Inicio / En forma / Salud / ¿Sensación de mareo? Conoce sus causas y cómo te puede afectar

© Getty
En forma

¿Sensación de mareo? Conoce sus causas y cómo te puede afectar

por Carla Dominguez Publicado en 28 de marzo de 2019

Sufrir mareos de forma ocasional no significa que tengamos una enfermedad puede deberse a muchos motivos, ¡te lo contamos!

Inestabilidad, mareos, pérdida de equilibrio, visión borrosa...Estos son algunos de los síntomas más comunes cuando tenemos mareos. Un problema que sufren muchas personas de forma ocasional y que no siempre tiene que ver con el mismo motivo.

Los mareos son confundidos normalmente con los problemas de vértigo. Sin embargo, son dos cosas muy distintas y que debes saber diferenciarlas bien. Cuando sufrimos de vértigo quiere decir que tenemos la sensación de que las cosas de nuestro alrededor se desplazan y comienza a girar de forma rápida. Es una sensación bastante agobiante y que muchas personas sufren de manera constante. Mientras tanto los mareos tienen que ver más bien con la inestabilidad de nuestro cuerpo como por ejemplo cuando viajamos en un barco.

Tipos de mareos

Los mareos suelen tener los mismos síntomas pero pueden dar por diversos motivos. Aunque sean de forma constante es importante que aún así acudas a tu médico y te revises. Aquí te dejamos algunos de los tipos de mareos más comunes.

Mareo por bajada de tensión

Los mareos asociados a las bajadas de tensión son los más comunes. Lo notarás por ejemplo si cambias de posición muy rápido. La bajada de tensión además suele provocar visión borrosa, confusión y somnolencia. La hipotensión no es un problema, pero si debes tener cuidado que si sufres de bajadas de tensión de forma continua llevar algo salado en el bolso para subir la tensión de forma rápida. También es importante que si te vas notando mareado inmediatamente te sientes para evitar que te des un golpe.

Mareo por bajada de azúcar

Los mareos pueden aparecer cuando llevamos mucho tiempo sin comer o llevamos una mala alimentación. Esto nos produce hipoglucemia, lo que conocemos de forma común como "bajadas de azúcar". ¿Qué ocurre cuando se producen las bajadas de azúcar? Normalmente, los mareos por el azúcar vienen asociados a sudoración fría, fatiga y nerviosismo. La solución más efectiva es tomar carbohidratos lo antes posible para poder recuperar esa falta de azúcar. La mañana es el momento en el que se suelen producir con mayor frecuencia estos bajones de azúcar o también si estás en una zona donde hay demasiado calor o hacemos un ejercicio muy elevado.

Mareo por exposición solar

¿Quién no ha pasado más horas de la cuenta bajo el sol? Seguro que has llegado después de un día de playa cansado y en ocasiones con incluso algún mareo. Esto es debido a que si pasamos muchas horas bajo el sol podemos llegar a marearnos. En este momento, la temperatura corporal aumenta de forma considerable y durante muchas horas por lo que se produce la temida insolación. Cuando se produce un golpe de calor se debe acudir de forma urgente al médico ya que el cuerpo está deshidratado, y podemos llegar a sufrir en un caso más grave hipetermia. Esto no quiere decir que no podamos coger sol, pero si que debemos hacerlo cuando no son las horas puntas de mayor exposición solar como puede ser a mediodía. Y por supuesto, es importante controlar las horas que pasamos al sol, y alternar con baños para refrescarnos.

Descubre: 30 trucos para combatir el calor sin aire acondicionado

Trucos contra el 'caloret' © iStock

Cómo actuar ante un mareo

1. Mantener la calma: es importante que si notas que te estás mareando o veas a una persona marearse no te pongas nervioso ya que lo empeorará.
2. Sentarse o tumbarse: si notas los síntomas de mareo lo mejor es sentarse de forma inmediata. No importa si estás en la calle, es mejor que te sientes un segundo antes de que te puedas caer de forma brusca.
3. Respira de forma profunda: inhala con calma hasta que el mareo se te vaya pasando. Es importante que mantengas la calma y que ayudes también a tu mente a relajar el resto del cuerpo.
4. Elevar las piernas: si el mareo es muy intenso es mejor tumbarse y elevar las piernas. Pide ayuda y que otra persona te mantenga las piernas de forma elevada. Esto hará que el flujo sanguíneo vaya circulando de nuevo de forma correcta.
5. Ventila la habitación: es importante que recibas aire fresco, por lo que si puedes que te abaniquen o por lo menos que la habitación esté lo más aireada posible.
6. No comas: es importante que no comas ni bebas nada hasta que te recuperes del todo. Es vital que lo hagas ya que se puede perder el conocimiento y por tanto, te puedes atragantar.
7. Hidratación: una vez que el mareo se haya pasado sí que debemos hidratarnos lo máximo posible y así poder recuperarnos.

Si quieres conocer la experiencia de otros con sensación de mareo, puedes hacerlo aquí. Allí también podrás compartir lo que te ocurre y saber más sobre el tema. Eso sí, aunque esto pueda servirte de ayuda, no olvides acudir a un especialista que valore tu caso de forma personal.

Además:
30 trucos para combatir el calor sin aire acondicionado
El agua, la bebida más saludable para tu organismo
Urticaria: qué es y cómo aliviar el picor

por Carla Dominguez

Puede interesarte