Inicio / En forma / Salud / Sensación de algo en la garganta, ¿qué puede ser?

© Getty
En forma

Sensación de algo en la garganta, ¿qué puede ser?

por Carla Dominguez Publicado en 1 de abril de 2019

¿Te cuesta tragar algunos alimentos o notas una sensación extraña en la garganta? Te contamos por qué puede ser y cuáles son los síntomas.

Los dolores de garganta son habituales cuando comenzamos a ponernos resfriados. Incluso en muchas ocasiones solemos tener dificultad al tragar al tener la garganta bastante inflamada por el virus. Esto se trata de un proceso gripal que solemos tener con los cambios bruscos de temperatura o incluso con los cambios estacionales. Incluso en otras ocasiones este nudo en la garganta también se produce por nervios y ansiedad de manera puntual. Pero, ¿qué ocurre cuando la dificultad al tragar se vuelve de forma constante?

Cuando tenemos dificultad al tragar y molestias constantes en la garganta podemos estar ante una disfagia. La disfagia, según Sanitas es la dificultad al tragar tanto alimentos sólidos, líquidos como incluso la propia saliva. Esta dificultad al tragar suele estar asociada según ellos a alguna alteración cerebral o muscular que interviene en el proceso de deglución.

Síntomas de la disfagia

Los signos y síntomas asociados a la disfagia pueden ser estos:

  • Dolor al tragar
  • Imposibilidad de terminar el proceso de deglución
  • Sensación de tener algo en la garganta de forma constante
  • Acidez estomacal
  • Bajada de peso de forma considerable
  • Tos o arcadas a la hora de tragar
  • Problemas para tragar alimentos de mayor tamaño

¿Cuáles son las causas de la disfagia?

Según, la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) las causas de la disfagia pueden ser muy variadas y depende mucho del tipo de disfagia. Las causas más comunes se dividen en dos tipos de disfagia: orofaríngea y faríngea.

Disfagia orofaríngea

Hay determinadas causas que provocan en este tipo de disfagia dificultad al tragar, y por tanto lesiones en la garganta. Este tipo de disfagia no solo dificulta el proceso de deglución sino también puede conllevar otros efectos como vómitos, tos constante entre otros. Te contamos a qué puede deberse:

Transtornos neurológicos: las enfermedades mentales pueden afectar también a la zona de los músculos de la garganta como puede ser la esclerosis múltiple o el parkinson.
Daño neurológico: un daño repentino como un accidente en la zona del cerebro o una lesión en la médula espinal pueden provocar también dificultades para tragar.
Cáncer: algunos tipos de cáncer, y tratamientos oncológicos pueden llegar a causar disfagia, y por tanto dificultan el tragar ciertos alimentos.

Disfagia faríngea

Acalasia: cuando el músculo esofágico interior (esfínter) no se relaja de forma adecuada no permite que los alimentos pasen de forma correcta, y puede provocar que los alimentos regresen a la garganta. Esto también puede ocurrir cuando los músculos de la garganta no están lo suficientemente fuertes.
Reflujo gástrico: las lesiones en los tejidos esofágicos provocados por el ácido estomacal que retrocede al estómago y pueden influir en el estrechamiento de las paredes del esófago.
Radioterapia: este tratamiento oncológico puede producir inflamación y cicatrices en el esófago.
Esclerodermia: la presencia de un tejido similar a una cicatriz, puede causar rigidez y endurecimiento de los tejidos en la zona de la garganta, lo que puede finalmente debilitar el esfínter. Esto hace que se provoque acidez en el esófago y también en el estómago.
Anillo esofágico: el estrechamiento de la parte inferior del esófago puede provocar dificultad para tragar alimentos sólidos de manera intermitente.
Esofagitis eosinofílica: esta afección puede estar relacionada con una alergia alimentaria que se debe a una superpoblación de células llamadas «eosinófilos» en el esófago.

¿Qué hacer para mejorar la disfagia?

Lo primero que debes hacer es ir al médico. Ante cualquier anomalía que observemos en nuestro cuerpo es importante acudir a un especialista, que sabrá darte un diagnóstico así como un tratamiento más profesional. Si ya te han diagnosticado disfagia estos son algunos de las cosas que puedes hacer para ir mejorándola:

  • Comer despacio y piezas pequeñas. Es importante que comas lento y proceses bien los alimentos que ingieras para que puedan pasar mejor por la faringe.
  • Evita elementos que te distraigan a la hora de comer y céntrate en ese momento de la comida.
  • Pide ayuda a un profesional sobre técnicas para poder diluir la comida de mejor forma.
  • No comas inclinado o en una mala postura, intenta que siempre sea recto y bien incorporado para que la comida pueda traspasar bien la garganta.
  • Pide cita con un nutricionista y que te asesore sobre qué alimentos comer y qué tipos de cocción van mejor para la disfagia.

Si quieres conocer la experiencia de otras personas sobre esta sensación de dolor en la garganta y dificultad al tragar, puedes hacerlo en esta conversación del foro de enfemenino. Allí también podrás compartir lo que te ocurre y saber más sobre el tema. Eso sí, aunque esto pueda servirte de ayuda, no olvides acudir a un especialista que valore tu caso de forma personal.

Además:
Óvulos vaginales: ¿qué pasa después de ponerte un óvulo?
No me viene la regla tomando anticonceptivos, ¿por qué puede ser?

Urticaria: qué es y cómo aliviar el picor

por Carla Dominguez

Puede interesarte