Inicio / En forma / Salud / ¿Qué es la vejiga hiperactiva? Causas y soluciones

© iStock
En forma

¿Qué es la vejiga hiperactiva? Causas y soluciones

por Elvira Sáez Publicado en 31 de diciembre de 2018

Una persona puede visitar el baño unas ocho veces al día. Sin embargo, si se visita más de lo normal y con mucha frecuencia es posible que exista un problema conocido como vejiga hiperactiva.

Dentro de los distintos tipos de incontinencia está la llamada incontinencia de urgencia o vejiga hiperactiva, la cual implica la incontrolable necesidad de orinar. ¿Cómo se puede saber si se padece esta afección? Por ejemplo, la persona tiene una intensa necesidad de ir inesperadamente al baño, se visita con más frecuencia (más de ocho veces al día), en ocasiones, se siente la vejiga llena pero solo se expulsa unas cuantas gotas, y por la noche se visita el baño dos o más veces.

Causas de la vejiga hiperactiva

La incontinencia de urgencia suele ser causada por las contracciones o espasmos involuntarios de la vejiga. Esto puede ocurrir como resultado de varios factores:

Daño en los nervios: la función de la vejiga se produce por una serie de señales nerviosas. Si esos nervios están dañados debido a un accidente cerebrovascular, diabetes, esclerosis múltiple u otra condición médica grave, es posible que la vejiga se contraiga cuando no esté llena y cause fugas.

Infecciones del tracto urinario: los síntomas de una vejiga hiperactiva son muy similares a los producidos por las infecciones de orina, que provocan una necesidad imperiosa de ir al baño.

Envejecimiento y menopausia: al igual que el resto del cuerpo, la vejiga experimenta cambios significativos después de la menopausia. Dado que el tejido de la vejiga se compone de estrógeno, una caída en su producción combinada con la pérdida general de tono muscular asociada con el envejecimiento conduce a una vejiga debilitada.

Músculos del suelo pélvico débiles: los músculos del suelo pélvico son vitales para mantener la continencia urinaria. A lo largo de la vida, pueden debilitarse como resultado del embarazo y del parto, la menopausia, o incluso por el aumento de peso o por la práctica de deportes de alto impacto. Esto puede conducir a fugas de la vejiga y otras condiciones graves.

¿Cómo prevenir la una vejiga hiperactiva?

Existen algunas soluciones para mejorar la función de la vejiga y reducir la incontinencia de urgencia.

Cambiar la dieta por una más equilibrada. Como parte del sistema digestivo, la vejiga se ve directamente afectada por los alimentos que ingerimos. Por ello, es importante mantener una dieta equilibrada y evitar coger mucho peso. De hecho, algunos pequeños cambios en la alimentación pueden ayudar a prevenir las fugas. Asimismo, es importante controlar la ingesta de líquidos y evitar los diuréticos como la cafeína y el alcohol.

Realizar actividad física con regularidad. Practicar ejercicio es un gran beneficio para la salud. Salir a caminar o practicar yoga son muy buenas herramientas para fortalecer la vejiga. Es importante evitar practicar deportes de alto impacto que puedan poner en riesgo la musculatura pélvica.

Practicar ejercicios de Kegel. Los ejercicios de Kegel no solo funcionan para prevenir y tratar la incontinencia urinaria, sino que además tienen diversos e increíbles beneficios para la salud de la mujer a cualquier edad. Consiste en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos para fortalecer y tonificar la musculatura pélvica. Para ello, existen métodos auxiliares que son de gran ayuda para conseguir los máximos beneficios a corto plazo. Es el caso de la rutina de Kegel Laselle de Intimina, unas esferas de distintos pesos (28gr, 38gr y 48gr) que proporcionan la cantidad justa de resistencia para mejorar la fuerza del suelo pélvico en función del estado del que partamos y asegurar que se está realizando la técnica correcta al tener un estímulo que nos ayude a sentir cómo debemos realizar la contracción muscular.

Asimismo, para un entrenamiento más a fondo, el KegelSmart de Intimina es una buena opción. Se trata de un dispositivo innovador e inteligente que reconoce la fuerza de la musculatura a través de cinco niveles, seleccionando automáticamente el nivel de ejercicio y basándose en la fuerza de contracción y resistencia en la última sesión de entrenamiento. Cuenta con un programa guiado por vibración que indica cuándo se deben contraer y relajar los músculos.

Artículo elaborado en colaboración con Intimina

Descubre: ¡Cuídate! 20 consejos saludables para vivir más y mejor

Consejos saludables para vivir más y mejor © iStock

Más información sobre la vejiga hiperactiva

Y además:
¿Sabías que los orgasmos son mejores si tienes el suelo pélvico fuerte?
Ejercicios para recuperarse tras el parto y tonificar la musculatura pélvica
Menopausia y suelo pélvico: ¿cómo fortalecerlo?

por Elvira Sáez

Puede interesarte