Inicio / En forma / Salud / Conoce todo sobre tu pH vaginal

© Getty
En forma

Conoce todo sobre tu pH vaginal

por Cristina Gonzalez Publicado en 18 de febrero de 2019

La vagina es una de las partes más sensibles del cuerpo de la mujer, pero tiene una gran capacidad y es que se “limpia” a sí misma gracias a la secreción de fluidos naturales y a un ecosistema de bacterias protectoras que ayudan a evitar posibles infecciones.

Contenido elaborado por Intimina.

El pH vaginal expresa el grado de acidez y alcalinidad de la vagina. Las medidas oscilan entre un 0 a 14. ¿Qué significa? Un pH por debajo de 7 es ácido y por encima de esta cifra es alcalino. Mantenerlo en equilibrio, entre un 3,8 y 4,5, es indispensable para la salud de la mujer, ya que favorece el crecimiento de bacterias benignas, y previene posibles infecciones y enfermedades que ocurren cuando su grado de acidez disminuye.


​Si el nivel de pH está por encima de 4,5 es probable ser susceptible a la vaginitis o la inflamación del tejido vaginal, por lo general ocasionadas por infecciones como la candidiasis, la vaginosis bacteriana o la irritación provocada por los productos de cuidado íntimo femenino tradicionales.

¿Qué consejos se pueden llevar a cabo para mantener el pH equilibrado?

1. Duchas regulares (pero con precaución). Debido a que la vagina es más sensible que otras partes del cuerpo, es importante mantener un cuidado diferente. Es recomendable lavar siempre la parte exterior de la vagina y evitar utilizar jabones normales, duchas o champú en la zona íntima, ya que puede alterar la flora natural y su acidez. Para ello, es aconsejable utilizar productos especialmente elaborados para el cuidado íntimo o solo agua tibia.

2. Ropa de algodón. Elegir bien la ropa es indispensable para evitar posibles molestias e infecciones en la zona íntima. Para evitar problemas, es importante evitar ropa muy ajustada o antitranspirante. La humedad es uno de los principales enemigos para la vagina y la salud del pH. La ropa interior de algodón y holgada son la mejor opción para cuidar de la salud íntima.

Descubre: 30 datos curiosos sobre la menstruación que quizá no conocías

30 datos curiosos sobre la menstruación que quizá no conocías © Getty

3. Cambiar con frecuencia los productos para el período. Tener en cuenta el tiempo que llevamos puesto un tampón o compresa es primordial para mantener nuestro pH equilibrado. El uso de tampones durante mucho tiempo aumenta, considerablemente, el riesgo de sufrir una alteración del pH, infecciones, e, incluso, sufrir una enfermedad grave como es el Síndrome del Shock Tóxico (SST). Por otro lado, la exposición prolongada a compresas húmedas también puede irritar la piel y correr más riesgo de desarrollar una infección.

Por ello, es recomendable utilizar productos como las copas menstruales. Las de Intimina, como la Lily Cup, Lily Cup Compact o Lily Cup One (primera y única copa diseñada para adolescentes), están fabricadas en silicona de grado médico, son hipoalergénicas y no producen irritaciones ni sequedad. No absorben, sino que recogen el flujo menstrual protegiéndote hasta 12 horas, respetando el equilibrio íntimo.

4. Usar protección en las relaciones sexuales. Cuando el semen, con un pH de entre 7,1 y 8, entra en contacto con la vagina puede modificar su equilibrio natural. Los preservativos no sólo protegen de las enfermedades de transmisión sexual más comunes durante las relaciones íntimas, sino que también evitan otro tipo de infecciones, como la vaginosis bacteriana.

5. Dieta saludable. Llevar una dieta equilibrada y beber mucha agua es indispensable para mantener la salud vaginal. Las frutas son ideales, ya que por su alto contenido de agua, ayuda a limpiar el cuerpo de toxinas.

Y además:
Menopausia y suelo pélvico: ¿cómo fortalecerlo?
¿Sabías que los orgasmos son mejores si tienes el suelo pélvico fuerte?
Bolas chinas: todo lo que debes saber para disfrutar de sus beneficios

por Cristina Gonzalez

Puede interesarte