollo al ajillo tradicional

por Carla Dominguez Publicado en 11 de abril de 2019

El pollo es un alimento muy saludable y fácil de hacer que podrás tanto en un comida del día a día como con amigos. Si dentro de poco tienes una comida especial, apuesta por el pollo al ajillo, y ¡triunfarás!

Muchas veces cuando escuchamos la palabra ajo en la cocina temblamos un poco. Sin embargo, con esta receta no tendrás nada de miedo de añadir ajo. Te enseñaremos a hacer la receta tradicional del pollo al ajillo, con qué acompañamientos ponerlo, y por supuesto cómo pelar los ajos y digerirlos mucho mejor. ¿Te atreves?

El pollo es una carne blanca que se incluye en muchas dietas, y además les encanta a los niños. El sabor de esta carne no es tan fuerte como otras por eso es una buena alternativa si también vas a hacer una comida en casa, y quieres acertar.

Pero, ¿cuántas calorías realmente tiene el pollo? El pollo es un alimento clave en cualquier dieta. Por cada 100 gramos el pollo tiene unas 239 calorías. Además, puedes combinarlos con multitud de alimentos y crear nuevos platos saludables y sanos.

Receta de pollo al ajillo tradicional paso a paso

Ingredientes

  • 1/2 kg de pollo
  • Aceite de oliva
  • Harina de trigo
  • 10 ml de zumo de limón
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 150 ml de vino de Jérez
  • Hoja de laurel

Modo de preparación
Al comprar el pollo es mejor que lo hagas como pechuga más que filetes. Con este corte podrás hacer mejor el pollo al ajillo ya que podrás trocearlo y poder así hacer la receta tradicional. Lo primero que tenemos que hacer para la receta es poner en la sartén un poco de aceite de oliva y unos dientes de ajo. Con este truco ya conseguirás ir aromatizando el aceite con ajo e ir consiguiendo más sabor.

Luego sazona bien las pechugas que tenías reservadas en trozo y pásalas un poco por harina de trigo. Una vez que las tengas ya con la harina, introdúcelas en la sartén con el aceite de oliva y el ajo. Una vez que estén bien doradas quita un poco el exceso de aceite para que no queden muy grasientas y añade un toque de zumo de limón. Posteriormente, añade un toque de caldo de pollo para que quede mucho más jugoso. También introduce en este instante el laurel y los dientes de ajo. Una vez que el caldo de pollo se evapore añade el vino para darle el toque final.

Una vez que el plato esté listo añádelo en una fuente de barro e incorpora más dientes de ajo para decorar el plato. Si quieres puedes darle un toque de calor en el microondas para que no estén crudo y terminar de hacerlos rápidamente en la sartén donde has hecho el pollo.

Descubre: 25 recetas bajas en sal y llenas de sabor

Recetas con un bajo contenido en sal © iStock

5 trucos sobre el ajo que debes saber

1. Para pelar el ajo de forma sencilla, y sin dejar olor en tus manos introdúcelos en el microondas al menos 15-20 segundos. Podrás quitar la piel al momento.
2. Para tener menos problemas de digestión es importante que le quites al ajo la zona central, es decir lo verde. Esto es lo que hará que las comidas te repitan y no tengas una buena digestión.
3. Para quitar el olor a ajo de las manos no solo debes lavarlas con jabón sino también un buen truco es añadir café. Otra opción es lavar las manos con vinagre blanco y aceite de oliva o incluso con bicarbonato y agua. Todos estos productos suelen acabar con los malos olores.
4. El aliento que deja el ajo es bastante notable por eso si lo más importantes es que puedas lavarte los dientes de forma inmediata, justo después de haber comido con ajo. Si no es así, te aconsejamos beber un café tras la comida, o un yogur. Los lácteos ayudan a quitar esta intensidad del ajo que se queda en la zona de la boca, y que produce el mal aliento.
5. Para el mal olor que deja el ajo por ejemplo en las tablas de cortar, una buena opción es restregar zanahoria cruda, ya que acaba bastante rápido con el mal olor.

Además:
Pollo al horno: cómo lograr que quede un plato jugoso y crujiente
Cómo hacer fajitas de pollo: la receta para darte un festín mexicano

4 recetas fáciles y sencillas para una vida "healthy"

por Carla Dominguez

Puede interesarte