Inicio / Maternidad / Embarazo / Consejos para prevenir la incontinencia durante y después del embarazo

© iStock
Maternidad

Consejos para prevenir la incontinencia durante y después del embarazo

por Redacción enfemenino Publicado en 8 de octubre de 2018
A-
A+

Una buena hidratación, una dieta equilibrada y practicar ejercicios de Kegel ayudan a prevenir o superar la incontinencia urinaria por esfuerzo

La incontinencia urinaria por esfuerzo es causada por movimientos físicos que se ejercen sobre la vejiga pudiendo provocar escapes de orina. Acciones tan simples como reír, estornudar, toser o realizar algún ejercicio físico pueden producir alguna fuga. En muchas ocasiones, este tipo de incontinencia se debe a un suelo pélvico débil, ya que este es el responsable de sostener la vejiga, el intestino y el útero. Esfuerzos físicos como los que se realizan durante el parto pueden afectar a la vejiga y a la uretra, aumentando las posibilidades de padecer incontinencia.

​Pero no solo el parto, sino también la gestación puede provocar futuras pérdidas de orina. Durante el embarazo, la vejiga está sometida a una presión constante por parte del útero, que crece cada semana. Esta amplitud provoca que el cuerpo tenga menos espacio para almacenar orina y se haga más difícil controlar los espasmos causados por la vejiga al reír, toser o estornudar.

​Para prevenir y tratar la incontinencia durante y después del embarazo es recomendable tener en cuenta los siguientes consejos:

Cómo prevenir la incontinencia urinaria durante y después del embarazo

  • Alimentación saludable

Mantener una dieta equilibrada es importante para evitar posibles irritaciones de la vejiga. Durante el embarazo, se debe evitar el estreñimiento para tener un buen control de la incontinencia urinaria. Alimentos con alto contenido en fibra y saludables, como los cereales de grano entero, frutas, verduras y legumbres deben ser incorporados en la dieta. Bebidas con cafeína y ciertos alimentos no son indicados, ya que causan estreñimiento y ejercen presión sobre la vejiga, aumentando la posibilidad de tener fugas.

Descubre: ¿Qué alimentos puedo comer durante el embarazo?

Muesli © iStock

  • Mantener la hidratación

Para limitar la posibilidad de padecer incontinencia urinaria durante el embarazo y prevenir infecciones en el tracto urinario, se recomienda ingerir ocho vasos de agua al día. Mantenerse hidratada durante este período es indispensable para ayudar a la salud del bebé ya mantener el control de la vejiga.

  • Ejercicio moderado

Para proteger el suelo pélvico es importante tener una rutina de ejercicios sencilla y de bajo impacto con los que no se ejerza mucha presión sobre el vientre. El yoga o la natación son buena opción para disminuir tensión sobre los músculos pélvicos, a la vez que ayudan a controlar la vejiga. Mantener una buena postura y evitar levantar objetos pesados son recomendaciones esenciales a seguir durante la gestación.

  • Ejercicios de Kegel

Empezar con una rutina de ejercicios de Kegel antes y durante el embarazo es una de las estrategias más efectivas para controlar la incontinencia. Estos ejercicios ayudan a mantener el control de la vejiga después del parto y ayudan al cuerpo a una pronta recuperación.
Tras el parto, se recomienda esperar un mes y medio para empezar a practicar esta rutina. Los ejercicios de Kegel se pueden realizar con la ayuda de ejercitadores para conseguir una mayor recuperación en menos tiempo.

Por ejemplo, la Rutina de Kegel Laselle de Intimina es una buena opción para iniciarse tras la recuperación del parto. Estos ejercitadores están compuestos de tres esferas de distintos pesos (28 gr, 38gr y 48gr) que proporcionan la cantidad justa de resistencia para mejorar la fuerza del suelo y asegurar que se está realizando la técnica correcta de levantar hacia arriba.

Por su parte, el KegelSmart de Intimina es muy recomendable para conseguir los máximos beneficios. Este dispositivo, fabricado en silicona de grado médico, reconoce la fuerza de la musculatura, seleccionando el nivel de ejercicio que mejor se adapte a las necesidades de la mujer e indicando la rutina a realizar con suaves vibraciones.


Contenido elaborado en colaboración con Intimina.

Y además:
¿Sabías que los orgasmos son mejores si tienes el suelo pélvico fuerte?
Menopausia y suelo pélvico: ¿cómo fortalecerlo?
La importancia del suelo pélvico antes y después del parto
5 posturas sexuales que te ayudarán a combatir el estrés

por Redacción enfemenino

Puede interesarte